La Corte Suprema convalidó el Impuesto Mínimo a los cigarrillos locales y los obliga a subir su precio

- Publicidad-

La AFIP podrá volver a recaudar $ 50.000 millones. En un fallo que traerá polémica en el mercado tabacalero, la Corte Suprema difundió el fallo que convalidó el Impuesto Mínimo a los cigarrillos que las empresas locales como Tabacalera Sarandí no venían pagando desde hace años porque estaban eximidos por una medida cautelar de la Justicia. Ello las obligará a aumentar sus precios que hoy están por debajo de los valores de los cigarrillos tradicionales.

“Mañana sale el fallo de las tabacaleras. Revocarán la cautelar que beneficiaba a Tabacalera a Sarandí”, dijo a La Nueva República una fuente vinculada a los jueces de la Corte Suprema. El fallo está firmado por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti.

En este caso, el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, está excusado y no votó porque tiene familiares vinculados a estudios de abogados de las tabacaleras multinacionales, que indirectamente se beneficiarían con el fallo de la suspensión del beneficio de las tabacaleras nacionales.

En el contexto actual, las tabacaleras nacionales tienen los precios de sus cigarrillos muy por debajo que las marcas de las empresas multinacionales. Ello les generó una penetración en el mercado que de otra manera no hubieran tenido, por que ejercen una competencia que las multinacionales consideran desleal porque pagan menos impuestos.

Pero en realidad la demanda original es de la AFIP, que por esta exención impositiva deja de percibir unos 50.000 millones de pesos de recaudación fiscal anual. En rigor, el fallo de la Corte revocó una medida cautelar dispuesta por la Cámara Contencioso Administrativo que eximía del impuesto a las tabacaleras nacionales. Es que éstas no pagaban originalmente el impuesto por ser Pymes, pero luego crecieron en el mercado y el gobierno de Macri las igualó con el resto y lo debían pagar. Tabacalera Sarandí apeló a la Justicia que le dio la razón en primera y en segunda instancia, pero la AFIP recurrió esa medida cautelar ante la Corte Suprema que ahora le da la razón.

En los hechos, el fallo de la Corte obligaría a las empresas nacionales como Tabacalera Sarandí a pagar el Impuesto Mínimo a los cigarrillos de 78,5 pesos por cada atado que compra el público, un gravamen que pagan todas las tabacaleras multinacionales. Las tabacaleras nacionales no pagan ahora ese impuesto por una medida cautelar de primera instancia, confirmada por la Cámara.

La Corte Suprema revocó esa cautelar y le dio la razón a la AFIP. La cautelar benefició a las tabacaleras nacionales desde 2016, tanto que pasaron de un 4% de participación en el mercado de venta de cigarrillos a un 25%.

Las grandes perjudicadas fueron las tabacaleras multinacionales, como Phillip Morris, Massalin y British American Tobaco, que deben pagarlo y venden sus atados a un precio mucho mayor: unos 150 pesos cada paquete, según la marca, frente a 80 pesos que se vende un atado de cigarrillos nacionales.

Ese Impuesto Mínimo lo pagaron originalmente las empresas multinacionales, pero el gobierno de Mauricio Macri lo extendió también a las tabacaleras nacionales.

Fue entonces que Tabacalera Sarandí presentó un recurso de amparo en el fuero Contencioso Administrativo y el juez de primera instancia Pablo Cayssials le concedió la cautelar, por lo cual las empresas locales dejaron de pagar el impuesto. Esa medida fue confirmada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo, pero luego la AFIP apeló y el caso llegó a la Corte Suprema.

Ahora, el caso es el de mayor voltaje fuera del conflicto entre la Nación y la Ciudad por la quita de coparticipación del presidente Alberto Fernández al jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

En el juicio de las tabacaleras se mueven abogados y lobistas de un lado y de otro. Dicen dentro de la Corte que el tema produjo muchas discusiones de alto voltaje entre Rosatti y Maqueda por los altos intereses en juego.

De ese modo, la Corte le repuso la obligación a Sarandí de pagar el impuesto y los atados de cigarrillos nacionales pasarían a costar más caros. Por lo general, se trata de un mercado de sectores medios y bajos que se vuelcan a las marcas nacionales en detrimento de las multinacionales.

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad-

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted