Según pudo saber A24.com, el entorno del Presidente considera que llegará al día de las elecciones con al menos la mitad de la población nacional vacunada y que la épica del plan de vacunación se sobreprondrá a los ataques de la oposición. La postergación de las PASO al 14 de septiembre y las generales al 12 de noviembre buscaba el objetivo de facilitar la vacunación antes de ir a votar.

Pero el Instituto Patria pulsea ahora para que los fuertes ingresos por las retenciones, aumento de los precios de los commodities y el impuesto a la riqueza se repartan entre la gente.

De esto hablaron durante su “cumbre” el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. El Pacto Guzmán-Kicillof consistió en que Hacienda enviará más recursos a la provincia que define la suerte de las elecciones y así se aplaca el largo enfrentamiento por visiones diferentes sobre la economía. En contrapartida, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, descartó nuevamente la restitución del IFE y dijo que sólo se distribuirá el Repro y la Tarjeta Alimentar para socorrer a los damnificados por la caída de actividad por el Covid. Pero se esperan otras medidas.

Lee la nota completa de A24.com en este link:

https://www.a24.com/politica/la-cumbre-secreta-guzman-y-axel-kicillof-y-el-exagerado-optimismo-alberto-fernandez-n837267