La crisis se agrava: Alberto Fernández abraza la agenda de Cristina Kirchner pero con nombramientos propios

- Publicidad-

El presidente se apoya en Daniel Scioli, Agustín Rossi y Martín Guzmán, pero impulsa proyectos dirigidos al Instituto Patria: renta inesperada, ampliación de la Corte, renuncia de Kulfas y ataques a Macri y a la prensa. ¿Puede irse Guzmán?

La crisis del gabinete de Alberto Fernández escala todos los días. Cada lunes renuncia un funcionario por la pelea con el kirchnerismo. Para poner paños fríos, el Presidente resolvió abrazar la agenda política y económica de la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero con designaciones de nuevos funcionarios con apariencia de ser “tropa propia” para intentar cierto control político de una administración que no cesa de dar pésimas noticias.

Según pudo saber A24.com, el Presidente comenzó un juego de compensaciones: se apoyó en Daniel Scioli, Agustín Rossi y Martín Guzmán, pero impulsa proyectos dirigidos al Instituto Patria: renta inesperada y ampliación de la Corte. Además, desplegó ataques a Mauricio Macri y a la prensa y le pidió la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, uno de los blancos permanentes de Cristina Kirchner.

Pero igualmente la crisis política se agravó este lunes. La carta de 14 páginas que difundió el renunciante Kulfas, donde volvió a denunciar al kirchnerismo, desató un nuevo vendaval entre el Instituto Patria y el Gobierno, que tuvo que salir a despegarse de las acusaciones de su ex ministro para aclarar que Alberto Fernández no convalidaba a su ex colaborador.

Para colmo de males, el reemplazante de Kulfas, Daniel Scioli, pidió unos días y recién asumirá el viernes próximo a la vuelta del Presidente de los Estados Unidos. Entre tanto, la portavoz presidencial Gabriela Cerruti condenó las nuevas denuncias de Kulfas, a quien había acompañado horas antes a ver al Presidente.

Cerruti debió salir a calmar la interna con el kirchnerismo

Por la noche, en la Casa Rosada había un clima de psicosis a raíz de los mensajes que comenzaron a recibir del Instituto Patria por las acusaciones de Kulfas. Por orden del Presidente, en un tuit Cerruti escribió: «El Gobierno Nacional rechaza las acusaciones vertidas por Matías Kulfas en su carta de renuncia y no comparte los conceptos sostenidos en ese sentido». El Presidente perdió el control de la situación y de las consecuencias de los dichos de su ex ministro.

Los K no le perdonarán a Kulfas la insistencia en las acusaciones contra los funcionarios de Cristina Kirchner. Kulfas difundió su ratificación de denuncia contra el ala kirchnerista luego de ser recibido por Alberto Fernández en su despacho y por la secretaría legal y Técnica, Vilma Ibarra, en la Casa Rosada. ¿Quién podía creer que no habló con Alberto Fernández de los términos de su carta de renuncia?

Kulfas, duro y parejo contra Darío Martínez, Basualdo, Bernal y Gerez

Podía interpretarse así como una convalidación al más alto nivel de acusaciones de Kulfas contra La Cámpora por la licitación del gasoducto Néstor Kirchner. En su carta de renuncia, Kulfas volvió a mojar la oreja del kirchnerismo que controla Integración Energética Argentina SA (IEASA) en manos del santacruceño camporista Agustin Gerez.

«A propósito de este tema, ratifico lo dicho el viernes al finalizar el acto por los 100 años de YPF en Tecnópolis: si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA, cuyos miembros, al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta», dijo Kulfas en un nuevo ataque a La Cámpora.

Además de Agustín Gerez, de IEASA, en la carta de Kulfas hubo dardos para el secretario de Energía, Darío Martínez, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, y el titular del Enargas, Federico Bernal. Los responsabilizó por el fracaso del Plan Gas, de la política de subsidios y del precio del gas en boca de pozo.

Kulfas se fue sonriendo de la Casa Rosada: «No hay más off»

Después de lanzar la bomba, Kulfas se fue sonriente de sus reuniones con el Presidente y Vilma Ibarra y dijo irónico a los periodistas del Patio de las Plameras de Balcarce 50: “No hay más off”. Minutos después, se conocieron las 14 páginas de ratificaciones de sus acusaciones contra los K por las compras en el gasoducto. Precisamente, ya no era un off the record, como el que lo eyectó del ministerio.

La cronología del conflicto fue la siguiente. Cristina Kirchner le había exigido el viernes último en Tecnópolis al celebrar los 100 años de YPF al Presidente que “usara la lapicera” contra la empresa Techint para obligarla a producir en la Argentina los caños sin costura que se iban a usar en el gasoducto Nestor Krichner.

Horas después, el Ministerio de Producción replicó en un mensaje off the record por whatsapp a ciertos periodistas que «los que tenían que usar la lapicera» en la licitación eran los camporistas de IEASA, porque supuestamente la direccionaban en favor de esa empresa. Tras el escándalo y la reacción de Cristina, Alberto le pidió la renuncia. Kulfas estaba harto de la relación con el kirchnerismo.

El contexto que agrava la crisis del Gobierno con el kirchnerismo 

Las denuncias cruzadas entre Kulfas y Energía se producen en el peor contexto. Los diputados Graciela Ocaña y Waldo Wolff, entre otros de Juntos por el Cambio, denunciaron en la justicia federal las acusaciones y pidieron que Kulfas declare como testigo. La causa recayó en el juzgado de Ariel Lijo, pero sería absorbida por el de Daniel Rafecas que tiene otra similar y formulada previamente por un particular.

Con otro escándalo judicial en puerta y en medio de la peor crisis de gabinete, la administración nacional no deja de producir malas noticias: el relevamiento de expectativas de mercado del Banco Central anticipa una inflación de casi el 73% para 2022; hay nuevas sospechas de corrupción en el área de energía; hay desabastecimiento de gasoil en 19 provincias, no hay gas en las escuelas bonaerenses y el gasoducto Néstor Kirchner que debía traer el gas de Vaca Muerta para el mercado interno y las exportaciones no arrancó todavía en medio de escándalos.

La agenda será de Cristina, pero con gabinete más albertista

En medio de este escenario desalentador, fuentes oficiales confiaron a A24.com que el Presidente buscó transmitir el mensaje de que está conformando un gabinete con nombres que le responden de manera incondicional y que en algunos casos está desplazando a los kirchneristas. Kulfas es albertista y está enfrentado con el kirchnerismo duro. Y será reemplazado por el embajador en Brasil Daniel Scioli, albertista, cercano al Presidente pero respeta a Cristina.

Cristina Caamaño proviene del kirchnerismo duro, era fiscal de Justicia Legítima. Y será sustituida en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) por Agustín Rossi, que responde al Presidente, pero fue también ministro de Cristina. Algunas versiones indican que podría apoyarse en el ex jefe de inteligencia militar del cristinismo, general retirado Cesar Milani. Deberá lidiar con cientos de militantes de La Campora nombrados por Caamaño en la AFI.

Roberto Feletti era kirchnerista a ultranza y fue reemplazado por Guillermo Hang en la Secretaría de Comercio Interior. Hang responde al ministro de Economía, Martín Guzmán, respaldado por Alberto Fernández y denostado por los K. En ese sentido, el Presidente buscó levantar a Guzmán al respaldarlo este lunes en el anuncio en la Casa Rosada del proyecto de ley de renta inesperada. Se leyó como un gesto para compensar la renuncia que debió pedirle a su amigo Kulfas.

Nombres que fortalecen al Presidente pero sólo parcialmente

Lo cierto es que todos los lunes renuncia un funcionario por la pelea con Cristina Kirchner. El lunes 23, fue Feletti. El lunes 30, Antonio Pronsato en el gasoducto Nestor Kirchner. Este lunes, Kulfas llevó formalmente la renuncia al Presidente. Alberto Fernández busca, no obstante, que las renuncias de los lunes no lo afecten del todo.

“La resolución del ingreso de Scioli y Rossi fortalecen a Alberto Fernández. Ambos reportan a él y sumado a Hang con un Guzmán respaldado mejora el control interno sin cambiar la política, además con volumen. En Producción se queda el secretario de Industria, Ariel Schale en principio, o sea continuidad”, dijo un funcionario albertista como consuelo.

Sin embargo, uno de los funcionarios albertistas que queda en el gabinete señaló ante A24.com que en estos recambios “Alberto Fernández nunca gana, pero pareciera que lo que se busca es que también pierda Cristina Kirchner, todo es muy triste”.

Así las cosas, el recambio de ministros buscó teñir al gabinete de más “albertismo” mientras el Presidente levanta una agenda cada vez más kirchnerista: anuncios, hechos políticos y políticas que complacen a la vicepresidenta Cristina Kirchner y a su hijo, el diputado Máximo Kirchner.

La agenda K: renta inesperada, Corte Suprema, Macri y retenciones

En una breve enumeración, Alberto abrazó el proyecto de renta inesperada que va contra las grandes ganancias, despidió al propio ministro Kulfas, anunció la semana pasada otro proyecto para ampliar la Corte Suprema a 25 miembros, formuló ataques públicos contra el ex presidente Mauricio Macri y contra la prensa, coqueteó con la suba de las retenciones, y previamente impulsó hace semanas el adelantamiento de las subas del salario mínimo vital y móvil y rebajas en el impuesto a las ganancias y monotributo.

El impuesto a la renta inesperada busca un objetivo fiscal recaudatorio para cumplir las metas del acuerdo con el FMI y compensar mayores gastos en bonos e ingresos del Estado, pero al mismo tiempo permeará mayores costos y precios. La oposición rechazará en la Cámara de Diputados este proyecto y la reforma de la Corte Suprema.

Si bien tiene respaldo del Presidente, Guzmán tiene los días contados si no controla la inflación. Se mira en el espejo de Kulfas, Juan Pablo Biondi, María Eugenia Bielsa y Nicolás Trotta, todos expulsados del Gobierno por presión de Cristina Kirchner, al igual que Santiago Cafiero que tuvo que irse de la jefatura de Gabinete para pasar a la Cancillería.

Alberto ahora depende de Massa para convencer al Congreso

El propio Alberto Fernández siente la presión de la vicepresidenta. “El Congreso tiene la obligación de acompañar”, imploró al presentar el proyecto de ley de renta inesperada. Sabe del conflicto que le espera al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para conseguir los votos opositores. Finalmente, Massa lo acompañará a la Cumbre de las Américas en Los Angeles, hacia donde partirá este martes.

Fue una manera de compensar al jefe del Frente Renovador por haber nombrado a su adversario Daniel Scioli en Desarrollo Productivo en lugar del massista José Ignacio De Mendiguren, que había sido propuesto por Massa. Ahora, el presidente de la Cámara baja buscará superar un nuevo capítulo de proyectos difíciles de defender en medio de una pelea interna entre Alberto y Cristina que presiente que no terminará bien en 2023 durante las elecciones presidenciales.

Últimas noticias

Ganar el Mundial y un «verano exitoso»: la receta del Gobierno para capear la crisis y llegar a 2023

Buscan superar las malas noticias. En la Casa Rosada se resignaron a no poder torcer las expectativas económicas; procuran aprovechar...

En la crisis del Frente de Todos, Massa gana espacios en la AFIP, el entorno del Presidente y en el Frente Renovador

El presidente de la Cámara de Diputados quiere condicionar a Alberto Fernández; el desembarco de Michel en la Aduana...

Avión varado: las fuerzas de seguridad en alerta por posibles «objetivos humanos» del terrorismo iraní

Un ex funcionario de Seguridad advirtió que hay más alertas de posibles atentados que el Ministerio custodia. El silencio...

El avión iraní: Estados Unidos e Israel quieren determinar si hubo una operación de inteligencia y temen intentos de atentados

Los dos países expresaron satisfacción por la reacción de las fuerzas de seguridad, pero señalaron su preocupación; sospechan que...

En medio de los conflictos del avión y los mercados, Alberto Fernández buscó oxígeno con anuncios menores

El Presidente analiza medidas para frenar el dólar y la caída de los bonos, mientras busca recomponerse del ingreso...

«Sepa el Senado votar», el pedido de más de 20 asociaciones civiles para aprobar la Boleta Unica electoral

Luego de la aprobación del sistema de la Boleta Unica de Papel en la Cámara de Diputados, la vicepresidenta...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted