La naturaleza tiene dos sexos: hombre y mujer; la manera de amar o divertirse es un tema de cada uno

- Publicidad-

Todas son respetables, pero no incumben a terceros ni al Estado.

Los delirios de los activistas de la ideología de género se chocan contra la naturaleza y el sentido común y la quieren doblegar a fuerza de disparates. En la Cancillería llegaron al colmo de obligar a los empleados y diplomáticos a firmar una Declaración Jurada Obligatoria de Actualización de Datos en la que deben declarar bajo juramento pertenecer a uno de diez “géneros” diferentes. Y consideran al varón y la mujer como géneros que tienen un “carácter social y no natural”, cuando es justo al revés.

En primer lugar, en su afán de ser inclusivos en la diversidad, terminan discriminando e invadiendo la privacidad y la intimidad de las personas. Nadie tiene por qué declarar públicamente sus inclinaciones sexuales ante un organismo público como si fuera requisito para poder trabajar en él.

Del mismo modo, se discriminaría y se invadiría la privacidad de las personas si se le preguntara bajo juramento por la religión o la ideología, o si se le hiciera constar el color de su piel. ¿Qué le importa al Estado la orientación sexual de las personas? ¿No era que existe igualdad y que no se debe catalogar a las personas según su sexualidad?

En segundo lugar, imponen diez géneros de manera arbitraria como ello si fuera una verdad revelada o una realidad científica y no existe ningún fundamento científico que indique que existen diez sexualidades diferentes. Por lo cual no aplica la necesidad de elegir entre diez entidades inexistentes. Más bien, se chocan contra la naturaleza que hasta el momento tiene sólo dos sexos diferentes: el masculino y el femenino, el varón y la mujer, el macho y la hembra.

La “Declaración Jurada Obligatoria” de la Cancillería lleva el titulo “Identidad de Género” y ofrece a los firmantes elegir entre diez posibilidades sexuales diferentes, en diez casilleros que describen al lado a su presunto género: mujer, mujer trans, travesti, transexual, transgénero, varón, varón trans, “no binarie”, género fluido, o “ninguna de las anteriores”. Con lo cual admite que puede haber un número indefinido que la naturaleza no determinó. Curiosamente, omite a los gays u homosexuales a secas, que sin alterar su aspecto físico forman parejas del mismo sexo.

https://www.lanuevarepublica.com.ar/2021/08/05/funcionarios-y-diplomaticos-de-cancilleria-pueden-inscribirse-con-diez-identidades-sexuales-diferentes/

Por otra parte, el DNI en la Argentina y en todos los países del mundo determina el “sexo” y no el “género” de las personas. Y allí existen solamente dos categorías: masculino y femenino. Y esto no es por casualidad: sólo existen dos categorías o sistemas reproductivos en el orden natural, el masculino y el femenino. Y la unión de ambos genera la procreación de la especie.

El DNI determina “sexo” y no género. La foto demuestra que el autor de esta nota alguna vez tenía la cabellera completa

Es muy sencillo y no tiene por qué avergonzarnos el reafirmar una obviedad. Después la manera en que cada uno ame o se divierta es una competencia de cada persona, hace a su intimidad, y es respetable, pero eso no incumbe a la naturaleza, a la ciencia, ni al Estado en sus trámites administrativos.

En todo caso, es necesario educar para la no discriminación, que en el pasado fue un flagelo imperdonable, pero eso no tiene por qué alterar el pensamiento de que lo natural es la división binaria entre hombre y mujer. Y que por lo tanto el carácter social o cultural es de las “orientaciones sexuales” diversas y respetables que todas las personas tienen derecho a ejercer. En cambio, la ideología de género invierte la lógica y señala que las categorías de hombre y mujer es una “construcción cultural y social”, y “no natural”, cuando es todo lo contrario.

Nadie discrimina si dice lo obvio: la naturaleza está compuesta de dos sexos, varón y mujer, macho y hembra. Y la manera de amar o divertirse pertenece a la esfera íntima de cada uno y es respetable. Punto. En el reino animal, ninguna especie escapa a esta categoría de macho o hembra que determina la reproducción de la especie.

Ningún caballo, perro, gato o canguro reclama que se le reconozca la categoría de trans o de travesti o de fluido, por lo cual lo natural han de ser el macho y la hembra que se buscan para reproducirse y preservar la especie. Los animales no pueden desarrollar construcciones culturales o sociales porque son animales. Machos y hembras.

En cambio, los otros géneros sólo han sido construidos por personas, lo cual demuestra que son creaciones culturales o sociales surgidas de la mentalidad humana, porque ninguna otra especie los ha reclamado para sí.

Esto no es discriminar, sino decir la verdad. Dicho esto, hay que subrayar a cuatro vientos que todas las maneras de amar y divertirse son respetables, pero son un acto íntimo y privado, que no tiene por qué involucrar o inducir a terceros ni al Estado. Es decir, la manera en que cada cual ejerce su sexualidad es competencia de cada uno y no tiene por qué inducir a terceros a emularla, aplaudirla, condenarla o imitarla. Nadie puede pretender que el otro piense igual que uno.

Y así como nadie los puede criticar o discriminar a los que ejercen diversas orientaciones sexuales, ellos tampoco pueden atacar o discriminar a los que aman y se divierten como varones y mujeres, ni descalificarlos de heterosexuales, machistas, machirulos o binarios, como si estuvieran en falta ante una moda sexualizante y estigmatizante de las personas. Es por ello que consignar la sexualidad o la manera de amar o divertirse en un formulario público es un disparate astronómico difícil de encontrar en el mundo y en el género humano.

Últimas noticias

Alberto Fernández apuesta a una resolución “política” del acuerdo con el FMI y sigue las negociaciones aislado en Olivos

En la Casa Rosada sobrevuela un moderado optimismo. El embajador Jorge Arguello difundió un newsletter que se viralizó entre...

Rogelio Frigerio sumará su firma al Plan Maestro por la Recuperación de la Cultura del Trabajo del MVA

Se sumará a Esteban Bullrich y Miguel Pichetto. El Movimiento por los Valores de la Argentina avanza en el...

Esteban Bullrich y Pichetto firmarán el plan de recuperación de la cultura del trabajo con 70 líderes de la sociedad civil

El Movimiento por los Valores de la Argentina avanza en el lanzamiento de una propuesta para crear un programa...

Bienes personales: el FDT impondrá 37 votos para subir el impuesto a patrimonios de más de $100 millones

Si bien perdió el quórum propio, el oficialismo estima que tendrá 37 votosm ¿Cómo impondrá su número en la...

Fin de año en paz: Alberto Fernández tuvo respaldo de los gobernadores y Juntos por el Cambio una foto de unidad

El Presidente firmó con 23 mandatarios el Consenso Fiscal y los invitó a una reunión por el acuerdo con...

Los consensos básicos del Movimiento por los Valores para un programa de reconversión a la cultura del trabajo

Más de 60 protagonistas de la sociedad civil, las empresas y los sindicatos, comenzaron a esbozar los lineamientos para...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted