Dos gobiernos piensan más que uno: llegó la hora de un «gabinete en las sombras» formado en la oposición

- Publicidad-

Es hora de una oposición activa y proactiva. Un gabinete en la sombra como en Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Australia, Alemania, que esté constituido por un conjunto de integrantes notables del parlamento del partido o los partidos opositores que ejercen efectivamente la oposición planteando políticas alternativas y viables y discutiendo cada conflicto. El acuerdo con el FMI es hoy por lejos el gran dilema del futuro del país, pero hay muchos y graves asuntos que resolver en la Argentina.

Cada ministerio del gobierno de Alberto Fernández debería tener un ministro de la oposición que pudiera plantear políticas alternativas, serias y aplicables. Y así convencer a la opinión pública de que realmente son una oposición con ideas superadoras, merecedora del voto en el turno siguiente.

Los diputados y senadores que fueron elegidos por millones de argentinos tienen que estar para algo más que permanecer y gritar dos años o para ver si se puede generar una propuesta superadora. Y deben hacer honor a sus votantes tomándose el tiempo para estudiar los problemas de cada área, en tiempo real. Deben tener soluciones para hoy, aquí y ahora.

En aquellos países que tienen gabinetes en las sombras, como los citados más arriba, esas son verdaderas instituciones de la oposición, tenidas en cuenta por la sociedad, que refutan con altura, consistencia y seriedad al gobierno de turno.

No salió bien la última vez que se delegó en la Fundación Pensar un plan de gobierno diseñado durante meses y meses (mientras el gobierno de turno seguía haciendo y deshaciendo) y después el gobierno reemplazante hizo en el poder todo lo contrario a lo que había «pensado». Algunos con malicia la denominaron Fundación Dejamelo Pensar.

Definitivamente, es parte de los errores que hoy el ex presidente Mauricio Macri reconoce de su “primer tiempo”. Para que un “segundo tiempo” de Juntos por el Cambio (Macri, Larreta, Bullrich, Manes, Cornejo, Pichetto) sea exitoso, se debería cambiar el chip. El cambio debe demostrarse cambiando.

La mejor manera de demostrar que un frente sería un buen gobierno es gobernar aun no estando en el gobierno. Un gobierno en las sombras. Para cada problema, la oposición tendría un equipo de expertos que produjera una solución y refutara y mejorara las políticas oficiales.

No sólo para el acuerdo con el FMI, sino para analizar el gasto público, para señalar errores administrativos, generar políticas de producción, empleo, educación, salud, capacitación laboral, planes sociales, impuestos, política monetaria, financiera, etcétera.

Eso demostraría que la oposición se toma en serio la crisis y no hace la plancha dos años hasta «que le toque». La sociedad está pagando impuestos para pagarles el sueldo a funcionarios, legisladores y políticos que ocupan bancas y crean fundaciones que deben demostrar que están en los temas y que son parte de la solución.

Por otra parte, con la nueva composición, el Congreso puede quedar muy trabado ante la falta de mayorías claras y la falta de acuerdo para sancionar leyes. Es por eso que el Parlamento debería ocupar el tiempo en ser la usina del debate de ideas superadoras para presentar de cara a la sociedad.

La crisis es demasiado seria como para dejarla en manos de un solo gobierno, al que la oposición le dice que hace todo mal y no presenta alternativas bajo el pretexto de que «ellos fueron votados para gobernar». Ahora la oposición fue votada para proponer alternativas y un camino diferente.

No se puede confiar en que un solo frente político, desgastado y cruzado por las internas, puede alumbrar las ideas iluminadas que nos alejen del desastre. Dos gobiernos, dos gabinetes, pueden «pensar» mejor que uno.

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted