Padres agotados y crianzas hiperexigentes: los niños no necesitan padres perfectos sino reales y sin superpoderes

- Publicidad -

Que nada les falte, que no se aburran, que en cada momento de tiempo libre tengan planes y actividades que los diviertan, que no se frustren, que no se sientan limitados, que tengan todo lo que deseen, que tengan logros, que tengan la mejor educación, la posibilidad de todos los deportes que quieran explorar y principalmente que sean siempre felices y entonces así podrán sentir que han sido buenos padres y que el desgaste valió la pena.

Es habitual escuchar en las consultas de orientación a padres, que se sienten abrumados, extenuados y desbordados por tratar de cumplir permanentemente con lo que la sociedad espera de ellos (trabajar, ser exitosos en sus actividades, tener buenas vacaciones en familia, vivir en lugares que permitan una buena calidad de vida, brindar educación de calidad a sus hijos, viajes que expandan su mundo, tener tiempo para compartir con ellos y atender a las necesidades que requiere el cuidado de la pareja).

Aspiran a que sus hijos sean los mejores en todo lo que hagan y tengan lo mejor. Nada malo debe ocurrirles, ni siquiera una frustración si es posible como padres evitarla. Deben ser niños felices todo el tiempo, el dolor no debe siquiera tocar sus vidas y menos aún las malas noticias o las preocupaciones de la vida, enfermedades de familiares o dificultades económicas.

Son niños, deben poder ser los mejores y tenerlo todo. Los padres deben ser el soporte de todo aquello, aún al costo de su propio bienestar emocional. En tiempos de crianzas desgastantes, exigencias insostenibles, demandas ilimitadas de todo y más, es preciso detenerse a reflexionar.

¿Ser buenos padres significa que los hijos jamás se frusten? ¿Ser buenos padres implica olvidarse de sí mismos en pos de la satisfacción de los deseos de los hijos? ¿Ser buenos padres exige que los hijos nunca sientan aburrimiento? ¿Ser buenos padres requiere ser perfectos y no equivocarse jamás? ¿Ser buenos padres es no establecer límites a los hijos? ¿Ser buenos padres es exigirse y exigirles que sean los mejores en todo? ¿Ser buenos padres implica que los hijos no sientan ninguna falta?

Sin lugar a dudas la respuesta a cada uno de estos interrogantes es NO. El desgaste parental es propio de estos tiempos de crianzas hiperexigidas con padres abrumados. Ser buenos padres implica ser humanamente imperfectos, capaces de aportar y enseñar a los hijos cuestiones del mundo adulto permitiéndoles hacer sus propias experiencias y equivocarse.

Ser buenos padres es orientarlos, pero sin evitarles los desaciertos y frustraciones, sino confiando en que sabrán encontrar su propio camino. Vale decirles a los hijos “hoy estoy muy cansado para jugar” y que encuentren un límite en esos padres que pretenden mostrarse inhumanamente todopodersosos, abriéndoles la posibilidad de encontrar otras alternativas de juego, otros compañeros de juego o simplemente la posibilidad de jugar solos hoy porque mamá o papá están cansados.

Ser padres humanos, con errores, cansancio y límites, también es ser buenos padres. Estar conectados emocionalmente con los hijos es fundamental para establecer vínculo con ellos y unos padres agotados no pueden tener la empatía necesaria para establecer esa conexión. Por eso, es clave no olvidar el cuidado personal por parte de los padres, sabiendo equilibrar los requerimientos de la crianza con los recursos disponibles para afrontarla.

Si ese equilibrio no se logra, el agotamiento de la crianza lleva al distanciamiento emocional de los hijos y a la pérdida del disfrute del proceso de crecimiento. La crianza se vuelve una fuente de estrés y culpa constante, desgastando los vínculos entre padres e hijos y es por eso que recuperar los espacios de autocuidado parental es fundamental.

Cada momento individual de los padres haciendo algo que disfruten, cuenta como autocuidado y tiene la importancia que implica cuidarse para poder cuidar. Ser buenos padres no se trata de estirarse hasta romperse, de abarcarlo todo hasta desbordarse, de sostener bajo cualquier circunstancia todo sin límites hasta desmoronarse emocionalmente.

Ser buenos padres es escuchar a los hijos, ser padres capaces de ejercer la autoridad y de criar desde la amorosidad y la firmeza, no desde la culpa. Las exigencias como padres también tienen un límite y es el desgaste parental que no permite cuidarse ni cuidar. Los niños no necesitan padres perfectos sino padres humanamente reales, con límites y sin superpoderes.

Así sabrán que ellos también pueden equivocarse y no deben ser hijos perfectos capaces de satisfacer todas las expectativas de sus padres, sino hijos humanos y reales, imperfectos y capaces de aprender de sus errores. La crianza en tiempos de hiperexigencia parental, requiere repensar el concepto de ser buenos padres y tomar el desafío de ser padres adecuados y posibles, no sobrehumanos.

__________________

Lic. Analia Forti Licenciada en Ciencias para la Familia Consultora Psicológica Logoterapeuta Psicóloga Social Mediadora Familiar Escritora Conferencista lic@analiaforti.com info@analiaforti.com prensa@analiaforti.com Contacto Lic. Analia Forti 1131239283 Contacto Prensa 1157617476

Últimas noticias

Dos gobiernos piensan más que uno: llegó la hora de un “gabinete en las sombras” formado en la oposición

Es hora de una oposición activa y proactiva. Un gabinete en la sombra como en Gran Bretaña, Nueva Zelanda,...

Juntos por el Cambio apoyará el acuerdo con el FMI pero quiere que Cristina Kirchner asuma el costo

En el frente opositor desconfían de que la vicepresidenta haya cerrado filas con Alberto Fernández. ¿Cómo actuarán en el...

Todos son parte del problema: Cristina asustada empodera a Alberto y la oposición no capitaliza su triunfo con ideas

La carta significa un apoyo al Presidente frente al acuerdo con el FMI y el mensaje de que no...

Carolina Losada: “Hay que bajar impuestos, cambiar la ley laboral, bajar el gasto y acordar con el FMI”

La senadora electa de Juntos por el Cambio, Carolina Losada, Carolina Losada, anticipó que cuando asuma la banca el...

Macri amagó con presentarse en 2023 y profundizó las internas con Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y la UCR

En una reunión de la Fundación Pensar, el ex presidente advirtió que todos los candidatos deberán competir en las...

Alberto Fernández complica su frente interno en el oficialismo y Juntos por el Cambio arde con peleas internas

Después de las elecciones, los principales espacios políticos se revuelven en internas. ¿Cómo es la guerra del todos contra...
-Publicidad -

Debe leer

- Publicidad -

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted