Vidal se lanza en CABA, pero Bullrich se subió al caballo y se puso el poncho para las presidenciales de 2023

- Publicidad-

La presidenta del PRO redobla su perfil opositor. La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal lanzará mañana su candidatura a diputada por la Ciudad de Buenos Aires, con un perfil moderado. Pero la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que se bajó de la candidatura en la Ciudad de Buenos Aires, fue la que este 9 de julio se subió al caballo y se puso el poncho en una clara señal de que para ella comenzó la campaña nacional con miras a las elecciones presidenciales de 2023 y mostrar que seguirá siendo “halcona” en contra del gobierno de Alberto Fernández.

No se vieron otros dirigentes del PRO en las marchas del campo contra las últimas medidas del Gobierno nacional: las restricciones a las exportaciones de carne, la demorada compra de vacunas y la gestión general de la pendemia del Covid 19. Bullrich se tomó la foto simbólica de la protesta contra el kirchnerismo.

La titular de PRO declinó ser candidata a diputada en la Ciudad, porque entendió que el ex presidente Mauricio Macri iba a ser prescindente en la campaña y no iba a jugarse por su candidatura en contra de su ahijado político, que es el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Esa pulseada la ganaron las «palomas», o el ala dialoguista de Juntos por el Cambio, pero tuvo sabor a victoria pírrica. Quedaron muchos heridos.

De ese modo parece haber terminado, por ahora, la pulseada más estelar de Juntos por el Cambio. Patricia Bullrich no forzaría una campaña conflictiva. No era su negocio. No puede obligar a Macri a sacrificar a su delfín, Rodríguez Larreta, y a su otrora niña mimada, María Eugenia Vidal. Las traiciones en JXC son más disimuladas que en el PJ.

En el acto, Bullrich mostró su apoyo poco creíble a Vidal y al jefe de gobierno porteño, padrino de Vidal. Bullrich entiende que entre Macri y Larreta hay demasiada historia y un sinfín de secretos guardados y compartidos que no pueden quebrarse por una campaña política. Ambos gobernaron juntos la Ciudad entre 2007 y 2015 y también Larreta participaba de las reuniones políticas del gobierno nacional que encabezó Macri.

Hay demasiada historia juntos como para que Macri tomara partido por Bullrich, por más que era su candidata, y enfrentara a su otra ahijada Vidal. Por ese motivo, Macri optó por aislarse de este mal momento y se fue a España a participar de seminarios y conferencias. Pero Patricia Bullrich se bajó con una condición muy concreta. Declinará ser candidata en la Ciudad, pero se lanzó a la campaña presidencial.

Lo dijo con todas las letras en su carta de renuncia. Dijo que no renunciaría a representar a todos los argentinos, que se dedicaría a armar las listas en todo el país, a caminar todo el territorio nacional, a armar planes de gobierno para 2023 y que ella misma se proponía como candidata para pelear por la presidencia del país dentro de dos años. Es decir, fue una renuncia por algo más grande todavía.

Por supuesto, Rodríguez Larreta tendrá sus aspiraciones y es posible que en 2023 ambos se tengan que enfrentar en unas PASO por la presidencia.

Mientas tanto, en el interior del PRO se comenta que el cambio de domicilio de Vidal le podría costar muchos votos a la ex gobernadora bonaerense y que podría terminar beneficando en las PASO a su ahora contrincante Ricardo López Murphy, de Republicanos Unidos. López Murphy sumará a Luis Brandoni, del radicalismo entre sus apoyos, y es posible que reciba muchos votos que iban originalmente a Bullrich. Incluso algunos dirigentes que quedaron enojados con el larretismo podrían ir al «Bulldog».

Vidal colocará como segundo a Martín Tetaz, periodista y economista, que llegará apadrinado por Enrique “Coti” Nosiglia, que es el verdadero jefe de Martín Loustau, y de Emiliano Jacobitti, el presidente de la UCR de la Ciudad de Buenos Aires.

Funcionará aquí el acuerdo entre Rodríguez Larreta y el hombre fuerte del radicalismo, el “Coti” Nosiglia, que colocó innumerables funcionarios en la administración porteña, todos ellos vinculados con la gestión de los recursos estratégicos. Con ese sector, Patricia Bullrich está totalmente enfrentada, más allá de las fotos tomadas para mostrar unidad. La verdadera foto de Patricia Bullrich es subida al caballo y con el poncho mostrando una fuerte lucha contra el gobierno de Alberto Fernández.

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted