El Gobierno informó 159 municipios de alto riesgo de Covid, pero sólo cerró escuelas en el AMBA

- Publicidad-

La arbitrariedad del DNU 241 se desnudan en la propia comunicación oficial. Durante la jornada de ayer miércoles 21 de abril, el gobierno de Alberto Fernández informó que en la evaluación del riesgo epidemiológico, que formula el Ministerio de Salud por provincia y por departamento, más de la mitad del país está en un nivel de “riesgo alto” de contagios de Covid 19. Pero para casi todos esos distritos no hubo medidas de restricción de circulación ni cierre de escuelas, como lo dispuso para el AMBA, es decir la Ciudad y el conurbano bonaerense.

Según informó la Casa Rosada, existen 21 provincias y la Ciudad de Buenos Aires con un nivel de “riesgo alto”, al tiempo que consignó que en ese nivel también hay 159 departamentos de más de 40.000 habitantes, que son el 75% de los departamentos analizados por ese tamaño. La pregunta que surge de inmediato es:

1-¿Si el riesgo es alto en la Ciudad y en el conurbano tanto como lo es en 159 departamentos de más de 40.000 habitantes, por qué no se obligó a cerrar la educación presencial a esos departamentos así como no se los obligó a restringir los horarios de cierre de los bares y restaurantes ni de circulación callejera?

2-¿Si la decisión del DNU 241 fue tomada con todos los elementos científicos a la vista, como dijo Alberto Fernández, por qué no se aplicó la misma regla para todos?

3-¿Si era necesario bajar la circulación en toda la cadena de actividades para reducir la circulación del virus, por qué no se aplicó el mismo criterio para todos?

La propia política informativa del Gobierno da cuenta de que evidentemente estamos ante otra muestra de desigualdad ante la ley. Lo que es atribuible como obligación a unos no lo es para otros que están en las mismas condiciones.

De hecho, el presidente Alberto Fernández invitó expresamente -no obligó- a adherirse a varias provincias y municipios a la medida de cierres generalizados y la mayoría de ellas -excepto tres provincias- no se adhirieron. De hecho, casi todas las provincias que no se plegaron al arbitrario DNU 241 pertenecen a gobiernos del mismo signo político de Alberto Fernández, el Frente de Todos. Nadie es profeta en su tierra.

La información oficial entregada por el Gobierno da cuenta de que hace 14 días, los departamentos de más de 40.000 habitantes en “alto riesgo” eran 85 departamentos y ahora son 159. El aumento es del 87%. Si la preocupación por el salto es para casi la mitad del territorio nacional, ¿Por que se tomó la medida para la Ciudad y no para todas las ciudades que están en “alto riesgo”?

Para ello, la Casa Rosada entregó un Semáforo de evaluación de riesgo epidemiológico por departamento y jurisdicción a la fecha de ayer.

? Riesgo Alto
? Riesgo Medio
? Riesgo Bajo

En el mismo sentido, difundió el mapa de departamentos con cada uno de esos colores:

Para abonar esta alarma epidemiológica, el Gobierno difundió las expresiones de la directora nacional de Epidemiología, Analía Rearte, que dijo sobre este mapa: “En relación a las otras áreas de riesgo, estamos en una situación epidemiológica muy diferente en relación a la velocidad de aumento. Tenemos circulación cada vez más importante de nuevas variantes, y a diferencia de lo ocurrido el año pasado, si bien el AMBA tiene una velocidad muy importante y es el epicentro, está creciendo de manera exponencial en la gran mayoría del país”.

La funcionaria señaló: “Todos los grandes aglomerados urbanos están con aumento exponencial de casos. Los departamentos de más de 40 mil habitantes que se monitorean con los indicadores epidemiológicos, en las últimas dos semanas se han duplicado aquellos que se encuentran en alto riesgo epidemiológico, y hoy ya tenemos el 75 por ciento de los departamentos del país, de más de 40 mil habitantes, en alto riesgo epidemiológico, por la cual la situación en el área metropolitana de Buenos Aires es crítica, pero la pandemia está afectando a la gran mayoría del país”.

Sin embargo, el DNU 241 se focalizó en los cierres y restricciones solamente en el AMBA, con el acuerdo del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien inspiró las medidas duras con el apoyo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero sin el acuerdo del jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al que la vicepresidenta quiere doblegar políticamente y si sigue por este camino logrará el efecto inverso.

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted