Alberto, cuestionado por el krichnerismo por la pandemia, las tarifas, los precios, el IFE y la hidrovía

- Publicidad-
Máximo Kirchner amenazó al Presidente con retirar a La Cámpora del Gobierno. “Si le piden la renuncia a Federico Basualdo, se van a ir todos del Gobierno: Wado, Fernanda, Luana y todos…”. El mensaje del hijo de Cristina Kirchner llegó a oídos de Alberto Fernández en plena crisis desatada cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, le pidió la renuncia al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, por oponerse a la suba de tarifas del 9% en mayo y el 6% antes de fin de año.
El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, le estaba advirtiendo a los emisarios del jefe del Estado que el despido de Basualdo iba a implicar la ruptura virtual de la propia coalición gobernante, con la consiguiente debilidad que le podría implicar a Alberto Fernández no contar con el apoyo K.
“Máximo lo hizo de bocón porque sabe que Alberto va a arrugar, pero nunca hubiera cumplido con esa amenaza”, confió a La Nueva República un antiguo dirigente de La Cámpora que conoce muy bien al hijo de la vicepresidenta. Definitivamente, Cristina Kirchner no quiere ningún aumento de tarifas. Y se lo hizo decir al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que ayer salió a rechazar el aumento tarifario y a apoyar a Basualdo diciendo que es “un gran funcionario” para contrarrestar la versión en off lanzada por la Casa Rosada el viernes que decía que “le pidieron la renuncia por inutil”.
Guzmán considera inevitable y necesario el aumento de tarifas para frenar la suba del gasto en subsidios que carcome el déficit fiscal, obliga a una fuerte emisión monetaria y termina en inflación, además de obstruir el acuerdo de renegociación de la deuda de 44 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional.
Para Guzmán y el albertismo, Basualdo es un “inutil” porque no tiene muchas luces y nunca pudo diseñar un esquema de aumentos segmentados de tarifaas, para que paguen más incremento los que más tienen y paguen menos los más postergados. Esa era la manera de preservar el poder adquisitivo que proponía Guzmán.
“Basualdo no quiso avanzar en la segmentación porque se oponía a la idea de un aumento de tarifas y esa era una manera de convalidarlo”, dicen en Economía. Ahora, dentro del Frente de Todos buscan apaciguar el conflicto y por ahora se quedan en sus puestos tanto Basualdo como Guzmán, pero el conflicto no está resuelto. Por ejemplo, nadie sabe cómo será el nuevo esquema de aumentos tarifarios.
Pero este no es el único conflicto entre Cristina, Kicillof y Máximo Kirchner con Alberto Fernández y el “albertismo” cada vez más debilitado:
* Kicillof y Cristina Kirchner presionan a Alberto Fernández por cerrar todos los colegios y la mayor parte de las actividades para combatir al Covid. Si la Corte Suprema le da la razón a la Ciudad para que no cierre las escuelas la Casa Rosada puede sufrir un nuevo tembladeral causado por la vicepresidenta.
* Alberto Fernández aplicó restricciones acotadas por el consejo del ministro de Economía, Martín Guzmán, que entrevió una parálisis económica que podría hundir el PBI, la recaudación fiscal y entorpecer las negociaciones de la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Incluso, se iba a disponer el reempadronamiento de todos los permisos de trabajadores esenciales para reducir la circulación, pero se retrocedió a último momento para no impedir la actividad de los trabajadores en negro. Si se impedía el trabajo de éstos, habría que ayudarlos con subsidios y Guzmán sabe que no podrá emitir más dinero si quiere acordar con el FMI y controlar la inflación. “Se bajó la línea de no controlar tanto los permisos”, señalan en reserva en el Gobierno.
* Kicillof aplicó controles férreos y generó el sábado último un embotellamiento colosal en la panamericana, en represalia contra los porteños y enojado contra el gobierno nacional porque las medidas fueron “tibias” para el paladar del kirchnerismo duro, que presiona por cerrar todo y asistir a los damnificados.
* El ministro bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, de La Campora, pidió ayer que se restituya el IFE (10.000 pesos mensuales) para personas perjudicadas por la pandemia. Es precisamente a lo que Guzmán se opone tenazmente: a reflotar el IFE. Se siguen sumando los choques entre ambas alas del Frente de Todos y entre Guzmán y la vicepresidenta Cristina Kirchner.
* Mientras Kicillof apeló al manual kirchnerista para respaldar a Basualdo en su resistencia al aumento de tarifas, Sergio Massa hizo silencio. El presidente de la Cámara de Diputados coincide con la postura racional de Alberto Fernández pese a que había construido una relación excelente con Cristina y con Máximo. La postura de Kicillof lo posiciona mejor para las presidenciales a los ojos de Cristina, aunque Massa sigue con aspiraciones a ser el candidato inevitable de la vice.
* Muchos recuerdan que la debacle de Daniel Scioli como vicepresidente comenzó en 2004 cuando propuso un aumento de tarifas. El entonces presidente Néstor Kirchner le quitó todas las atribuciones y lo dejó aislado en su despacho del Senado.
* La relación entre Kicillof y Guzmán es cada vez peor y el gobernador postula a su ministro de Producción, Ciencia e Innovación, Augusto Costa, como posible reemplazante del ministro. Por ahora, Alberto respaldó a Guzmán.
* Los precios también generan tensiones entre ambas alas del Frente de Todos. Cada vez es más fuerte la presión del kirchnerismo duro sobre la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, por la suba de la inflación de los alimentos, que le pega a la clase más popular, que es el electorado principal del kirchnerismo.
* Otro foco de tensión surgió con la designación del nuevo ministro de Transportes, Alexis Guerrera. Sergio Massa debía proponer los candidatos a ocupar la silla del fallecido Mario Meoni, que era su amigo y socio del Frente Renovador. Guerrera no fue su primera opción. Antes que él, el kirchnerismo le rechazó a su asesor en las sombras Diego Bossio, al jefe de Gabinete de la Presidencia de Diputados, Raúl Perez, al diputado Ramiro Gutiérrez y al presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci. “El kirchnerismo es cruel aunque hagas buena letra como Sergio hizo con Cristina”, confió a A24.com un allegado a Massa.

* Durante su asunción ayer como ministro, Guerrera, le envió un mensaje al kirchnerismo duro. “No vamos por el camino de la estatización de la hidrovía”, dijo Guerrera. La estatización de ese gran peaje fluvial era un reclamo interno del kirchnerismo hacia Meoni, Massa y Alberto Fernández. Pero Meoni prorrogó la concesión por 90 días hasta terminar de elaborar la licitación para una nueva concesión. “El Estado está recuperando el rol que hoy no tiene en el manejo de la hidrovía”, dijo Guerrera. Le cerró así la puerta a cualquier intento de estatización que el kirchnerismo impulsa con la excusa de la recuperación de la soberanía sobre el río Paraná, pero en realidad es otra boca de recaudación. La respuesta no tardó en llegar. Hoy la ex embajadora Alicia Castro, que responde a Cristina Krichner, salió fuertemente a criticar al nuevo ministro de Transportes, Alexis Guerrera. En su cuenta de Twitter escribió:

“El nuevo ministro subestima a los argentinos. Hace 6 meses no sabíamos quién era @AlexisGuerrera pero si conocíamos, gracias a políticos como Alcira Argumedo, que Argentina no puede perder la oportunidad de recuperar la Soberania y recursos d comercio exterior en #Hidrovía Paraná”.

La hidrovía representa una caja de 200 millones de dólares anuales por el peaje a los buques que transportan exportaciones e importaciones. Hoy lo gestionan las empresas Jan De Nul (belga) y Emepa (argentina). Con la licitación podrían ingresar empresas chinas o permanecer alguna de las que ya controlan ese pasaje fluvial. El conflicto no quedará allí, seguramente, porque el kirchnerismo siempre vuelve por más.

Últimas noticias

Germán Paats: “Es necesario un plan integral de capacitación en lo industrial, agro, servicios y turismo”

El presidente de la Fundación Barbechando, German Paats, aseguró que “no podemos eludir” la necesidad de formular un gran...

Eduardo Sancho: “Hoy en el cooperativismo se necesita capacitar más en las competencias laborales actitudinales”

El presidente de Fecovita adhirió a un plan de capacitación laboral masivo en el país con un consenso en...

Crisis y oportunidad: es urgente reemplazar el asistencialismo por una cultura del trabajo y de las exportaciones

* Por Pascual Albanese, Jorge Castro y Jorge Raventos CRISIS POLÍTICA Y OPORTUNIDAD HISTÓRICA. EN UN SISTEMA POLÍTICO ABSOLUTAMENTE PRESIDENCIALISTA,...

En Olivos, Cristina exigió cambiar urgente todo el gabinete y Alberto dijo que debía ser en noviembre

Esa discrepancia desencadenó la crisis institucional. El apoyo de gobernadores, CGT y movimientos sociales. La visita de Aníbal. ¿Y...

Cristina boicoteó el relanzamiento del FDT, pinchó su salvavidas para noviembre y fuerza a Alberto a romper

Por salvarse de la responsabilidad de la derrota de las PASO del domingo último, la vicepresidenta es capaz de...

Funes de Rioja: “La industria necesita formar gente en las nuevas habilidades que el mercado demanda”

El titular de la UIA apuesta a la cultura del trabajo, en pleno debate sobre cómo transformar planes sociales...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted