Las heridas del «huracán Carrió»: suspenden una cumbre de Juntos por el Cambio y ahora buscan evitar una ruptura

- Publicidad-

Tristeza y conmoción en Exaltación de la Cruz. Elisa Carrió se recluyó en su chacra de Buenos Aires y recibió a media docena de incondicionales. «No queremos más quilombo», dijo luego un ladero. ¿Cómo recompondrá lazos personales con Morales y Patricia Bullrich?

 

La fractura expuesta en Juntos por el Cambio dejó heridas políticas profundas. Las denuncias televisivas de la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a altos dirigentes del PRO y de la UCR por una supuesta connivencia con el ministro de Economía, Sergio Massa, hizo caer una cumbre de la mesa de conducción de la coalición opositora para definir un plan de gobierno que se iba a hacer el martes próximo.

Según pudo saber A24.com, Carrió se recluyó en su quinta de Exaltación de la Cruz y recibió a media docena de dirigentes de su entorno para hacer catarsis. Expresó “tristeza” y “dolor” por las críticas que recibió de todo el arco de Juntos por el Cambio, lideradas por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

“No queremos más quilombo, hay que bajar este conflicto, y Juntos por el Cambio tiene que estar unido. No nos vamos de Juntos por el Cambio. Pero si piensan que a Carrió la van a callar están equivocados”, dijo a A24.com un dirigente que estuvo con Carrió.

Fuentes del Gobierno también confiaron que muchos dirigentes en el Frente de Todos “descorcharon champagne”. Los alegatos del fiscal Diego Luciani en el juicio oral a la vicepresidenta Cristina Kirchner y al empresario Lázaro Baez por la causa de Vialidad pasaron de la tapa de los diarios a las páginas interiores. Un juicio cuya denunciante original fue Carrió.

“Carrió se transformó en la jefa de campaña del oficialismo”, mascullaba bronca un dirigente del Peronismo Republicano, que lidera Miguel Pichetto e integra la coalición opositora.

Reunión suspendida para debatir el plan de gobierno

El martes próximo, la conducción de Juntos por el Cambio iba a reunirse con sus presidentes partidarios del PRO, la UCR, la Coalición Cívica, y el Peronismo Republicano, los jefes de bloques y los presidentes de las cuatro fundaciones de esos partidos: Pensar, Leandro Alem, Hannah Arendt y Encuentro. Iban a comenzar a debatir en el sindicato de gastronómicos el Plan de Gobierno para las elecciones de 2023.

Pero el conflicto desatado por las denuncias de Carrió en los canales TN y LN+, entre el lunes y martes últimos, donde vinculó a varios dirigentes opositores con Massa, hizo que se cayera el encuentro. “Dejemos pasar la polvareda hasta que se calme esta locura”, propuso Patricia Bullrich y todos estuvieron de acuerdo.

La reunión se hará más adelante, pero en un contexto en el cual hayan suturado las heridas y esta humareda se haya despejado. Ahora viene un momento de restañar los lazos personales fracturados. «La reunión no estaba del todo confirmada, pero con esto se terminó de caer», señalan en el PRO.

Patricia Bullrich va a Yapeyú y Carrió amenaza con irse, pero no se irá

La presidenta del PRO aprovechará y asistirá a una invitación del gobernador de Corrientes, Gustavo Valdes, de la UCR, para estar el martes 16 y domingo 17 en la conmemoración de la muerte de San Martín en Yapeyú, una fecha muy cara para los correntinos.

En tanto, Carrió amenazó con su retiro de la coalición opositora, pero no se irá. “Si quieren que me vaya, no tienen más que pedirme. Pero no me callo más, prefiero morirme”, dijo antes de compartir una conferencia con el ministro de Salud porteño, Fernán Quiros, precandidato a jefe de gobierno para 2023. Carrió no piensa en dar un portazo.

“Nosotros también estamos ofendidos. Si lo que dijo Carrió no es nada nuevo y no entendemos por qué reaccionaron así. Lilita está triste y dolida”, dijo un dirigente al salir de la chacra de Exaltación de la Cruz. “Fue un plan sistemático de respuesta. Pero Lilita en el gobierno de Macri decía cosas por TV y nadie defendió tanto a Macri como ella”, señalaron.

La hipótesis de la extorsión para negociar cargos en las listas

Desde todos los sectores del PRO y en el Peronismo Republicano señalaron a este medio que la ex diputada siempre en los años pares, previos a las elecciones, enciende la mecha y acusa a sus pares de connivencias con supuesta corrupción para negociar cargos en las listas para la Coalición Cívica durante los años impares de elecciones.

“Estamos cansados de esta extorsión. Para adentro no impactó nada. Es la primera vez que el conjunto de Juntos por el Cambio sale a ponerle un límite a Carrió”, dijo un allegado a la conducción del PRO. Se enojaron porque Carrió omitió mencionar al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, de buena relación personal y política con Massa.

En cambio, acusó a Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, Cristian Ritondo, Gerardo Morales y Facundo Manes, entre otros, que no forman su núcleo de amistades. Carrió es muy cercana a Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal, sugerían.

«Halcones» y «palomas», ahora aliados y unificados

Patricia Bullrich viene trabajando en un diálogo con varios de los acusados por Carrió con miras a las elecciones presidenciales de 2023, pese a que la presidenta de PRO sostiene una postura dura de “halcones” frente a los acuerdismos de las “palomas” con el “panperonismo” o el peronismo dialoguista, que encarna Massa. Sin embargo, tiene diálogo con Frigerio, Monzó y con Morales.

“Patricia salió primero a liderar la respuesta porque no puede permitir que se abra una grieta y todos ellos se plegaron a su rechazo, y hasta Rodríguez Larreta tuvo que salir a despegarse de Lilita”, señalaban por lo bajo cerca de Bullrich.

En el PRO y el peronismo anti K decían que Carrió incomodó por acción y omisión a los denunciados y a otros que no lo fueron. “Rodríguez Larreta no podía aceptar que se dijera eso y Mauricio Macri tuvo que aclarar que no había hablado con ella sobre esas denuncias como ella dijo”, señalan.

Carrió intentará recomponer lazos con Patricia Bullrich y Morales

En el entorno de Carrió aseguraron a A24.com que la jefa de la Coalición Cívica intentará recomponer lazos con Patricia Bullrich, a quien le tiene un profundo aprecio personal, y con el presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. “A Patricia le tiene mucho cariño y trabajaron juntas y a Gerardo lo conoce hace 30 años. Ahora hay que recomponer los lazos personales que no se dañan”, dijo una de las espadas de Carrió.

Desde el entorno de Patricia Bullrich aseguraron que este episodio sirvió para “fortalecer internamente al PRO, donde había gritas entre halcones y palomas, y homogeneizar los hartazgos en contra de las permanentes extorsiones de Carrió”.

En Exaltación de la Cruz señalaron a A24.com que Carrió no atendió a nadie durante estas horas de conflictividad y que solamente conversó con sus más íntimos. Una versión señalaba que había hablado con Macri y con Rodríguez Larreta. Pero en su entorno señalaron que con el primero habló el lunes, previo a sus primeras declaraciones, y con Larreta el martes por la tarde, antes de la segunda andanada televisiva.

El escándalo explotó el martes a la medianoche, casi madrugada del miércoles, cuando Patricia Bullrich escribió un hilo de tuits en donde exhortó con un “basta” de agresiones internas.

Milei aprovechó para fogonear la división de Juntos por el Cambio

En medio del marasmo, el líder de la Libertad Avanza, Javier Milei, aprovechó para alentar la división de Juntos por el Cambio y recordar que le gustaría formar una coalición opositora con Patricia Bullrich y con Macri. Pero en el PRO aseguran que no romperán el PRO ni Juntos por el Cambio.

Sin embargo, la propia Bullrich se sacó una foto en la Fundación Naumann con el líder de Avanza Libertad, José Luis Espert, y con su mano derecha Luis Rosales. De la instantánea participó el diputado liberal de Juntos por el Cambio Ricardo López Murphy. Todos estaban sonrientes. Una señal hacia donde quiere rumbear Patricia Bullrich con las alianzas.

Macri salió a respaldar a Frigerio contra las críticas de Carrió

En tanto, Macri salió a respaldar a Frigerio, de quien Carrió había dicho que había alentado candidatos peronistas en la provincia de Buenos Aires y en otros distritos del país.

“No significa que (con Carrió) tengamos las mismas opiniones sobre todos los temas. Ella tiene una visión, yo confío en Rogelio. Todo lo que Rogelio ha hecho ha sido bajo mi conducción y liderazgo, con lo cual estoy tranquilo”, señaló en una entrevista con una radio de la localidad bonaerense de Bahía Blanca.

Carrió había sido dura con Frigerio: “Nos entregó en toda la provincia”, dijo la ex diputada, que hace tiempo tiene en la mira al candidato a gobernador de Entre Ríos. Frigerio tiene buena relación con Rodríguez Larreta y con Patricia Bullrich. Presume que tras la irrupción de Carrió habrá un “reacomodamiento interno porque no hay antecedentes de toda la plana mayor de Juntos por el Cambio en contra de ella”.

En el PRO no salían del estupor porque el gobierno de Alberto Fernández e incluso la gestión de Sergio Massa en Economía “tienen fecha de vencimiento y están regalados” y que las declaraciones de Carrió sólo servían para igualar las internas opositoras con las peleas que diariamente tienen Fernández con Cristina Kirchner.

En el radicalismo también hubo críticas a la jefa de la CC

También hubo heridos en el radicalismo donde las balas de Carrió impactaron sobre Morales y sobre el diputado Facundo Manes, ambos precandidatos presidenciales para 2023. “Que un dirigente hable de otros dirigentes y no de los problemas de la gente, no aporta a que la Argentina salga del atraso”, señalaron cerca de esos dos dirigentes nacionales de la UCR.

“Pongámonos a trabajar en construir una salida que sea de abajo hacia arriba, trabajemos en un plan programático. La unidad es importante si sabemos para qué y a dónde vamos”, agregaron. En Exaltación de la Cruz señalaban que será más fácil reconstruir esos lazos con el radicalismo que con el PRO por las afinidades históricas entre Carrió y la UCR.

Carrió considera que hay que debatir cómo será Juntos por el Cambio

Dentro del entorno de Carrió aseguran que la embestida de la ex diputada era «necesaria». “Tenemos que dar una discusión de qué Juntos por el Cambio queremos, se ofenden todos con Lilita pero no se ofenden cuando se votan leyes del kirchnerismo avaladas por algunos sectores de Juntos por el Cambio”, bramaron laderos de Carrió.

“Nadie se ofende porque van a reuniones ‘antigrieta’ con dirigentes del peronismo dialoguista. Ni con aquellos que pusieron en la lista de Juntos por el Cambio a senadores como Clara Vega que después se dieron vuelta”, señalaron los lilitos. “Nadie hace una autocrítica, Carrió dice que hay que tener un contrato moral y reglas claras en una coalición, no puede ser que no se pueda discutir cosas: no te dicen que sea mentira, dicen que no es el momento y que hay que discutir en reserva. Y las discusiones se tienen que dar”, dijo una dirigente de Carrió.

Carrió está «triste y dolida»

¿Cómo está Carrió ahora? “Ella está muy triste, dolida, no atendió a nadie. ¿Quiénes son ellos para decir que no les gusta que se digan cosas?”, señaló otro dirigente en catarsis. “Con Patricia Bullrich existe una relación de cariño. Hay que esperar a la semana próxima, no vamos a dejar Juntos por el Cambio y vamos a recomponer los lazos personales”, señalan.

Sospecha que Massa podría convocar las próximas semanas a la oposición para un acuerdo de políticas y entonces las advertencias sobre supuesta connivencia tendrás más peso y servirán para disuadir a muchos a sentarse a esa mesa.

 

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted