La «causa Vialidad» introduce un factor de inestabilidad social y complica el plan de estabilización de Sergio Massa

- Publicidad-
Temen un desmadre del clima político. El Gobierno vive un clima de tensión y de violencia por una eventual condena a Cristina Kirchner. Las medidas de ajuste y la designación de Rubinstein. ¿Cómo sigue la reacción del kirchnerismo?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio | 
Sergio Massa y Cristina Kirchner

En el momento en que el gobierno de Alberto Fernández parecía encauzar un ajuste fiscal, bien recibido por los mercados, el pedido del fiscal Diego Luciani de una pena de 12 años de prisión contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, por considerarla jefa de una asociación ilícita en la causa Vialidad, desató una postal de tensión, caos y violencia en la casa de la ex presidenta que podría introducir una inestabilidad política y una crisis social que amenaza a la propia gestión del Frente de Todos.

“Esto se va a desmadrar”, señaló a A24.com un funcionario de uno de los ministerios que responden al Presidente. “Nunca entendí la reacción de los mercados, pero también sabían que hoy era el día del pedido de la fiscalía”, reflexionó otro. Así era el clima de tensión de este lunes en la Casa Rosada.

“Entiendo a los que temen que la situación se descontrole. ¿Pero que podía hacer el gobierno?”, señalaban en Balcarce 50 fuentes muy cercanas a Alberto Fernández. “El Gobierno no llamó a una marcha, pueblada o lo que sea”, señalaban.

En ese momento, en el domicilio de Cristina Kirchner, en la esquina de Juncal y Uruguay, del barrio de la Recoleta, se respiraba una creciente tensión en la noche del lunes y había escenas de intolerancia entre manifestantes kirchneristas y vecinos que celebraban el pedido de Luciani, divididos por un cordón policial. Un grupo de militantes K irrumpieron en el café Josephina’s, en Guido y Juncal, y tiraron mesas y sillas y el dueño del boliche lo cerró.

Activistas que convocaron a «puebladas» y «conmoción»

Muchos voceros de la vicepresidenta habían alentado a defender en las calles y cuerpo a cuerpo la inocencia de la ex presidenta y alentaban la conmoción social. El dirigente social Luis D’Elía confirmó a A24.com que impulsará un corte de rutas por tiempo indefinido en todo el país para crear “un estado de conmoción”.

También lo habían advertido el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, su ministro camporista de Desarrollo Humano, Andrés “Cuervo” Larroque, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, periodistas y actores oficialistas. Hebe de Bonafini convocó a una “pueblada” apenas horas antes.

El presidente Alberto Fernández salió en defensa de la viceprsidenta por Twitter e incurrió en una injerencia sobre el Poder Judicial y lo siguieron el ministro de Economía, Sergio Massa, el jefe del Gabinete, Juan Manzur, y una fila de funcionarios kirchneristas y peronistas de todos los pelajes.

En medio de forcejeos, frente a la casa de Cristina Kirchner, el periodista militante Ezequiel Guazzorra fue a desafiar a los vecinos que protestaban contra Cristina Kirchner y la Policía de la Ciudad tuvo que custodiarlo entre insultos y gritos de manifestantes que le decían «hijo de puta».

El ministro del Interior -y principal hombre de Cristina en la Casa Rosada- Eduardo «Wado» de Pedro tuiteó también en un mensaje contra algunos grupos mediáticos: «Cada vez es más clara la persecución mediática y el lawfare contra Cristina».

La jornada había sido positiva en los mercados

Según pudo saber A24.com en la Casa Rosada existe preocupación por estas horas de que la situación se desmadre. La jornada había sido positiva para la gestión económica de Massa: el dólar paralelo bajó 3 pesos y quedó en 292 pesos, y los bonos y acciones registraron una leve suba.

De ese modo, los mercados habían respondido positivamente al nombramiento de Gabriel Rubinstein como secretario de Programación Económica y al recorte del gasto de Economía.

La gestión de Massa dispuso mediante una decisión administrativa un recorte del gasto con la reabsorción de 210.000 millones de pesos que no habían sido ejecutados por los ministerios. El Tesoro recortó transferencias por 70.000 millones para el Ministerio de Educación, 50.000 millones para el plan Procrear y 10.000 millones en Salud.

La receta es abiertamente contraria a los postulados del Instituto Patria, pero la vicepresidenta resolvió tolerar el ajuste de Massa porque entiende que no existe alternativa: “Es Massa o el abismo”, dicen los allegados a Cristina Kirhcner. La designación de Rubinstein también fue negociada por Massa ante Cristina Kirchner, que la aceptó con la condición de un pedido de disculpas de Rubinstein por sus criticas a la vicepresidenta en las redes sociales.

Comienza una nueva etapa política de ataques y defensas judiciales

En ese contexto de inestabilidad, la vicepresidenta prometió por Twitter que este martes a las 11 hará una fuerte defensa de su presunta inocencia luego de que el Tribunal Oral Federal 2 rechazara su pedido de declaración indagatoria por no ser la instancia procesal para ese trámite.

Según ella, ese rechazo puso en evidencia que está “ante un pelotón de fusilamiento mediático y judicial”. Comienza una nueva etapa de cruces políticos por causas judiciales. Toda la oposición celebró este lunes el pedido de prisión de los acusadores de la causa de Vialidad y el oficialismo cerró filas con Cristina Kirchner.

Según la vicepresidenta, las pruebas del fiscal Luciani “nunca figuraron en el acto de acusación del fiscal al que asistí durante 5 días en mayo de 2019”. Y advirtió: “Por ello mañana a las 11hs, a través de mis redes voy demostrar, justamente, por qué me están prohibiendo hablar en el juicio después del obsceno guión que montaron los fiscales”.

Cristina Kirchner politizó las marchas en su contra y culpó al macrismo

Respecto de los incidentes frente a su domicilio, Cristina Kirchner criticó los cacerolazos de los vecinos que le gritaban “chorra”. “Son energúmenos macristas”, dijo la vicepresidenta en sus redes sociales. Y culpó a “la policía de Larreta” de dispersar a sus militantes. “Se suma a la agresión contra mi persona”, acusó. Eran vecinos enfurecidos que no enarbolaban ningún cartel político, simplemente su indignación.

El fiscal Diego Luciani pidió para Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Baez una pena de 12 años de prisión. Para la vicepresidenta, además, pidió inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos y el decomiso de bienes por al menos 5321 millones de pesos. La vicepresidenta no irá presa por mucho tiempo y su derecho a defensa está garantizado.

La vicepresidenta puso en cambio la acusación en el escenario político. Si bien no podrá ampliar su declaración indagatoria –que era una medida para dilatar el juicio y pedir nulidades ante la Cámara de Casación-, Cristina Kirchner, Lázaro Báez y los restantes 11 acusados tendrán oportunidad de defenderse en varias instancias.

No habrá condena judicial por mucho tiempo y Cristina buscará fueros

Su declaración indagatoria fue en mayo de 2019 y Cristina Kirchner la utilizó para hacer una defensa política. Dijo entonces que “la historia la absolvería” y contraatacó con que eran los fiscales quienes debían responder preguntas y no ella.

Luego de la dura y fundamentada acusación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, las defensas de todos los acusados podrán defenderse en sus alegatos desde el 5 de septiembre y luego dar sus palabras finales. La sentencia del Tribunal Oral Federal 2 será sólo a fin de año y todos los acusados podrán apelar entonces ante la Cámara de Casación y luego ante la Corte Suprema.

Es por ello que la condena no quedará firme por mucho tiempo y Cristina Kirchner se podrá presentar como candidata –analiza postularse como senadora por la provincia de Buenos Aires- para obtener fueros que la protegerían de una condena firme. De hecho, el fallecido ex presidente Carlos Menem murió en 2021 antes de que la Corte Suprema dictara sentencia por el tráfico de armas luego de años de analizar el caso.

Ahora, la preocupación son Máximo y Florencia Kirchner

Sin embargo, una sentencia del Tribunal en el caso Vialidad podría dar elementos para que la Cámara de Casación revise el sobreseimiento del Tribunal Oral Federal 5 en la causa por lavado de dinero de Hotesur y Los Sauces en el cual fue exculpada sin juicio oral porque no existía condena en Vialidad. Se investiga allí si el dinero que Lázaro Baez le pagaba por supuestos alquileres ficticios era una manera de lavar dinero producido por un delito precedente: los sobreprecios en las obras públicas direccionadas por el gobierno nacional a un empresario que se enriquecía.

La Casación fijó fecha para el 10 de noviembre próximo para determinar si debe haber o no juicio oral en la causa por lavado. La preocupación de la vicepresidenta radica en que en la causa Hotesur y Los Sauces están imputados sus hijos Máximo Kirchner, que es diputado, y Florencia Kirchner.

Aquel sobreseimiento sin juicio oral se produjo precisamente porque el Tribunal Oral señaló que no existía un delito precedente al lavado, porque en la causa de Vialidad no había sentencia firme. Ergo, habiendo sentencia del Tribunal Oral Federal 2 habría motivos para un juicio oral por lavado, dado que en esta causa se investiga si el dinero que ingresó en las sociedades Hotesur y Los Sauces, de la familia Kirchner, era producto de un ilícito que ahora estaría acreditado.

El Presidente cerró filas con Cristina y hablaron personalmente

La defensa pública del Presidente, que difundió un comunicado oficial del Gobierno, distendió la relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, que estaba en su peor momento, porque no se hablaban hacía semanas. Tras el respaldo del Presidente, retomaron la conversación personal y quedaron en verse en los próximos días, según confirmaron fuentes oficiales.

La última vez que habían hablado fue para acordar el desembarco de Massa en el Ministerio de Economía. Alberto Fernández dijo por Twitter: “Hoy es un día muy ingrato para alguien que, como yo, se ha criado en la familia de un juez, se ha educado en el mundo del derecho y enseña Derecho Penal hace más de tres décadas”.

El comunicado oficial de la Casa Rosada señaló: “El Gobierno condena la persecución judicial y mediática contra la vicepresidenta que quedó expresada hoy, una vez más, en el alegato final y pedido de pena”.

Todos con Cristina, incluidos Massa, Manzur y todos los funcionarios

En esa línea, Massa también defendió a la vicepresidenta, sin nombrarla. “Es absurdo plantear que el Jefe de la Administración es responsable por cada uno de sus dependientes. Cambia el Derecho Penal y el encuadre del principio de responsabilidad. Estamos ante un peligroso antecedente para la política, empresarios y aquellos que tienen dependientes”.

También el jefe del Gabinete, Juan Manzur, salió en defensa de Cristina Kirchner. “Espero que los señores jueces hagan justicia y desestimen este atropello que daña a la figura de la vicepresidenta, al peronismo y al sistema político”, advirtió el funcionario.

Además, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, incondicional del Presidente, salió a respaldar a la vicepresidenta, al igual que el canciller Santiago Cafiero, el titular de AFI, Agustín Rossi, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, en este caso incondicional de Cristina Kirchner. Todo el gobierno de Alberto Fernández estrechó filas con la vicepresidenta.

En esta oportunidad, la cohesión que exhibió el Gobierno podría ser inversa a la profundización de la grieta que generó en la sociedad el pedido de condena de los fiscales y que amenaza con descomponer el clima social y la estabilidad política del Gobierno que buscaba tranquilizar la economía.

Últimas noticias

Sergio Massa ajusta errores no forzados en la comunicación de su plan y le saca la agenda a Alberto Fernández

Clima de distensión precaria en el poder. Mientras Massa cree haber generado cierta tranquilidad, Flavia Royón, Malena Galmarini y Matías...

Los próximos anuncios de Sergio Massa, su «sorpresivo» viceministro Rubinstein y la sangría interna de la oposición

El superministro de Economía prepara una serie de medidas que se conocerán en esta semana. Mientras, en Juntos por...

Los movimientos sociales justifican sus marchas en que «los sueldos son bajos» y prefieren recibir planes sociales sin trabajar

Cortan las calles, bailan y están de fiesta. Institucionalizan la idea de que no quieren trabajar porque ganan más...

Las heridas del «huracán Carrió»: suspenden una cumbre de Juntos por el Cambio y ahora buscan evitar una ruptura

Tristeza y conmoción en Exaltación de la Cruz. Elisa Carrió se recluyó en su chacra de Buenos Aires y...

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted