Entre las PASO y las generales, el Gobierno podría agudizar su pelea interna si pierde en las urnas

- Publicidad-

La vicepresidenta podría buscar cambios en funcionarios de Alberto Fernández y los pases de facturas podrían desatar un escenario inestable.

El tiempo entre las PASO y las elecciones generales puede ser traumático. Si el gobierno de Alberto Fernández no gana las elecciones primarias del 12 de septiembre de manera clara, o las pierde, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el Instituto Patria podrían intentar precipitar cambios en el gabinete que pueden introducir al Frente de Todos en una pelea interna que podría tener consecuencias en los comicios definitivos del 14 de noviembre.

Los pases de factura entre el Instituto Patria y la Casa Rosada podrían resultar inmanejables Los gruesos errores no forzados de la campaña del Frente de Todos, atribuibles a candidatos del Presidente, convencieron a Cristina Kirchner de que el principal funcionario que no funciona es Alberto Fernández. «Ella está desencantada con el resultado de la gestión y del propio Alberto», dicen en el Frente de Todos.

El momento anímico de Alberto Fernández es complejo. Se recluye frecuentemente en la residencia de Olivos, en su círculo más íntimo, y sus asesores buscan que no se largue a hacer declaraciones sin antes consultarlas. Pero el jefe del Estado desoye los consejos.

El Presidente habla sin antes pensar la estrategia discursiva y cuando se le observa el resultado se pone furioso. Cada vez son más las voces que dicen que en una de esas discusiones con Cristina Kirchner el Presidente insinuó la posibilidad de renunciar, hace un mes, pero que sus arranques fueron frenados a tiempo y descartados antes de que se produjera una crisis institucional.

Por supuesto, en el entorno del Presidente niegan cualquier versión de ese calibre. Sin embargo, en plena crisis por el «Olivosgate» el Presidente lanzó una frase temeraria. «No me van a hacer caer», exclamó en un acto público.

Estaba dirigida a la oposición que anunció que presentaría un pedido de juicio político. Sin embargo, es sabido que Juntos por el Cambio no tiene número para destituir al Presidente y menos aún con las divisiones que existen sobre ese enjuiciamiento. ¿Por qué lo dijo entonces?

La vicepresidenta tiene en la mira a varios funcionarios de Alberto Fernández, ya que al Presidente no lo puede remover por razones obvias.

Es posible que presione por la salida de:

*El jefe del Gabinete, Santiago Cafiero, a quien el kirchnerismo nunca quiso y le atribuyen falta de experiencia en la gestión.

*El ministro de Economía, Martín Guzmán, cuya negociación con el FMI no convence a la ex presidenta.

*La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, considerada una inepta por Sergio Berni, el hombre de Cristina en la seguridad bonaerense.

*El secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el jefe de la Casa Militar, Alejandro Guglielmi, a quienes acusan en el Patria de no cuidar al Presidente.

*El vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, a quien le atribuyen falta de manejo de la comunicación presidencial.

A todos ellos les atribuyen distintos errores que se fueron sucediendo. También hay facturas pendientes con los ministros de Producción, Matías Kulfas, de Educación, Nicolás Trotta, o de Agricultura, Luis Basterra, entre otros.

La feroz disputa que podría desatarse a raíz de estos nombres puede tener un final abierto en las urnas en noviembre próximo.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, fue lapidario en su intimidad luego de los últimos errores groseros de la campaña del Frente de Todos, perpetrados por los “albertistas”. “Que locura todo. Perdieron el rumbo. Esto es falta de conducción”, resumió el ministro, cercano a Cristina, entre sus colaboradores. La falta de conducción se refiere al Presidente y no a la vicepresidenta, según su óptica.

Tal como están las cosas, una eventual derrota del Frente de Todos será atribuida a la responsabilidad y la mala praxis de Alberto Fernández y la vicepresidenta se encargará de hacerlo notar y de responsabilizar a su delfín si ello ocurre: ella no se hará cargo de las culpas de la derrota.

La lista de traspiés se podría resumir en la siguiente:

*La primera candidata a diputada del FDT Victoria Tolosa Paz dijo que para alcanzar la felicidad los jóvenes tienen que tener “goce y disfrute” y que “en el peronismo se garcha”. Berni salió a criticarla de manera destemplada. Luego ella buscó justificar su exabrupto o falta de buen gusto con la trillada excusa feminista: “Un hombre puede decir garchar y una mujer no”.

*La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, dijo que “en Suiza hay seguridad, pero es aburrido” como si la inseguridad fuera entretenida o divertida para la gente que la padece. También Berni -Cristina- fue el primero en marcar su desatino.

*El Presidente defendió la semana última a una docente de La Matanza que maltrató y adoctrinó a adolescentes y dijo que “generó un debate formidable”.

*Alberto Fernández dijo que no hubo delito durante el cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez pese a haber violado un DNU que el mismo firmó y tipificó como delito. Y sin embargo ofreció una reparación económica para cerrar la causa.

*Antes había culpado a su pareja Fabiola Yañez de haber organizado el cumpleaños “que nunca debía haber ocurrido”. Luego se tuvo que desdecir y “hacerse cargo 100% de lo ocurrido”. Las sucesivas crisis fueron erosionando la credibilidad y las encuestas del Frente de Todos.

 

Últimas noticias

Ganar el Mundial y un «verano exitoso»: la receta del Gobierno para capear la crisis y llegar a 2023

Buscan superar las malas noticias. En la Casa Rosada se resignaron a no poder torcer las expectativas económicas; procuran aprovechar...

En la crisis del Frente de Todos, Massa gana espacios en la AFIP, el entorno del Presidente y en el Frente Renovador

El presidente de la Cámara de Diputados quiere condicionar a Alberto Fernández; el desembarco de Michel en la Aduana...

Avión varado: las fuerzas de seguridad en alerta por posibles «objetivos humanos» del terrorismo iraní

Un ex funcionario de Seguridad advirtió que hay más alertas de posibles atentados que el Ministerio custodia. El silencio...

El avión iraní: Estados Unidos e Israel quieren determinar si hubo una operación de inteligencia y temen intentos de atentados

Los dos países expresaron satisfacción por la reacción de las fuerzas de seguridad, pero señalaron su preocupación; sospechan que...

En medio de los conflictos del avión y los mercados, Alberto Fernández buscó oxígeno con anuncios menores

El Presidente analiza medidas para frenar el dólar y la caída de los bonos, mientras busca recomponerse del ingreso...

«Sepa el Senado votar», el pedido de más de 20 asociaciones civiles para aprobar la Boleta Unica electoral

Luego de la aprobación del sistema de la Boleta Unica de Papel en la Cámara de Diputados, la vicepresidenta...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted