¿Cristina o EE. UU.? La encrucijada de Alberto Fernández y acuerdo con el FMI está «empantanado»

- Publicidad-
La vicepresidenta amenaza con romper el Frente de Todos si el Gobierno acepta el ajuste en 2025. En el Gobierno dicen ahora que el acuerdo con el FMI «sigue empantanado y «trabado», pero si no se hace culparán a EE.UU.

El gobierno de Alberto Fernández mantiene su expectativa de llegar en las próximas semanas a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los funcionarios lo consideran algo ineludible por el contexto internacional. El Presidente le recibió ayer las cartas credenciales al embajador de los Estados Unidos, Mark Stanley, y aprovechó para sumar horas de vuelo a la negociación bilateral para darle una “resolución política”.

Pero en las últimas horas de hoy altas fuentes oficiales aseguraron que el acuerdo con el FMI «sigue empantanado y trabado» en la misma discusión de siempre: la velocidad del ajuste fiscal para llegar al déficit cero.

Los máximos funcionarios aseguran a A24.com que si el acuerdo se produce se enarbolará la bandera de que el Presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner le torcieron el brazo al gobierno norteamericano de Joe Biden. Será un triunfo de la soberanía.

En cambio, si la negociación fracasa y la Argentina cae en default será “por culpa de los Estados Unidos” y del FMI. Los dos relatos están definidos y sólo falta saber el final de la historia.

Las negociaciones, según pudo saber A24.com, están trabadas en la amenaza de Cristina Kirchner de romper el Frente de Todos en el caso de que el Presidente aceptara la imposición del FMI de llegar al equilibrio fiscal en 2024 o 2025. La vicepresidenta exige que ese ajuste a déficit cero llegue sólo en 2027, no antes. Ese es el meollo, además de la falta de un plan económico, como el que reclaman el FMI y el gobierno de Biden.

De ese modo, Alberto Fernández está en la encrucijada fatal entre conformar a la vicepresidenta o al FMI y a los Estados Unidos. ¿Cristina o Biden? Esa es la cuestión.

Una revisión trimestral del FMI a los números de la Argentina

En los últimos días, también surgió la versión de que Cristina Kirchner no aceptaría una revisión trimestral del FMI sobre los números fiscales, monetarios y cambiarios de la Argentina como parte del acuerdo de facilidades extendidas que otorgaría el Fondo para que la Argentina pague la deuda de U$S 44.000 millones en diez años y cuatro de gracia.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, tras la última conversación con Cristina Kirchner, se alineó y asegura que la Argentina no aceptará un acuerdo con el FMI que implique un ajuste fiscal salvaje que pueda comprometer el crecimiento de la economía. En las últimas horas, dijo a un medio extranjero que la diferencia principal con el Fondo pasa por la “velocidad de la consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos”. Es decir la velocidad del ajuste fiscal.

Cerca del Presidente, decían ayer que “estamos cerca” de un acuerdo. Pero nadie podía fundamentar esa expresión de deseos en algún dato certero. “El acuerdo es ineludible y estamos cerca. Nadie seriamente en el contexto de la actual crisis internacional piensa que no hay posibilidad de acuerdo y los tiempos son cortos”, dijo a A24.com un hombre del albertismo.

Esperanza en que Washington apoye el acuerdo

“Las reuniones en Estados Unidos fueron buenas, Washington quiere que la Argentina cierre rápido el acuerdo, porque tienen conflictos por otro lado y la región gira a la izquierda con el nuevo gobierno de Chile, la posibilidad de cambio en Colombia y en Brasil”, señaló otro funcionario oficial.

“El acuerdo se viene y es ineludible desde todo punto de vista. No queda claro este nivel de revisión trimestral que hace acordar a otros tiempos. Cristina va a decir que se opone a todo. Esa es la verdad. Pero no está en condiciones de condicionar el cierre, y lo sabe también. Por más que diga que está en contra de una previsión de ajuste cero, en 2025, son discusiones solamente”, señaló aquel dirigente de buen diálogo con el albertismo puro.

En otros despachos de la Casa Rosada aseguraron que las críticas al FMI obedecen a que Guzmán sostiene hacia adentro de la Casa Rosada que son los técnicos del Fondo los que demoran en llegar a un acuerdo y que el FMI es el responsable de un posible default, porque no se va a aceptar ningún tipo de ajuste.

Cristina amenaza con romper si se firma algo que implique un ajuste

“Conseguir consenso internacional es una pata importante, pero la llave la tienen ellos. Cristina está con la amenaza constante de romper si se firma algo que implique ajuste”, señalan. En la Casa Rosada también admitieron que la línea argumental del Gobierno consiste en decir que “estamos cerca” y que “todos tengan el mismo discurso”. Pero en el trasfondo se vive como una pulseada sobre “quién le hace torcer el brazo a quien”.

Por ese motivo, ya hay un relato establecido cualquiera sea el final de las negociaciones: “Si hay acuerdo es porque le pudimos torcer el brazo a EEUU y si no hay acuerdo el que tiene la culpa ya está dictaminado y será EE.UU. y el FMI que le prestaron en forma ilegal a Mauricio Macri para salvar su gobierno y para fugar los dólares”.

En medio de estas especulaciones, en la Casa Rosada aseguran que estas próximas dos semanas serán clave para la resolución del acuerdo o no con el FMI.

En primer lugar, en un contexto de caída de reservas, el Gobierno deberá confirmar si cancela este viernes el vencimiento con el organismo por 720 millones de dólares, que saldrían del remanente de los Derechos Especiales de Giro (DEG). Y también debería cancelar el lunes 366 millones, con las reservas líquidas que se vienen agotando.

Guzmán sabe que ya no quedan reservas para afrontar la cancelación de 2800 millones de dólares el 22 de marzo próximo en el caso de que no haya acuerdo con el FMI, por lo cual la Argentina entraría en una demora y eventualmente en default.

El cierre del la gestión diplomática con el embajador Stanley

Por otra parte, el Presidente recibió este lunes las cartas credenciales del nuevo embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley, y aprovechó para conversar en forma distendida con el diplomático y sumar palabras a la negociación diplomática. Alberto Fernández está convencido de que, al no poder satisfacer al Fondo con las proyecciones técnicas o con un plan, la decisión política del gobierno de Biden sería crucial para que el FMI firmara el acuerdo.

«Apostamos a que haya una definición política, así como el préstamo a Macri fue político», repiten en Balcarce 50.

Por lo pronto, el Presidente tuvo el gesto político con Stanley de recibirlo en tiempo récord. El diplomático llegó el jueves último a la Argentina y logró en menos de una semana lo que otros embajadores demoran meses, que es la presentación de sus cartas credenciales ante el jefe del Estado.

En la Casa Rosada evaluaban que ese gesto del Presidente era un paso más en la negociación diplomática que había comenzado el canciller Santiago Cafiero la semana última con el secretario de Estado, Antony Blinken, y con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “Ahora está todo en manos de Guzmán, la gestión política está concluida”, dijo un funcionario.

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted