El otro ajuste: Sergio Massa le trasladó al Congreso la facultad de eliminar beneficios impositivos por $ 3,6 billones 

- Publicidad-

 

La ley de Presupuesto 2023. En una separata, Massa le informó al Parlamento que existen privilegios a sectores económicos para que los legisladores decidan. Sería el ajuste a los sectores económicos. Un debate de alto voltaje político. ¿Por qué tiene el guiño de Cristina?

Mientras que el presidente Alberto Fernández cumple con su agenda en los Estados Unidos, el ministro de Economía, Sergio Massa, quiere poner contra la pared a la oposición con una propuesta de un ajuste alternativo: en una separata del proyecto de ley del Presupuesto 2023, planteó la posibilidad de eliminar privilegios a sectores económicos: son exenciones impositivas por $ 3,6 billones (2,49% del PBI) y el Congreso deberá debatir si los suspende.

En caso de eliminar esos beneficios a jueces, empresarios, ahorristas y sectores medios, el Tesoro recaudaría casi $ 4 billones adicionales que achicarían el déficit estimado para 2023 de 6,4 billones. El Presupuesto prevé gastos por 28,9 billones y recursos/ingresos por 22,5 billones.

“El Poder Ejecutivo no lo dispuso. El Gobierno plantea que están esos beneficios para que el Congreso decida que quiere hacer”, dijo un allegado a Massa en diálogo con A24.com.

“Es una tabla que siempre se pone. Ahora dicen que es por si el Congreso quiere debatir algún ajuste. Elija su propio ajuste sería el juego. Insólito”, respondió un vocero económico de Juntos por el Cambio.

Una encrucijada para Juntos por el Cambio: ¿ajustar o no ajustar?

Tanto fuentes del bloque del Frente de Todos como de Juntos por el Cambio anticipan que esta «separata» disparará un debate político de alto voltaje. La oposición quedaría en posición incómoda si se opone a un recorte de gastos en el Estado, porque iría en contra de su discurso histórico.

Pero al mismo tiempo debería sacrificar a sectores de su electorado habitual: empresarios micro, Pymes y grandes, la sociedad civil, jueces y varios sectores económicos de sectores medios y altos.

En tanto, el Frente de Todos suele evitar los recortes del gasto público, pero podría una tajada política si afecta los intereses de los “ricos o los que más tienen”. Y que además, por lo general, son los que votan en contra de sus candidatos en las elecciones. Por otra parte, le serviría al Gobierno para mostrar un lado popular del ajuste.

“Con esta separata el Gobierno quiere poner contra la pared a la oposición”, señaló a A24.com un legislador opositor. “Por un lado nos hablan de ajuste a los sectores económicos, pero Cristina Kirchner nombró a 128 empleados nuevos en la planta permanente del Senado”, señalan en Juntos por el Cambio.

Cristina y Massa buscan hacer más digerible el ajuste a su electorado

Esta jugada política de la «separata» fue diseñada en el despacho de la vicepresidenta. El miércoles último, Cristina Kirchner recibió a Massa, al ministro del Interior, Eduardo Wado De Pedro, al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al diputado Máximo Kirchner. Se habló del Presupuesto 2023 y de cómo hacer más digerible el ajuste brutal que encaró Massa para el electorado kirchnerista. El plan de estabilización económica tiene sus costos políticos.

El ministro de Economía recortó los subsidios al gas, la luz y el agua, y aún no se midió el impacto en las tarifas. También redujo las partidas presupuestarias de Educación, Salud, Discapacidad y Obras Públicas por 210 mil millones de pesos, redujo la emisión monetaria, los adelantos del Banco Central al Tesoro y le dio beneficios de tipo de cambio al campo con el “dólar soja”.

Se trata de una agenda que Juntos por el Cambio no puede criticar, porque en líneas generales la defendió. En cambio, el kirchnerismo necesita preservar el relato: favorecer a los que menos tienen y perjudicar a los ricos. De ese modo, surgió la propuesta de «la separata». No todo puede ser beneficiar a los opositores y al agro.

Un pedido del FMI que el kirchnerismo tomará como bandera

Massa le planteó así al Congreso la posibilidad de eliminar beneficios impositivos a distintos sectores económicos medios y altos que representan más de 2,49% del PBI que son 3,6 billones de pesos. En realidad, esa fue una exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero el oficialismo la transformará en una bandera propia.

“El Congreso tiene la posibilidad de estudiar esos beneficios a distintos sectores y de ese modo pueden mejorar aún más la performance fiscal del Presupuesto. Esto va en línea con el diálogo que venimos discutiendo con el FMI”, señalaron a A24.com en Economía. El oficialismo la apoyaría en la Cámara de Diputados.

¿Cómo se desagrega esa lista de beneficios? Por ejemplo: la exención al impuesto a las ganancias para los jueces nacionales y provinciales le costaría en 2023 al Estado 237 mil millones de pesos. Si se elimina ese beneficio se obtendrían ingresos por ese mismo valor. Y así con otros beneficios.

La eximición del impuesto a las ganancias a asociaciones civiles, fundaciones, mutuales y cooperativas insumiría 107 mil millones; la reducción de alícuotas del IVA a las obras de arte, medicina prepaga, productos de panadería y construcción de viviendas costaría 960 mil millones.

Los regímenes de reducción de contribuciones a la seguridad social implicarían 105 mil millones; las exenciones del impuesto a los bienes personales sobre los depósitos en bancos implicarían 34 mil millones; los regímenes de promoción económica en Tierra del Fuego (electrodomésticos, celulares y tecnología) representa 520 mil millones; los de la micro, pequeña y mediana empresa (Ley 27.264) y el pago a cuenta de ganancias del impuesto al cheque es de 216 mil millones; otros regímenes de promoción y dispensas tributarias totalizan 1,5 billones de pesos.

No todos los beneficios se eliminarían, pero sí se debatirán en el recinto

¿Se eliminarían todos? No necesariamente todos los beneficios se eliminarían, pero el objetivo del oficialismo parece ser ponerlos en debate en el recinto. El Frente de Todos tiene la intención de avanzar en varias de ellas. “Es un buen debate y la posición mayoritaria en el bloque de eliminar los privilegios, como la eximición del impuesto a las ganancias para jueces y directores de empresas que cobran en acciones”, dijo el diputado Leandro Santoro, del Frente de Todos.

Sin embargo, es posible que el debate plantee en las consecuencias negativas para micro, pequeñas o medianas empresas que podrían cerrar sus puertas o despedir a empleados. “Se van a buscar mecanismos para compensar esos beneficios que se eliminen”, aclaró el legislador cercano a Alberto Fernández.

El proyecto de ley de Presupuesto 2023 comenzará a debatirse este martes cuando todos los bloques se reúnan con las autoridades de la Cámara para definir los plazos de tratamiento en las comisiones y en el recinto.

Juntos por el Cambio busca las trampas escondidas en la ley

Según la diputada Paula Oliveto, de Juntos por el Cambio, se revisarán muchos puntos del texto que exceden al 31 de diciembre de 2023, que es el plazo que debe regir esta ley. “Se esconden en el Presupuesto artículos que deberían ser materia de otra ley, porque esta debe regir los gastos y recursos para el ejercicio 2023. Pero por ejemplo, pusieron un blanqueo para la construcción y para comprar viviendas usadas que no se vincula a la ley”, dijo la legisladora que responde a la ex diputada y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

Oliveto asume que el Gobierno quiere introducir a la oposición en un debate para eliminar beneficios impositivos a diversos sectores medios, pero señaló que todavía Juntos por el Cambio no tomó postura en ese punto, que pareciera incomodar a sus diputados.

Optimismo en el Gobierno por la gira de Alberto Fernández

Alberto Fernández, en tanto, pudo anunciar este lunes que el FMI aprobó la segunda revisión de las metas del acuerdo firmado por el ex ministro de Economía Martín Guzmán y destrabará el desembolso de 3900 millones de dólares. En la Casa Rosada se respiraba ayer un aire de optimismo como hacía mucho no ocurría.

Además, el Presidente escuchó elogios por parte de la directora gerenta del organismo, Kristalina Georgievea, hacia la gestión de Massa. Por otro lado, la propia titular del FMI advirtió que la inflación es el principal problema que enfrenta la economía y admitió la posibilidad de modificar las metas del acuerdo en 2024 según los cambios en el mundo y en nuestro país.

Un detalle: en ese año, habrá un nuevo gobierno en la Argentina y podría no ser del Frente de Todos. El beneficio de metas más flexibles podría recaer en la actual oposición.

El sector petrolero espera a Alberto Fernández con buenas perspectivas

Luego de que hable este martes ante la asamblea general de las Naciones Unidas, Alberto Fernández viajará este miércoles a Houston para continuar las negociaciones de Massa con sectores petroleros y mineros. En esos sectores existe un moderado optimismo y buenas expectativas con los anuncios que hizo el ministro de Economía hace dos semanas allí. Sin embargo, las promesas de salir del cepo y normalizar la economía caen en saco roto cuando el Banco Central prohíbe comprar dólares a los que liquidaron con el dólar soja.

Durante los primeros dos años y medio de gestión, el secretario de Energía, Darío Martínez, del kirchnerismo, había mantenido fuertes disputas internas con Guzmán para no aumentar las tarifas del gas, la luz y el agua. En rigor, Cristina Kirchner había impulsado la resistencia del ala radicalizada del Gobierno.

Pero el panorama cambió, la economía se asomó al abismo en julio, y la asunción de Massa infundió otro aire. “No es enteramente aplicable todo lo que se anuncia, pero por lo menos están mostrando entendimiento de las necesidades del sector y entienden que desarrollar Vaca Muerta puede generar los dólares que necesita el país para estabilizarse”, señalaron en el sector petrolero a A24.com.

“Massa es claro en mencionar que de corto plazo hay una enorme restricción de acceso a dólares que requiere de planificación para manejar el flujo de divisas”, señalaron. Más allá de los maquillajes del discurso, el «Plan Massa» abre un crédito en el nuevo ministro de Economía.

“El resultado de la visita de Massa fue un punto intermedio entre lo que salió en medios y la realidad. Pero el saldo lo encontraron bastante positivo”, señalaron fuentes del mercado. Por otro lado, celebraron en el sector el anuncio del Plan Gas 4 y 5 porque estiman que habrá mayor crecimiento de producción y de actividad. En el Gobierno confían en que el Presidente pueda traer buenas noticias también de su paso por Houston.

Últimas noticias

Presupuesto 2023: ajustes del gasto, dólar, tasas y el consumo, salida del cepo y de la restricción de importaciones

El Plan oculto en un año electoral. Recortarán subsidios económicos a las industrias y sectores privilegiados, además de gas,...

El Movimiento por los Valores inauguró en Pilar el curso de formación actitudinal con Proyectar y la UAI

El Movimiento lanzó el Primer Curso de Cultura del Trabajo y Habilidades Actitudinales. Lo instrumentaron la fundación Proyectar y...

Sergio Massa y «Wado» de Pedro, las dos patas de una receta que el kirchnerismo siempre resistió

Ajuste y acuerdos con la oposición. Con Alberto Fernández, al margen de la agenda, Massa acumuló las fotos con...

El copamiento peronista de la Basílica de Luján dejó a la luz que la crisis es de los valores fundamentales

De la "ley del odio" a la "Misa por la Paz". De "qué quilombo se va a armar" a...

De la «ley de odio» al «pacto democrático»: la convocatoria del Gobierno vuelve a abrir una grieta en la oposición

¿Qué va a hacer Juntos por el Cambio tras la convocatoria del gobierno al "pacto democrático"? La polémica por...

El Movimiento por los Valores lanzará su Plan por la Cultura del Trabajo el 4 de octubre en el Club del Progreso

Será a las 18.30 con un acto-debate de un proyecto de capacitación laboral y actitudinal a lo largo de...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted