Alberto Fernández no tiene ningún proyecto de reforma de la salud y abre otro frente con Cristina Kirchner

- Publicidad-

La CGT también se planta ante la vicepresidenta. El gobierno de Alberto Fernández rechaza la idea de que haya un proyecto para reformar el sistema de salud e integrar los tres subsistemas, el público, el privado y el sindical, tal como reclamó la vicepresidenta Cristina Kirchner junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof el lunes último. Este parece ser un nuevo motivo de “grieta” en el Frente de Todos porque la CGT y el Presidente rechazan la idea de la vicepresidenta.

“No existe ningún proyecto de ley ni de decreto en tratamiento en el Gobierno para reformar el sistema de salud. No está en la agenda”, dijo a La Nueva República un funcionario de primera línea del gobierno nacional. Un proyecto así pondría al Gobierno en un conflicto irreconciliable con la CGT.

Las obras sociales sindicales son la columna vertebral de los sindicatos. Cerca del secretario general de la CGT, Hector Daer, comentaron a La Nueva República que “ningún gobierno peronista se puede poner a la CGT y al 50% de la población en contra”. Daer atribuye la idea al viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, que alimenta a las usinas de Cristina Kirchner.

“Cristina no sabe que el sistema es federal y que ya está integrado”, dicen cerca del máximo líder cegetista. “Kreplak y los muchachos del IOMA son una cosa y La Cámpora otra, ni siquiera Máximo está de acuerdo”, señalan en la CGT. En la central obrera hay fuerte malestar contra Cristina Kirchner.

Recordaron que el Gobierno tropezó cuando quiso controlar la Superintendencia de Salud y los sindicatos se plantaron y finalmente fue designado Daniel López cercano a la central obrera tras la muerte de Eugenio Zanarini, que había sido puesto por el ex ministro Ginés González García. “El único sostén institucional que hoy tiene el Gobierno es la CGT”, dicen. “Mirá la UIA: ya no la tienen después de la designación de Daniel Funes de Rioja”, interpretan en la mesa cegetista.

El jefe del Gabinete, Santiago Cafiero, descartó una reforma del sistema de salud para integrar todos los subsistemas publico, privado y sindical. También la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo que se trabaja en una mayor integración, pero no una reforma.

Este conflicto parece profundizar la grieta entre la Casa Rosada y el Instituto Patria, donde la vicepresidenta comienza a hacer campaña en forma personal para apuntalar al Frente de Todos en la provincia y al gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Desde las prepagas, el presidente de Union Argentina de Salud, Claudio Belocopitt, había acusado al Gobierno de buscar que las empresas privadas de salud queden asfixiadas desde el aspecto financiero para poder luego estatizarlas. Por eso, ahora reclama ante la Justicia que se les permita ajustar sus tarifas congeladas, lo que las perjudica en tiempos de pandemia del Covid 19.

Desde las obras sociales, muchos dirigentes sindicales comienzan a sospechar que Cristina Kirchner quiere ir por los recursos de las prepagas y de las obras sociales sindicales, que son la principal caja de los sindicatos y se preparan para la batalla. “Se quiere quedar con todo, como hizo con la Anses”, señalan.

Tanto entre los sindicalistas como en las prepagas consideran que si Cristina Kirchner lo plantea, finalmente la reforma se terminará haciendo por imposición frente a Alberto Fernández. Entre funcionarios kirchneristas también alertan que el Instituto Patria siempre tuvo proyectos para “entretener a la militancia” y que la vicepresidenta lo instaló ahora como tema de campaña solamente.

“En este momento de pandemia es imposible esa reforma, más allá de que se trabajó como parte de la campaña para que los técnicos pensaran alternativas y entretener a la militancia”, señalan en el Gobierno voces que son afines al kirchnerismo.

Entre los sindicatos existe malestar porque Alberto Fernández todavía no firmó el decreto de asistencia de 11.000 millones de pesos para salvataje de las obras sociales por la pandemia de 2020 que había sido acordado en la reunión en Sanidad. Ese decreto establecía también que los trabajadores debían permanecer al menos por un año en las obras sociales.

Incluso, avizoran un problema de puja distributiva, ya que el sector de la salud tiene paritarias a fin de mes y pedirá aumentos por encima del 40% ajustado a la pauta de inflación real. “Vamos a tener días muy movidos”, dicen en el sector.

“Van por la plata de las prepagas, las obras sociales, el PAMI, la Anses, se quedan con todo. Lo mismo quieren nacionalizar el litio el oro y el cobre e ir contra la propiedad privada”, dicen cerca del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo.

En tanto, el jefe del sindicato de la construcción, Gerardo Martínez, aseguró a La Nueva República que “en la agenda del Presidente no figura este tema como relevante ni a tratar”. El dirigente agregó que “es una expresión de deseos de la vicepresidenta, pero yo remarqué que lo importante es la decisión del Presidente porque él representa al Poder Ejecutivo y la vicepresidenta al Legislativo, cada uno en su lugar”.

Martinez señaló: “En su momento tenemos que hablar de qué manera desarrollamos una revisión de la política sanitaria, pero desde un diálogo y un consenso y por eso yo reivindico que el Consejo Económico y Social es el lugar indicado para el consenso”.

Cristina Kirchner había dicho el lunes que “vamos a tener que repensar todo el sistema de salud. Las prepagas no saben dónde colocar a la gente. Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad”.

La única voz que la defendió fue la de Hugo Moyano, el titular del sindicato de Camioneros que señaló: “Si se hace será para mejorar”. Pero dijo desconocer los detalles. La idea de la vicepresidenta es integrar los sistemas publico, privado y sindical.

Santiago Cafiero salió al cruce de esa propuesta y dijo anteayer que “todo se puede revisar, no hay ningún inconveniente con eso, pero te insisto con esto, yo no he visto ningún proyecto puntual todavía con eso y ninguna propuesta puntual con eso”.

En tanto, Carla Vizzotti dijo que “estamos trabajando en disminuir fragmentación del sistema de salud, muy en conjunto, como nunca con la Superintendencia de Servicios de Salud, viendo que todos los programas de Calidad, de Acceso y de Equidad sean parte de la Superintendencia de Servicios de Salud, que puedan trabajar muy cerca de la seguridad social, del sector privado”. Pero por ahora, de proyectos, nada.

Últimas noticias

Germán Paats: “Es necesario un plan integral de capacitación en lo industrial, agro, servicios y turismo”

El presidente de la Fundación Barbechando, German Paats, aseguró que “no podemos eludir” la necesidad de formular un gran...

Eduardo Sancho: “Hoy en el cooperativismo se necesita capacitar más en las competencias laborales actitudinales”

El presidente de Fecovita adhirió a un plan de capacitación laboral masivo en el país con un consenso en...

Crisis y oportunidad: es urgente reemplazar el asistencialismo por una cultura del trabajo y de las exportaciones

* Por Pascual Albanese, Jorge Castro y Jorge Raventos CRISIS POLÍTICA Y OPORTUNIDAD HISTÓRICA. EN UN SISTEMA POLÍTICO ABSOLUTAMENTE PRESIDENCIALISTA,...

En Olivos, Cristina exigió cambiar urgente todo el gabinete y Alberto dijo que debía ser en noviembre

Esa discrepancia desencadenó la crisis institucional. El apoyo de gobernadores, CGT y movimientos sociales. La visita de Aníbal. ¿Y...

Cristina boicoteó el relanzamiento del FDT, pinchó su salvavidas para noviembre y fuerza a Alberto a romper

Por salvarse de la responsabilidad de la derrota de las PASO del domingo último, la vicepresidenta es capaz de...

Funes de Rioja: “La industria necesita formar gente en las nuevas habilidades que el mercado demanda”

El titular de la UIA apuesta a la cultura del trabajo, en pleno debate sobre cómo transformar planes sociales...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted