Nuevas ministras: Alberto Fernández buscó dar un gesto de autoridad pero generó otro sismo en el Frente de Todos

- Publicidad-

Victoria Tolosa Paz no tendrá margen para satisfacer a los sectores piqueteros duros por falta de fondos; Kelly Olmos no fue consultada con la CGT, aunque le darán un tiempo; Mazzina llega con cuestionamientos. ¿Qué hará Cristina Kirchner?

En una creciente debilidad política por el impacto de la inflación, el presidente Alberto Fernández debió maniobrar de urgencia por la salida sorpresiva de una ministra y la renuncia en cascada de dos ministros apremiados por conflictos sociales. Nombró a tres ministras mujeres con guiños a distintos sectores del Frente de Todos, pero sus designaciones generan demasiados interrogantes.

Según pudo saber A24.com, el Presidente tomó la decisión en Olivos con el núcleo duro de su entorno: el canciller Santiago Cafiero, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

No estaba allí la secretaria legal y Técnica, Vilma Ibarra, ni fue consultada la vicepresidenta Cristina Kirchner ni con el conjunto de gobernadores ni con la CGT. Simplemente se les comunicó la decisión cuando ya estaba tomada.

Una por una, con frentes de conflicto abiertos

La ministra de Trabajo entrante, Kelly Olmos, que reemplazará a Claudio Moroni, tendrá un apoyo por ahora formal de la CGT. Su nombramiento no cayó bien en la central obrera porque no fue consultado con los popes sindicales.

La consideran una dirigente política del PJ porteño incondicional del Presidente y a su entorno y no una interlocutora confiable para el mundo gremial. Sin embargo, la CGT buscará acercar posiciones.

La nueva ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, es mirada con desconfianza por los sectores piqueteros combativos: consideran que no tendrá más margen de acción que el saliente Juan Zabaleta para ampliar la base y el monto de los planes sociales. Presumen que el problema está en el Poder Ejecutivo.

La designada ministra de Mujeres Géneros y Diversidad, Ayelen Mazzina, que viene de San Luis, recibió el apoyo de la ministra saliente Elizabeth Gómez Alcorta, pero fue criticada por la oposición de Juntos por el Cambio.

Gestión y fondos cuestionados en San Luis

Durante el principio de la cuarentena en su provincia, la Policía local fue acusada de matar a Magalí Morales, una mujer de 39 años que salió a comprar alimentos, fue detenida por los uniformados y apareció muerta en la comisaría. Esto fue recordado por varias diputadas de Juntos por el Cambio en la red Twitter.

Además, el diputado provincial Charly Pereira, del PRO, reveló que el gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá, firmó un decreto a Mazzina por el cual le dio 350 millones de pesos para organizar el último fin de semana el 35° Encuentro Plurianual de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, No Binaries e Intersex.

La gobernación había desmentido que apoyaría a ese cónclave de personas de género diverso, pero Pereira dio a conocer un decreto que no fija detalles de los destinos de esos recursos pero lo adjudica a ese encuentro multitudinario.

Señales hacia adentro del Frente de Todos

Las tres ministras asumirán el jueves a las 12 en el Museo del Bicentenario y Alberto Fernández intentará revestir esas asunciones como un relanzamiento de su gestión. Según fuentes del entorno presidencial, el Presidente buscó enviar señales a todos los rincones del Frente de Todos pese a que tomó la decisión dentro de su círculo áulico.

El nombre de Kelly Olmos es una señal hacia el peronismo histórico. La hasta hoy vicepresidenta del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) se identifica con el partido y reporta al sector del PJ porteño que encabeza el albertista a ultranza Juan Manuel Olmos, aunque no son parientes.

Victoria Tolosa Paz tiene una relación tensa con Cristina Kirchner y es una adversaria de La Cámpora en La Plata, distrito que quiere conquistar para ser intendenta. Sin embargo, tuvo algunos acercamientos al kirchnerismo duro recientemente.

La bendición a Mazzina es un mensaje hacia los gobernadores del PJ y las provincias, aunque Rodríguez Saá siempre fue un independiente dentro del club de caudillos peronistas.

En el fondo del debate está la inflación y la suerte de Massa

Más allá de los apoyos políticos, el Presidente está atado a la suerte del ministro de Economía, Sergio Massa, que este martes viaja a Washington para reunirse con el FMI. Massa tiene por ahora un respaldo crítico del kirchnerismo, que lo tolera porque no existe otra alternativa, pero cuestiona el ajuste fiscal, el dólar soja y la falta de control y respuesta a la inflación.

Los problemas sociales que tumbaron a Moroni y a Zabaleta siguen intactos y derivan de la inflación y la puja distributiva, cuya desaceleración depende de los resultados de la cartera económica. Más allá de la acumulación de reservas y los recortes presupuestarios, la inflación no parece ceder.

Unos 20 sindicatos deberán actualizar sus paritarias antes de fin de año y la Unidad Piquetera intensificará su plan de lucha en las calles por planes sociales. Massa comenzó a estar en el centro de los comentarios del kirchnerismo duro.

La Unidad Piquetera comenzará a presionar a Tolosa Paz

El jefe del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, adelantó a A24.com que pedirá ya mismo una reunión con Tolosa Paz porque Zabaleta no solucionó los reclamos de la Unidad Piquetera. “El problema no fue Zabaleta ni antes Daniel Arroyo, el problema es el Poder Ejecutivo que no libera las partidas”, dijo Belliboni.

“También el problema es la interna, porque el ministerio está dividido, ya lo vimos con Arroyo”, agregó. Además, señaló que “pedimos una reunión con Massa y hasta ahora no contestaron”.

La salida de Gómez Alcorta fue intempestiva porque no toleró el desalojo de los autodenominados mapuches de Villa Mascardi organizado por el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, que derivo en la detención de siete mujeres, con el traslado de cuatro de ellas al Penal de Ezeiza. Según la ministra saliente, Aníbal Fernández violó los derechos humanos.

Por qué se fueron los ministros renunciantes

Pero su sorpresiva renuncia disparó las de Zabaleta y Moroni, que ya tenían tomada la decisión de irse. Ambos estaban asediados en sus gestiones por la agrupación La Cámpora. En el caso de Moroni también lo aqueja una enfermedad y está por empezar un tratamiento delicado. Y a ello le sumó el maltrato del sindicalismo combativo de Pablo Moyano, de Camioneros.

El ministro de Desarrollo Humano bonaerense, Andres Larroque, lo maltrató en las últimas semanas, al igual que Moyano hijo: lo trataron de inepto que no podía llevar adelante su gestión. Todas las referencias de Larroque eran inspiradas por Cristina Kirchner y su hijo, el diputado Máximo Kirchner.

Desde los tiempos en que la familia Kirchner y Larroque embestían contra Martín Guzmán y Matías Kulfas, que conducían las carteras de Economía y Producción, respectivamente, las críticas también iban dirigidas a Moroni. Máximo llamaba a ese trío “los moronis” de manera despectiva. Su suerte estaba echada.

Un caso similar ocurría en Desarrollo Social. Zabaleta tenía a La Cámpora pisándole los talones en Hurlingham y en el ministerio. En su pago chico, el intendente interino camporista, Damian Selci, avanzaba en espacios del municipio.

«Tengo el enemigo adentro del ministerio», dijo Zabaleta a sus allegados

En el ministerio, Zabaleta hizo una auditoría de planes sociales y encontró 40 mil subsidios irregulares del plan Potenciar Trabajo. Cuando los quiso dar de baja La Cámpora lo acusó de “ajustador” y le trabó la medida. “Tengo al enemigo adentro del ministerio, así no se puede gestionar”, les dijo a sus amigos.

Entre no poder avanzar en la gestión en Desarrollo Social y recuperar su distrito electoral, Zabaleta no lo dudó y volvió a su pago. Las renuncias de Gómez Alcorta, Zabaleta y Moroni fueron anticipadas en A24.com el viernes 7 de octubre porque los propios interesados no resistían más las presiones.

El diputado de PRO Hernán Lombardi señaló a A24.com que “todos los ministros están abandonando el Gobierno, Alberto Fernández es tan irrelevante como Presidente que abandonan masivamente el barco, eluden su responsabilidad”.

La CGT no se sintió tenida en cuenta: «Nadie nos consultó»

El malestar se hizo palpable en la CGT. Un dirigente encumbrado de la central obrera, consultado por las designaciones, señaló a A24.com: “Desgraciadamente saben más ustedes los periodistas que nosotros, es una falta de respeto a la CGT, nadie nos consultó”.

“Nosotros la vamos acompañar a Kelly Olmos; pero todo esto están volátil y desprolijo; nadie sabe para dónde ir”, señaló otro alto dirigente cegetista. “Kelly Olmos es conocida de muchos por su militancia en Capital; ahora cómo funcionará en un contexto tan difícil… veremos; no sé si su terminal es Alberto, aparentemente sí!”, razonó otro pope.

El secretario general de Obras Sanitarias, José Luis Lingieri, manifestó su respaldo. “Yo le doy el apoyo, la conozco de años”. También el secretario general del sindicato de los canillitas, Omar Plaini, aliado de Pablo Moyano, manifestó a A24.com que respaldará a Kelly Olmos, aunque ratificó los reclamos de un bono para los sectores vulnerables y la ampliación de las asignaciones familiares, mejoras en ganancias, el salario mínimo y en las jubilaciones.

Plaini ratificó el acto del 17 de Octubre en Plaza de Mayo junto con Pablo Moyano, el Frente Sindical, la Corriente Federal, la CTA y La Campora, que son los aliados más combativos de Alberto Fernández. Los nombramientos no lograron por ahora unificar al peronismo ni siquiera en el Día la Lealtad.

Últimas noticias

Alberto Fernández, CGT, La Cámpora, Macri y Larreta, fin de semana largo cruzado por peleas internas en todos los frentes

El 17 de Octubre encontrará al peronismo dividido: Alberto Fernández iría a Tucumán, la CGT a Obras Sanitarias y...

Alberto Fernández enterró la idea de suspender las PASO y vuelve a soñar con su reelección

Habrá PASO en 2023. Alberto Fernández le confirmó a la CGT que no quiere cancelarlas y se enfrenta a...

La tregua entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner comienza a resquebrajarse: Massa, Moroni y Zabaleta lo sienten

Reaparecen tensiones por la puja salarial. Cristina Kirchner comenzó a marcar el terreno con advertencias a Massa, conflictos sindicales...

Alberto Fernández, desbordado por los conflictos internos, las pujas sindicales, piqueteras y pseudo-mapuches

Tensiones en todos los frentes. Tras su viaje a Estados Unidos, Alberto Fernández no puede resolver el conflicto de...

Con la ampliación de la Corte, Cristina Kirchner preparó su defensa y buscó el apoyo de los gobernadores del PJ

Se rompe el llamado al diálogo con la oposición. La vicepresidenta hará su alegato de defensa en la causa...

Lejos del diálogo, Cristina Kirchner buscará ampliar la Corte Suprema y amedrentar a los fiscales y jueces

La vicepresidenta quiere demostrar que aún puede diluir el poder de la Corte como mensaje a los jueces que...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted