Si la oposición marcha desunida hacia 2023, estará trabajando para que gane el Frente de Todos sin segunda vuelta

- Publicidad-

Si bien el gobierno de Alberto Fernández tiene su propia grieta, la oposición está ante su propio laberinto y del cual se debe salir por arriba. Si Juntos para el Cambio, los libertarios y los peronistas no kirchneristas piensan concurrir a las elecciones en forma separada, por recelos mutuos y diferencias ideológicas, estarán jugando con fuego para su propio interés y estarán trabajando para que nuevamente gane el Frente de Todos o una nueva versión del peronismo en el caso probable de que se mantenga unido por un instinto electoral que mantiene intacto.

Hoy la oposición está conformada por distintos frentes que sostienen valores fundamentales similares, pero que se diferencia en discusiones ideológicas que son accesorias o instrumentales. Al margen de la izquierda testimonial, las tres grandes franjas opositoras son las siguientes:

*Juntos por el Cambio: es la suma del PRO, la UCR, la Coalición Cívica, el Peronismo Republicano, y otras fuerzas menores. Su base electoral ronda el 40%.

*Los libertarios, divididos entre La Libertad Avanza, de Javier Milei, y Avanza Libertad, de José Luis Expert. En las últimas elecciones rondaron el 5% a nivel nacional. Pero las encuestas los muestran creciendo. Podrían sacarle votos a Juntos por el Cambio. Tienen buena relación con un sector del PRO, los «halcones», pero son vetados por otros grupos llamados «palomas».

*El peronismo no kirchnerista conformado por Juan Schiaretti, Florencio Randazzo, Juan Manuel Urtubey y el lavagnismo en la provincia de Buenos Aires. En conjunto podrían sumar 10 puntos a nivel nacional y tienen chances de captar votos del Frente de Todos. También tienen diálogo con un sector del PRO, las «palomas», y con la UCR, y son rechazados por otros, los «halcones».

Con el Frente de Todos en el 32%, que es lo que sacó en las legislativas del 2021, y un techo de 40/45 puntos, cercano a la elección de 2019, las elecciones estarían muy parejas y posiblemente pocas fuerzas o ninguna obtenga más de 40 puntos. En ese caso, habría que determinar cuáles son las dos fuerzas que irían al ballottage.

Posiblemente, la fuerza más votada de la oposición aglutinaría la mayor cantidad de votos en una segunda vuelta. Pero si una fuerza política obtiene más de 40 puntos y una ventaja de más de diez puntos sobre la segunda fuerza podría ganar las presidenciales sin necesidad de ir a un ballottage, según la Constitución Nacional.

Si la oposición se quita votos entre unos y otros partidos en la primera vuelta, existirían posibilidades, aunque remotas, de que el peronismo aglutinado en el Frente de Todos o en una nueva versión, pudiera obtener la presidencia con algo más de 40 puntos y más de 10 puntos sobre el segundo frente. Por lo tanto, las fuerzas opositoras tienen una obligación ante el electorado propio de llegar a acuerdos.

La Argentina necesita acuerdos básicos sobre valores esenciales y no políticas puntuales, como dolarización o tipo de cambio bajo, porque la crisis no es económica sino cultural y de valores básicos fundamentales:

*Austeridad en el gasto público para resolver el déficit, la emisión y la inflación.

*Reducir el déficit fiscal y al mismo tiempo la presión tributaria.

*Respetar la ley y el orden en las calles y en la administración pública.

*Transformar los planes sociales y el exceso del empleo público en trabajo genuino.

*Recuperar la educación para que todos los niños vayan a la escuela y todos los adolescentes terminen el secundario.

*Un gran plan de recuperación de la cultura del trabajo, con formación laboral masiva y en oficios técnicos y capacidades actitudinales. Convertir a la Argentina en una gran Escuela de Oficios.

*Recuperar el orden en las calles.

*Mejorar la seguridad y luchar contra el narcotráfico.

*Recuperar la Justicia y luchar contra la corrupción.

*Garantizar la Salud y la Defensa nacional.

La discusión sobre los instrumentos monetarios o económicos, basados en las ideologías, de izquierda o de derecha, son accesorios y solamente funcionarían si existiera una coalición política que pueda lograr los objetivos anteriores. Sin estas premisas, que tienen consenso del 80% del país, no funcionaría ningún plan económico ni podría tener éxito el mejor estadista.

La discusión es de valores y todas las fuerzas que sostienen los mismos valores deberían hacer un acuerdo para poder generar un programa de gobierno que respete esas columnas vertebrales de cualquier recuperación. De lo contrario, podría ganar la fuerza que sostiene los valores opuestos.

En la actualidad, la UCR, la Coalición Cívica y Horacio Rodríguez Larreta se oponen a negociar con Javier Milei una coalición. Mauricio Macri y Patricia Bullrich están abiertos. Rodríguez Larreta aceptaría a José Luis Espert, pero no a Milei.

En cambio, la UCR, la CC y Larreta aceptarían acercarse a Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y otros dirigentes del peronismo no kirchnerista. Pero Macri y Patricia Bullrich son más reticentes. Hoy la oposición está en un laberinto y la única manera de saltarlo sería por arriba de todas las diferencias ideológicas y ponerse de acuerdo en valores sin los cuales no se podrían fundar ninguna de las políticas.

 

 

Últimas noticias

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted