Empleados y diplomáticos de Cancillería deben declarar su sexualidad entre diez géneros diferentes

- Publicidad-

Declaración Jurada Obligatoria. Pueden negarse a responder sobre su intimidad. La Cancillería instituyó la obligatoriedad de firmar una «Declaración Jurada Obligatoria de Actualización de Datos» en la que los empleados, funcionarios y diplomáticos deben declarar bajo juramento si pertenecen a una gama de entre diez géneros u orientaciones sexuales diferentes y considera de manera unilateral que los sexos varón y mujer tienen «un carácter social, no natural», como si eso fuera una convención científica ya asumida.

Este tipo de Declaración Jurada «obligatoria» no está prevista en ninguna ley de la administración pública nacional. Sólo obedece a una iniciativa que sigue la agenda general ideológica del gobierno de Alberto Fernández.

El Presidente anunció hace unas semanas la creación del nuevo DNI no binario, en el cual se puede elegir no optar por el sexo femenino ni masculino. Simplemente se puede marcar con una equis X si el ciudadano no se identifica con ningún sexo.

Sin embargo, no pocos diplomáticos aseguran que ese DNI o Pasaporte podría deparar serios problemas para que los titulares de esos documentos puedan ingresar a los Estados Unidos, Europa o cualquier país del mundo, donde no está reconocido ningún otro género que los de varón y mujer a los efectos migratorios. En China o en Rusia, países aliados según el Gobierno, sería impensable romper ese orden natural que hace al sentido común de la enorme mayoría de las personas.

«Esta es una agenda alejada de la gente, es para los que defienden la agenda de género que son una enorme minoría y a la gente no le interesa», señalan funcionarios del Gobierno que son críticos de esta agenda.

Lo cierto es que esta agenda pretende instalar una nueva grieta de odios para quienes no la aceptan y procura institucionalizar un «discurso único» que tilda de homofóbicos a quienes la critican por considerar que el orden natural es el de los sexos varón y mujer más allá de que pueda haber diversas orientaciones respetables. «Con las necesidades que hay en la Argentina y que tenemos, esto no es nada prioritario», se sinceró un funcionario que responde al propio Alberto Fernández.

La nueva «Declaración Jurada Obligatoria» lleva el titulo «Identidad de Género» y ofrece a los firmantes elegir entre diez posibilidades sexuales diferentes, en diez casilleros que describen al lado a su presunto género: mujer, mujer trans, travesti, transexual, transgénero, varón, varón trans, «no binarie», género fluido, o «ninguna de las anteriores». Curiosamente omite a los gays u homosexuales a secas, que sin alterar su aspecto físico forman parejas del mismo sexo.

Si bien es una DDJJ «obligatoria» uno de los casilleros admite la posibilidad «Prefiero no responder». Eso salva a los funcionarios de la prepotencia de tener que ventilar intimidades sexuales en una declaración jurada. Es que ese intento por generar declaraciones íntimas también violaría derechos de privacidad.

Otro aspecto por demás llamativo es que intenta bajar una línea ideológica cuando se denomina a los varones y las mujeres como si hubiera que explicarles a los funcionarios en qué consisten ambos sexos, que según el adoctrinamiento del área de Personal de la Cancillería fueron «géneros asignados al nacer». Esto equivale a pensar que la partera, los médicos o los sanatorios que expiden las partidas de nacimiento lo hubieran «asignado» de manera arbitraria por su percepción y no por un orden sexual natural.

Según el casillero de «mujer», por ejemplo, se trata de una «persona cuya identidad y expresión de género es femenina», «coincida o no con el género asignado al nacer». Dice que «describe una posición que tiene un carácter social, no natural, marcada por la desigualdad y las violencias respecto al género masculino». Para ser un formulario administrativo, parece un panfleto distribuido en una marcha feminista y tiene un tono de adoctrinamiento inédito para la administración pública.

En el caso de la descripción del varón, también aplica un claro tono anti-macho que trasluce desprecio al varón. «Varón: persona cuya identidad y expresión de género es masculina, coincida o no con el género asignado al nacer. Describe una posición que tiene un carácter social, no natural, marcada por una jerarquía histórica y cultural respecto a otras identidades y expresiones de género».

A continuación la copia del formulario de Declaración Jurada Obligatoria:

En el mismo formulario, en la página 1, se requieren otros datos como obligatorios para ser llenados por los funcionarios de la Cancillería.

 

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted