El kirchnerismo presiona a Alberto y a Massa para estatizar la hidrovía o cederla a la china Shanghai Dredging

- Publicidad-

Desde que Alexis Guerrera juró como ministro de Transportes, se intensificó la pelea dentro del Gobierno por el control de la hidrovía del Paraná, el peaje fluvial que recauda 200 millones de dólares anuales de los buques de carga, mayormente sojeros, que transportan las importaciones y las exportaciones de todo el país. La vicepresidenta Cristina Kirchner presiona por la estatización del corredor fluvial o por una licitación que resulte favorable a una empresa china, mientras que el presidente Alberto Fernández y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, defienden una licitación en igualdad de condiciones en calidad y precio para todos los oferentes del mercado internacional.

El negocio está en la mira de varios países importantes del mundo, directamente interesados por diversos motivos: los Estados Unidos, la Unión Europea, Bélgica, Holanda y China están pendientes de la resolución del conflicto de entre bambalinas que se desarrolla en el Gobierno.

La concesión caducó el 30 de abril último sin novedades acerca de la licitación. Es que precisamente las diferencias internas en el Gobierno demoraron la confección de los pliegos de licitación y el ex ministro de Transportes, Mario Meoni, antes de fallecer en un trágico accidente automovilístico hace tres semanas, debió prorrogar el plazo por 90 días para terminar el llamado a licitación.

Tanto fuentes del Gobierno como del mercado internacional aseguran que Cristina Kirchner, el Instituto Patria y La Cámpora apoyan a la empresa china Shanghai Dredging, de dragado y balizamiento, que responde al gobierno chino de Xi Jimping. El kirchnerismo mueve sus piezas mediante el embajador en ese país, Sabino Vaca Narvaja. El gigante asiático busca un socio local, lo cual por ahora es un gran misterio porque se mencionaba al Grupo América, pero se retiró.

“El kirchnerismo apuesta fuerte a Shanghai Dredging. En una eventual licitación, esa empresa podría ingresar con una oferta muy barata porque no le interesa el valor del peaje en sí mismo, sino el paquete de inversiones en obras, puertos, y controlar las exportaciones de soja, en un proyecto estratégico”, señaló a La Nueva República un operador del mercado agroexportador.

En caso de una estatización, el Gobierno sería el operador directo del peaje y del río, tal vez con participación de las provincias afectadas. Pero podría subcontratar el trabajo de dragado con la misma Shanghai Dredging, porque el Estado no tiene capacidad para desarrollar esa actividad que requiere mucha tecnología. En el ala K del Frente de Todos aseguraron a La Nueva República que “la estatización busca recuperar la soberanía sobre los ríos y recaudar recursos que se destinarían a mejorar la logística y los puertos de todo el corredor fluvial, porque son recursos estratégicos del país”.

Sin embargo, entre los jugadores del mercado la sospecha es que los operadores chinos pasarían a tener el control del comercio exterior. En ambos escenarios, la sospecha del mercado es que los chinos beneficien con ventajas en el peaje a la cerealera Cofco Intl, de origen en chino, en desmedro de las de Estados Unidos Dreyfus, Cargill y Bunge. “Podrían sacarlas del mercado a sus competidoras”, dicen fuentes privadas.

En cambio, el ala del presidente Alberto Fernández y del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, impulsan una licitación internacional con varios participantes en igualdad de condiciones. Así lo ratificó el nuevo ministro de Transportes, Alexis Guerrera, que responde a Massa, al asumir su cargo tras la muerte de Meoni, también massista. Si bien destacó que el Estado tendrá un rol en la hidrovía, ratificó la licitación. En ese esquema participarían varios oferentes que comprarían los pliegos:

*Jan De Nul, de Bélgica, actual concesionaria y especializada en el dragado desde hace 25 años en la hidrovía. Se presentaría sola.

*DEME, de Belgica, otro gigante internacional de dragado y balizamiento. La embajada belga reclama condiciones de transparencia para ambas multinacionales.

*Emepa, de Gabriel Romero, de Argentina. Hoy es concesionaria de la hidrovía junto con Jan De Nul pero se dividirán porque la relación se rompió. Emepa iría con otro socio aún no determinado porque no tiene capacidad de dragado.

*Boskalis, de Holanda, tiene apoyo de la reina Máxima.

*Van Ord Dredgin, también holandesa y con apoyo real. En ambos casos cuentan con el respaldo de Juntos por el Cambio por las aceitadas relaciones con el ex presidente Mauricio Macri.

*Shanghai Dredging (china) participará de la licitación en cualquier escenario.

En el sector agroexportador también impulsan una licitación. El presidente de CIARA CEC, Gustavo Idígoras, confirmó ese reclamo. “Nosotros promovemos una licitación abierta transparente y equitativa. El dragado es una actividad tecnológica compleja y costosa. Equivocarse en ese proceso impactará contra el país y su posibilidad de generar más empleo más producción y más exportaciones”, dijo Idígoras a La Nueva República. CIARA CEC es la sigla de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro Exportador de Cereales.

En la empresa Jan De Nul confirmaron que se presentarán a la licitación aunque sin Emepa como socio como hace 25 años. Dicen que la relación se rompió cuando Gabriel Romero confesó en la causa de los cuadernos del kirchnerismo que le pagaba coimas a Ricardo Jaime para renovar la licencia y que ese dinero iba al matrimonio Kirchner. La ex presidenta no le perdona esa imputación.

En Emepa aseguraron que la decisión es participar de las licitaciones, en caso que se dividan como lo había anunciado oportunamente Meoni, una de dragado y otra de balizamiento. “Con relación al socio, estamos analizando las propuestas que nos hicieron llegar algunas empresas producto de nuestra experiencia de 25 años en el sector en general y del conocimiento del rio en particular”, dicen sus voceros.

En fuentes del Gobierno aseguran que la licitación de la hidrovía forma parte sustancial de la agenda bilateral entre la Argentina y el gobierno de la República Popular China, de Xi Jimping. El kirchnerismo impulsa una estatización o licitación en la cual los chinos podrían ofrecer un peaje muy barato para obtener la adjudicación como concesionaria. Podrían bajar sustancialmente el valor actual de 3 dólares por tonelada de carga que cobra Hidrovía SA compuesta por Jan De Nul-Emepa.

En la actualidad se estima que cada buque en promedio paga 80.000 dólares por cada ida y vuelta a Rosario y en el año el concesionario recauda unos 200 millones de dólares. “Los chinos podrían ofrecer bajar a 2 pesos con cincuenta, porque su negocio no sería ese, sino las obras en puertos y el control de las exportaciones”, dicen en las operadoras del mercado agroexportador.

Con el escenario de la estatización, en cambio, ese peaje lo cobraría el Estado, pero éste tercerizaría las obras de dragado en una empresa china que podría ser la misma Shanghai Dredging. Por una u otra vía, la mayor tajada se la llevaría el gigante asiático. Ese plan explica que la ex embajadora en Venezuela Alicia Castro, ultrakirchnerista, haya salido a atacar a Alexis Guerrera cuando este asumió y dijo que el plan estatizador estaba descartado. El kirchnerismo fundamenta la estatización en la bandera de la soberanía sobre nuestros ríos navegables.

Por ahora, Massa se mantiene en la postura contraria, la de activar la licitación. Pero el devenir de la política podría torcer su voluntad ante una presión imposible de resistir por parte de la vicepresidenta. Por ejemplo, dicen que Cristina Kirchner le transmitió su malestar al líder del Frente Renovador cuando Meoni prorrogó por 90 días la concesión porque ello implicaba seguir manteniendo a Romero, que la denunció judicialmente. También Alberto Fernández podría ser vulnerable a esa presión.

“Los chinos vienen para controlar la soja. Ven el negocio como un todo: energía, carne, cerdos, logística, obras en puertos. Podrían desplazar a los operadores internacionales y favorecer a Cofco”, señalan entre empresarios argentinos. Es por ello que las embajadas de Bélgica y la Unión Europea apoyan a rajatabla la licitación que promueve Massa con reglas igualitarias en calidad y precios.

También se sabe que la embajada de los Estados Unidos transmitió que no quiere que haya reglas poco transparentes que favorezcan a los chinos. De allí que la muerte de Meoni, la sucesión de Guerrera, y su ratificación de la vía de la licitación reavivó las peleas internas entre el albertismo y el kirchnerismo a ultranza, que también tiene su correlato en otras áreas, como las discusiones sobre la suba de tarifas, las restricciones sobre las pandemias, la lucha contra la inflación, las negociaciones con el FMI y el control sobre el Poder Judicial, entre otros conflictos.

Últimas noticias

La Ciudad hará un seminario de abogados para evitar avances de Nación en emergencia como la pandemia

El procurador porteño Gabriel Astarloa lo encabezará el lunes, martes y miércoles; el foco será capacitar abogados por los...

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...
- Publicidad-

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted