Las peleas en Juntos por el Cambio podrían quemar la oportunidad de 2021 en la «hoguera de las vanidades»

- Publicidad-

El conflicto entre Bullrich y Larreta demora la definición de la estrategia. Las peleas internas en Juntos por el Cambio entre el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, complican la posibilidad de un triunfo en las PASO de septiembre. Esa “hoguera de las vanidades” dificulta la estrategia electoral, especialmente para competir con posibilidades en la “madre de todas las batallas” por la provincia de Buenos Aires. Y ese mismo fuego podría quemar la oportunidad de triunfo.

Mientras que el ex presidente Mauricio Macri recobró protagonismo con fuertes declaraciones contra el gobierno de Alberto Fernández y un zoom con José Luis Espert para incorporarlo a una gran coalición opositora, Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich pelean por convertirse en los padres del triunfo en el único distrito ganado de JXC, que es la Ciudad de Buenos Aires.

En esa contienda entre ellos descuidan la estrategia en la provincia, donde el Frente de todos tiene su mayor fortaleza territorial, pero donde al mismo tiempo carece de buenos candidatos. ¿Fernanda Raverta, Luana Volnovich, Daniel Scioli? En lugar de aprovechar ese flanco débil, Larreta y Bullrich se pelean por CABA.

Entre los dirigentes de JXC de Buenos Aires y de todo el país comienza a cundir la preocupación por este error en el foco de la estrategia. La ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dejó trascender su intención de competir en la Ciudad como candidata a diputada y por la presidencia en 2023. Ella responde a Larreta y es difícil que le quiera disputar sus aspiraciones presidenciales.

Muchos interpretaron que esa movida buscó limitar a Bullrich. La ex ministra de Seguridad instaló con apoyo de Macri su intención de ser candidata a diputada en la Ciudad y eso pone nerviosos a los larretistas porque temen que lo use como trampolín para su carrera presidencial con un distrito que fue trabajado por Larreta, que también quiere ser presidente desde que era adolescente.

La lógica indicaría que ambos conformen una fórmula conjunta para ganar con contundencia el distrito y destinar a Vidal, la mejor candidata, a la provincia de Buenos Aires. Una salida sería una fórmula entre Bullrich y Fernán Quiros o viceversa, en una lista integrada con el resto de los partidos de JXC y con Javier Milei si eventualmente llegan a un entendimiento con Espert.

La postulación de Vidal en CABA implicaría un enfrentamiento en una PASO con Bullrich, es decir las dos candidatas más potentes de JXC en un solo distrito, mientras que por otro lado se descuidaría a la provincia. Eso automáticamente instalaría como candidato larretista en provincia a Diego Santilli. Pero éste no es aceptado por los intendentes macristas y por lo tanto lo enfrentarían en una PASO en la provincia.

En suma, la intención de ambas candidatas de ir por el mismo distrito, pone a JXC en una tensión que haría peligrar el éxito del conjunto. La UCR, la CC, y el Peronismo Republicano que conduce Miguel Pichetto miran esa postal con preocupación. Pasan las semanas y se vienen los cierres de listas de candidatos. Macri quiere que Vidal sea la candidata en la provincia, pero ella no quiere arriesgarse a perder el distrito por segunda vez luego de la derrota de 2019 frente a Axel Kicillof.

Tampoco sabe Vidal si quiere ser candidata en CABA. Ni siquiera sabe aún si quiere ser candidata. Si pudiera borrar del calendario el 2021 lo haría, porque en realidad piensa en 2023: o presidenta o jefa de gobierno porteño en CABA.

Pero el larretismo quiere a Vidal para taponar a Bullrich y eso es lo que el macrismo no acepta ni tampoco el pichettismo. Larreta y Vidal convinieron en que ella amaga con su vocación presidencial para liberarlo a Larreta y finalmente ella sería candidata a jefa de gobierno porteño para dejar el camino a Larreta hacia la Casa Rosada. Ella responde a él incondicionalmente.

El problema es que si Vidal va a la CABA en 2023 se puede romper el acuerdo que Larreta tiene con Martín Lousteau y con Enrique Coti Nosiglia, de la UCR, que consiste en apoyar a Lousteau para jefe de gobierno porteño. Por eso, hasta ahora todos juegan cartas tapadas. No se puede conformar a todos los sectores.

Si Vidal no juega en la provincia, Larreta apostará por Santilli. Ahí, el problema es con los intendentes del PRO del conurbano, que no lo quieren como candidato número uno en la provincia de Buenos Aires. En el caso de que Santilli vaya a la provincia, el Grupo Dorrego le opondría una PASO con el intendente de Vicente Lopez, Jorge Macri, a la cabeza.

Sus pares Julio Garro (La Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Néstor Grindetti (Lanús) aceptan a Vidal como candidata porque su preminencia en las encuestas es indiscutida. Pero no aceptarían a Santilli contra el cual buscarían competir en las primarias.

“Jorge Macri dice que si Santilli es candidato ahora va a ser el candidato a gobernador y Jorge quiere ser él”, señalan en el PRO.

“María Eugenia no quiere ir a provincia y no está segura de presentare en Capital, pero lo tiene que definir en dos semanas porque todo el armado depende de ella”, dicen en el macrismo puro.

Pero Santilli no quiere ir a unas PASO y quiere ser el candidato de la unidad, con una lista unificada que integre a Elisa Carrió (CC), Facundo Manes (UCR, o el candidato radical que sea), Miguel Pichetto (peronismo republicano), Joaquín De la Torre, y José Luis Espert, con quien existen avanzadas conversaciones para integrar una alianza. Santilli quiere a todos detrás de él y eso Jorge Macri no lo acepta.

Pero hay otro problema. Macri acordó con Espert comenzar a hablar de constituir una gran alianza opositora. Pero Espert quiere competir en una gran PASO opositora y no en una lista fundido con JXC en la provincia de Buenos Aires. De este modo, imagina una disputa con los candidatos que surgan de JXC, Vidal, Santilli, Jorge Macri o Miguel Pichetto.

El dato es que algunos radicales como Mario Negri o la líder de CC Elisa Carrió no quieren que Espert se sume a JXC, aunque por ahora no lo dicen públicamente. Tienen cuestionamientos metodológicos.

Pichetto ve crecer un malestar en el “peronismo republicano” por los enfrentamientos de “primas donnas” y de egos entre Bullrich y Larreta. Se preguntan hasta donde llegarán los enfrentamientos, que podrían boicotear la posibilidad de un triunfo electoral en la provincia: “Tienen que cuidar el armado bonaerense para que no se pierda la oportunidad de ganar”, dicen con lógica pragmática los peronistas históricos.

La intención de Pichetto es integrar la lista de candidatas a diputados bonaerenses pero con una proporción acorde a “lo que el peronismo aporta en votos”. No cree que finalmente vaya a haber unas PASO en la provincia. “Nosotros queremos ir por adentro en un gran armado”, dicen. “Pero si hay un ninguneo al peronismo republicano buscaremos una alternativa diferente y ahí viene la posibilidad de conversar con Florencio Randazzo”, señaló uno de los laderos del ex ministro del Interior.

El único distrito grande medianamente ordenado es Santa Fe. Allí el diputado Federico Angelini cuenta con el apoyo de Macri, Bullrich, Larreta, Elisa Carrió y el radicalismo para ser candidato a senador. En la lista de candidatos a diputados iría un dirigente del radicalismo y también se completaría la nómina con alguien de la Coalición Cívica. «Angelini es el único que cerró la grieta entre todos los líderes de JXC», señalan.

En Cordoba, la disputa no está resuelta porque la banca de senador es disputada por Mario Negri, de la UCR, el que más mide, y Gustavo Santos que tiene el apoyo de Macri. Pero también están interviniendo Luis Juez y Ramón Mestre en la contienda por la banca. La baja en las encuestas del gobierno de Alberto Fernández no alcanza para ordenar el descalabro opositor, sino que lo estaría potenciando. Cualquier oportunidad puede quemarse en la «hoguera de las vanidades».

Últimas noticias

Si la inflación no baja del 5% en junio, habrá cambios: los nuevos roles de Martín Guzmán y Sergio Massa

El 14 de julio es el Día D. Si la inflación no da señales positivas, habrá una reestructuración del...

Ganar el Mundial y un «verano exitoso»: la receta del Gobierno para capear la crisis y llegar a 2023

Buscan superar las malas noticias. En la Casa Rosada se resignaron a no poder torcer las expectativas económicas; procuran aprovechar...

En la crisis del Frente de Todos, Massa gana espacios en la AFIP, el entorno del Presidente y en el Frente Renovador

El presidente de la Cámara de Diputados quiere condicionar a Alberto Fernández; el desembarco de Michel en la Aduana...

Avión varado: las fuerzas de seguridad en alerta por posibles «objetivos humanos» del terrorismo iraní

Un ex funcionario de Seguridad advirtió que hay más alertas de posibles atentados que el Ministerio custodia. El silencio...

El avión iraní: Estados Unidos e Israel quieren determinar si hubo una operación de inteligencia y temen intentos de atentados

Los dos países expresaron satisfacción por la reacción de las fuerzas de seguridad, pero señalaron su preocupación; sospechan que...

En medio de los conflictos del avión y los mercados, Alberto Fernández buscó oxígeno con anuncios menores

El Presidente analiza medidas para frenar el dólar y la caída de los bonos, mientras busca recomponerse del ingreso...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted