Los dólares que le faltan al Gobierno y les quitan a turistas y productores se fueron en la fiesta kirchnerista

- Publicidad-

Una radiografía completa del gasto sideral en subsidios a la energía, el transporte y en planes sociales para que la gente se convenza de que no debe trabajar sino ir a las marchas

Los dólares que faltan en el Banco Central y se les quiere restringir a los turistas y a los productores que importan se fueron durante la fiesta kirchnerista que el macrismo no pudo resolver. Esos dólares están en los subsidios que Néstor Kirchner, Cristina Kirchner, Mauricio Macri y Alberto Fernández le regalaron a la gente para pagar tarifas baratas de gas, luz y transporte, el gasto sideral en importaciones gas y el gasoil por dejar de autoabastecernos en la era De Vido, y los subsidios en planes sociales para que la gente no trabaje ni estudie y se quede en su casa convencida de que tiene derecho a vivir del Estado sin trabajar y sólo ir a las marchas.

También esos dólares se fueron para financiar un Estado absolutamente sobredimensionado con 20 ministerios, cientos de secretarías de Estado, miles de subsecretarías y decenas de empresas públicas que dan perdida. Pero tomemos el capítulo de los subsidios a la energía, al transporte y a la pobreza y tendremos la explicación de la fuga de dólares.

Ese déficit fiscal primario fue en 2021 del 3% del PBI, es decir 1,407 billones de pesos, mientras que el financiero fue del 4,5% del PBI, o sea 2,092 billones de pesos.

Muchos dólares se tuvieron que destinar directamente a comprar gas, gasoil y energía. Y muchos se fueron al dólar ahorro legal y al paralelo de personas y empresas que se cubren por la inflación que genera ese déficit creciente.

Por lo tanto, cuando el Gobierno se lamenta de la falta de dólares para el “ocio” o los viajes, y lo presenta como un gasto suntuario de gente rica, no hace más que desmerecer a la gente que trabajó para poder tenerlos, pero en realidad debería lamentarse de su propia inoperancia para administrar y no hacerle pagar su fiesta a los que trabajan.

Para colmo de males, la fiesta termina pagándola el sector que produce y fabrica y tienen que importar insumos y no pueden por falta de los dólares que se fueron para sostener la fiesta populista. Y tampoco pueden dar trabajo a los pobres que piden más planes sociales. Se desató así un círculo vicioso de gasto, subsidios, déficit, emisión, inflación y falta de dólares que el Gobierno no puede resolver.

El gasto en planes sociales

Según un estudio de Idesa, en 2021, el Gobierno gastó 897.000 millones de pesos en subsidios sociales directos distribuidos de esta manera:

Ministerio de Desarrollo Social

Plan Alimentario  221.910 millones

Plan Potenciar Trabajo 226.557 millones

TOTAL 448.467 millones

 

Ministerio Trabajo

Acciones de empleo 8.592 millones

Acciones de capacitación 7.274 millones

TOTAL 15.866 millones

 

Anses

Asignación Universal por Hijo 285.737 millones

Pensiones no contributivas 104.629 millones

Plan Progresar 43.978 millones

TOTAL 434.344 millones

El total de planes sociales directos, beneficios que van a los beneficiarios como transferencia o como ingreso es de 897 mil millones de pesos.

Si se agregan la moratoria jubilatoria, que son las jubilaciones que se entregaron sin aportes, de 1,124 billones de pesos, el gasto total de la Anses alcanza a 1.514 billones. Y el gasto global de asignaciones sociales alcanzaría 1,979 billones de pesos.

El presupuesto total de 2021 tuvo gastos por 11 billones de pesos, con lo cual el gasto global de asignaciones sociales representó un 18% del Presupuesto y un 4,2% del PBI. Mucho más que el déficit primario de 3% del PBI y casi tanto como el déficit financiero de 4,5%.

Por otra parte esos subsidios, medidos en beneficios, totalizan los 12.120.000 beneficios que otorga el Estado.

Si restamos la moratoria jubilatoria y la tomamos como parte de las jubilaciones corrientes, el gasto social neto estuvo en 897 mil millones de pesos, es el 8,15% del Presupuesto y el 1,8% del PBI.

Quiere decir que el gasto social representa casi dos tercios del 3% del déficit primario total de 2021. Para cubrirlo hay que tomar deuda o emitir pesos con lo cual se dispara la inflación y la presión sobre el dólar. Allí se fueron los dólares que hoy les quieren restringir a los turistas. Es la fiesta kirchnerista.

Los subsidios a la energía y transporte

Pero ahí no se termina el gasto. Según consigna la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) También hubo 1,263 billones de pesos, el 11,5% del Presupuesto y el 2,7% del PBI, de gastos en subsidios a la energía y el transporte, que se desglosaron de esta manera:

Subsidios al sector energético: 1,046 billones de pesos

Cammesa: 626.000 millones

Ex Enarsa 142.000 mil millones

Otros 278.000 mil millones

Subsidios al Transporte: 216.000 millones

Automotor 117.000 millones

Ferroviario 95.000 millones

Aerocomercial 4500 millones

Total: 1,263 billones de pesos.

Si se suman:

*Gasto social: 897.000 millones de pesos, 8,15% del Presupuesto y el 1,8% del PBI.

*Gasto en energía y transporte: 1,263 billones, el 11,5% del Presupuesto y el 2,7% del PBI.

El gasto total en esos dos rubros representa 2,154 billones de pesos, el 19,65% de Presupuesto y el 4,5% del PBI, que es muy superior al déficit primario del 3% del PBI (1,407 billones de pesos) casi igual al déficit financiero de 4,5% (2,091 billones).

Todos esos recursos dilapidados en la década ganada, durante el macrismo y en la era de la crisis del crecimiento demandaron por distintas vías los dólares que hoy faltan para el turismo y para la producción local. Pero el Gobierno no puede culpar a los turistas que viajan sino ocuparse de recortar los gastos de la fiesta que armaron y que ahora hay que pagar.

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted