Cumbre Fernández-Putin: entre la cercanía con Rusia y el malestar de EE.UU., el FMI y la oposición

- Publicidad-
El Presidente se declaró «empecinado» en «dejar la dependencia» del organismo internacional y la potencia de América del Norte. Todo en plena negociación por la deuda.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio | 

El Presidente conversó con Putin y dijo que quiere alejarse de los EE.UU. y acercarse a Rusia

El Presidente conversó con Putin y dijo que quiere alejarse de los EE.UU. y acercarse a Rusia

En una conversación privada bilateral, el presidente Alberto Fernández sintió la necesidad de declarar ante su par de Rusia, Vladimir Putin, su “empecinamiento” en dejar la “dependencia” que según él la Argentina tiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con los Estados Unidos y la manifestó su “certeza” de aprovechar esa “oportunidad” para “abrirse camino hacia otros lados” y que “Rusia tiene un lugar muy importante”.

En la misma semana que el diputado Máximo Kirchner renunció a la presidencia del bloque del Frente de Todos por su rechazo al acuerdo con el FMI, el Presidente buscó congraciarse con el núcleo duro del kirchnerismo y con la vicepresidenta Cristina Kirchner para buscar la unidad del Frente de Todos que está definitivamente resquebrajada.

Lee la columna completa de A24.com en este link

https://www.a24.com/politica/cumbre-fernandez-putin-la-cercania-rusia-y-el-malestar-eeuu-el-fmi-y-la-oposicion-n994643

El problema de Alberto Fernández fue que los micrófonos estaban abiertos y el sonido llegó a la sala de prensa del Kremlin, donde los periodistas grabaron las imágenes y el audio y se viralizaron en una mañana. La declaración de Alberto a Putin cayó mal en Washington, donde el ministro de Economía, Martín Guzmán, negocia la letra chica del acuerdo con el FMI del cual el Presidente confesó estar “empecinado” en no “depender”.

Cafiero y Alberto cambiaron el relato en una semana

La semana última, el canciller Santiago Cafiero, se reunió con el secretario de Estado Antony Blinken y le dijo todo lo contrario, así como a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. La relación con Rusia y China respondía simplemente al “multilateralismo” y la Argentina quería una relación con todos los países pero una privilegiada con los EE.UU.

También el Presidente le había recitado ese relato al nuevo embajador norteamericano, Mark Stanley, al recibir sus cartas credenciales y conversar una hora en la Casa Rosada. A cada uno, lo que quiere escuchar. El viernes el Presidente anunció que se había llegado al acuerdo con el FMI, sin decir que quería desprenderse empecinadamente del Fondo.

El Presidente cambió el relato sin saber que los micrófonos estaban abiertos al mundo y que no sólo podía mostrarle su declaración geopolítica a La Cámpora. De todos modos, los integrantes de esa agrupación miran que Guzmán sigue negociando el acuerdo con el FMI que fija un déficit cero en 2025 para renegociar a diez años la deuda de 44.000 millones de dólares, lo que el kirchnerismo rechaza y nunca terminará de conformar a Cristina y a Máximo.

Máximo renunció avalado por Cristina, que sigue en silencio sobre el FMI

En medio de esto, ya nadie considera que Máximo Kirchner renunció por su cuenta al bloque de diputados con el desacuerdo de la vicepresidenta, sino con el visto bueno de la jefa real del Instituto Patria. Cristina Kirchner aún no se pronunció sobre el acuerdo con el Fondo ni sobre la renuncia de su hijo.

En medio de la visita a Rusia, en la Argentina estalló la tragedia mortal del narcotráfico con 23 muertos por cocaína envenenada y más de 50 internados en lo que desnuda un descontrol del narco en el conurbano bonaerense comandado por el kirchnerismo y por el gobernador Axel Kicillof. El narco, Rusia y China son temas sensibles para Washington.

El Presidente viajó luego a China, donde llegó este jueves y se entrevistará con el presidente Xi Jimping, con quien cerrará negocios millonarios en inversiones en litio, plantas de baterías y autos eléctricos. También Fernández participará de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, que fueron boicoteados por los EE.UU. Otro acto de emancipación.

Dudas sobre los votos en el Congreso para el acuerdo con el FMI

El gran interrogante ahora es si el acuerdo con el FMI podrá prosperar en el Congreso. Si el kirchnerismo niega sus 30 votos duros para ese entendimiento, los distintos sectores de Juntos por el Cambio discrepan sobre la necesidad de aprobarlo, aún sin saber cuál es la letra chica de la carta de intención.

En el PRO no quiere aprobarlo si el Frente de Todos no muestra unidad. En la UCR y en la Coalición Cívica tienden a avalarlo para no echar más leña al fuego. Pero la postura final podría ser una abstención general. Todavía se debate en las filas opositoras y falta más de un mes para conocer cuál será la carta de intención que firmará Guzmán.

Lagorio derrumbó el relato en el Kremlin

El ex embajador en Rusia, Ricardo Lagorio, derrumbó el relato de Alberto Fernández ante Putin, que conoce bien su historia con la Argentina. Lagorio era también el segundo en la embajada de los Estados Unidos entre 2000 y 2003 y no hubo subordinación a ese país: Washington le soltó la mano a la Argentina cuando no pudo pagarle al FMI en 2001. No hubo un corset de EE.UU. a nuestro país por ese entonces.

Tampoco hubo alianza carnal del gobierno de Mauricio Macri con los Estados Unidos ya que se reunió tres veces con Putin en distintos foros internacionales y firmó varios tratados de inversiones como por ejemplo ferroviarios.

El relato de Fernández dijo otra cosa. “Yo estoy empecinado en que la Argentina tiene que dejar esa dependencia tan grande que tiene con el Fondo y con los Estados Unidos que tiene que abrirse camino hacia otros lados y ahí es donde me parece que Rusia tiene un lugar muy importante. Yo quiero que usted tenga la certeza de que yo veo una gran oportunidad para que podamos avanzar”, lo aduló Fernández a Putin en los salones del Kremlin.

Preocupación en los Estados Unidos por el cambio de postura

El audio recorrió el mundo y generó preocupación y sorpresa en los Estados Unidos y en el FMI. Muchos intelectuales y analistas norteamericanos consideran incomprensible el viaje de Alberto Fernández a Rusia justo cuando busca apoyo de EE.UU. ante el FMI y más aún las declaraciones que se consideran directamente una provocación.

En la misma jornada, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, pareció contestarle al Presidente. “Nuestro objetivo principal es sacar a Argentina de este camino muy peligroso de alta inflación”, le asestó.

La oposición agigantó la fisura. La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, escribió en Twitter: “Lamentable entrevista de Fernández con Putin en Rusia. Expresó una visión del mundo perimida sometiendo la soberanía nacional a una potencia extranjera. Argentina debe tener una relación constructiva con los países, sin decidir alineamientos que comprometan sus intereses”.

El diputado del PRO, Hernán Lombardi agregó: “Zelig en estado puro. Le dice a cada uno lo que quiere escuchar y se metamorfosea con su interlocutor. Se olvida que existen las redes y todo el mundo lo descubre en segundos”.

El ex embajador en China Diego Guelar agregó nafta al fuego: “Esto no es un péndulo…es una perinola que gira como loca y cae de cualquier lado….y todavía falta el tramo Beijing…por suerte después vienen las doradas y paradisiacas playas de Barbados….Hijo de Putin».

Las palabras del relato y la realidad histórica

El Presidente le había dicho a Putin, que “durante la primera etapa de nuestro gobierno del 2003 al 2015 nosotros tratamos de salir de ese corset con los Estados Unidos”. Y agregó que «en el año 2015 llegó un gobierno a la Argentina que otra vez volcó toda su mirada a los Estados Unidos y fue el que nos generó la deuda pesadísima que hoy tenemos”. Luego de eso, le confesó su «empecinamiento» por «dejar esa dependencia» del FMI y de EE.UU y de acercarse a Rusia.

El embajador Lagorio señaló que “desde el 2000 al 2003 nos dejaron caer y si nosotros nos hubiésemos entregado a los EE.UU. no nos hubiesen entregado. Es una falacia”. Fue el segundo de la embajada en Washington por entonces.

Pero además fue embajador en Rusia hasta 2019. “La relación con Rusia no la inventó el kirchnerismo, siempre Macri tuvo una muy buena relación con Rusia. En enero de 2018 fue en visita oficial y se entrevistó con Putin y los 15 empresarios más poderosos de la relación bilateral. A mitad de año se reunieron en Sudáfrica en una cumbre y cuando vino Putin como miembro del G-20 a la Argentina se lo recibió junto a otros presidentes en visita oficial”, puntualizó.

“También Macri firmó las inversiones en trenes y otras cosas empezaron en el gobierno de Macri, que siempre reconoció que Cristina Kirchner había firmado en 2015 un acuerdo estratégico, sin criticar al pasado”, dijo Lagorio.

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted