Los candidatos del Frente de Todos están desolados por la agresión de Aníbal Fernández al humorista Nik

- Publicidad-

Consideran que la intimidación podría tener un mayor costo electoral pese a los esfuerzos del Gobierno para empatizar con los sectores medios

Los ministros, funcionarios y candidatos a diputados del Frente de Todos quedaron enfurecidos y en medio de un profundo malestar por las intimidaciones del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, al humorista Cristian Dzwonik, conocido como Nik, al que le dedicó un tuit en el que consignaba que conocía el colegio al que iban sus hijas. El presidente Alberto Fernández hizo silencio y no desautorizo ni le pedirá la renuncia a su ministro.

“Ahora la pregunta es cuánto nos hundió la intervención de Aníbal luego de haber hecho tantos esfuerzos para levantar puntos en las elecciones”, dijo un funcionario oficialista a La Nueva República tras una jornada signada por el escándalo.

En medio del comienzo de la campaña del “Si”, ideada por el publicista Catalán Antoni Rubí, la intervención de Aníbal Fernández fue un golpe negativo para los candidatos que deben convencer a los votantes con un mensaje de esperanza.

La sensación que existe entre los candidatos del Frente de Todos es de desazón porque interpretan que se echó por la borda el esfuerzo que hacen ellos y el propio Gobierno para comunicar nuevas medidas dirigidas a empatizar con el electorado de clase media y baja que dejó de votarlos en las PASO.

“Finalmente, el Gobierno se la pasa haciendo anuncios de inversiones para remontar las elecciones y este tipo con un tuit te tira todo el esfuerzo abajo”, dijo un allegado al candidato a diputado nacional Leandro Santoro, del Frente de Todos, que podría pelear voto a voto con Javier Milei, de La Libertad Avanza por el segundo puesto en la Ciudad.

“Es increíble, no lo puedo creer”, le dijo Santoro a los colaboradores con los cuales preparaba ayer el debate entre candidatos a diputados por la Ciudad que será mañana. Un alto funcionario del gobierno bonaerense de Axel Kicillof dijo a La Nueva República que también existe la misma sensación de desperdicio de los esfuerzos que hace el Gobierno entre los allegados a la candidata bonaerense Victoria Tolosa Paz.

Cuando el kirchnerismo estaba en su auge, y Aníbal Fernández era funcionario, ese tipo de exabruptos iba dirigido a su base social y ésta la aceptaba como parte del folclore peronista. Pero en las actuales circunstancias, estas actitudes patoteriles caen mal como un cachetazo para todos. Cambiaron los tiempos. “El patoterismo en medio de la debacle no cae bien en ningún lado”, dijo un conocedor del peronismo.

A tal punto causó malestar interno en el Gobierno el ataque de Aníbal Fernández a Nik que el jefe del Gabinete, Juan Manzur, tuvo que salir a decir que “fue muy desafortunado”, pese a que aclaró que rescataba las “disculpas públicas” del ministro. Si lo único que puede rescatar son las disculpas, la Casa Rosada en el fondo entendió la gravedad de la agresión y no la ocultó.

“Fue muy desafortunado y yo me quiero quedar con las disculpas públicas que pidió el ministro”, dijo Manzur, que en sus formas con los periodistas siempre es muy formal y correcto. El jefe del Gabinete fue el que hizo junto a otros ministros el mayor esfuerzo para anunciar medidas para repuntar en las encuestas. Entre ellas se destacan las siguientes.

*Proyecto de ley de compre nacional para las compras públicas.

*Proyecto de ley para promoción de inversiones en hidrocarburos.

*Aumentó el salario mínimo vital y móvil a 33.000 pesos.

*Elevó el piso para pagar el impuesto a las ganancias a 175 mil pesos.

*Dispuso un subsidio del 50% del salario por los seis primeros meses para trabajadoras de casas particulares recién registradas.

*Anunció la jubilación anticipada para desempleados de más de 60 años y desempleadas de más de 55 con 30 años de aportes.

*Instrumentó el Plan Previaje.

*Presentó la ley de fomento al desarrollo agroindustrial.

*Ley de movilidad sustentable con incentivos a la industria automotriz.

Sin embargo, ahora muchos analistas del oficialismo consideran que las declaraciones de Aníbal Fernández son otro nuevo cisne negro que terminará alejando a más electores de los sectores medios a los que se intenta seducir con la campaña del “Sí” a los anhelos de una sociedad castigada en la postpandemia del Covid 19.

Últimas noticias

Claudio Loser: “El FMI puede extender los plazos de pago; bajar la sobretasa es más complejo”

El ex director del FMI para le Hemisferio Occidental es pesimista en cuanto a que la Argentina pueda bajar...

Javier Milei: “Los planes sociales y el empleo requieren una solución integral y no se soluciona por un decreto”

El candidato a diputado por la Libertad Avanza pronosticó que "la Argentina va a una de las grandes crisis...

Leandro Santoro: “El plan social formará parte del salario del trabajador hasta que el empleador lo efectivice”

El candidato a diputado del Frente de Todos por la Ciudad explicó la medida anunciada ayer por el presidente...

Planes sociales: un obispo dijo que la educación está “estallada” y que los credos pueden formar en valores morales

El obispo de Avellaneda, Marcelo Margni, explicó la exhortación del papa Francisco en IDEA para recuperar la "dignidad del...

El Gobierno recibió con frialdad el pedido del papa Francisco de dejar de “vivir de subsidios sociales”

En el Coloquio de Idea, el Santo Padre dijo que "no se puede vivir de subsidios". El mensaje generó...

El “plan puente” de Massa incentiva a Pymes por no pagar aportes, pero no enfatiza la formación laboral

Hoy los problemas son de capacitación laboral y actitudinal para el trabajo, que no son abordados por el...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted