Cristina tomó las riendas del Gobierno para condicionar las negociaciones con el FMI y postergar el acuerdo

- Publicidad-

Profundizó la pelea contra Macri e impuso la agenda económica. La vicepresidenta Cristina Kirchner terminó ayer de tomar las riendas políticas del Gobierno. El presidente Alberto Fernández se resigna ante la evidencia. Ella se puso al frente de la confrontación contra Mauricio Macri y marcó el principal lineamiento económico: “No podemos pagar la deuda, no tenemos plata”.

Es lo que le indicó en recientes reuniones privadas al ministro de Economía, Martín Guzmán: no puede haber ajuste fiscal antes de las elecciones y cualquier acuerdo con el Fondo Monetario basado en ese ajuste sólo debe ser posterior a las urnas.

Guzmán se encuentra ahora en Washington y negocia con el FMI con esa premisa. También Cristina Kirchner señaló ayer en Las Flores que “el 24 de marzo debe comenzar un modelo de producción y empleo”. El destinatario de esa bajada de línea es el presidente Alberto Fernández. La Señora le volvió a marcar la cancha de su gestión gubernamental.

Por si quedaban dudas del lugar que quiere ocupar la vicepresidenta, la locutora oficial del acto del Día de la Memoria, la despidió con un “gracias señora Presidenta de la Nación”. Cristina usó el Día de la Memoria para ratificar que está a la cabeza del Frente de Todos y de los principales lineamientos del Gobierno, más allá de que Alberto Fernández es el Presidente de la Nación y el nuevo presidente del PJ. Cristina le volvió a marcar el rumbo: no hay memoria de un vicepresidente que hablara con tanta autoridad.

En esa línea de pensamiento, el Gobierno comunicó ayer también que la política exterior también se cristinizó al extremo: anunció su retiro del Grupo Lima, un grupo de países antichavistas que se había formado durante el gobierno de Mauricio Macri para presionar por una salida democrática de Nicolás Maduro del poder en Venezuela y reconocer al presidente Juan Guaidó. Muchas medidas de Macri están siendo derogadas en estos días por imperio de la vicepresidenta.

En ese contexto, Cristina marcó el territorio de la grieta y la confrontación contra Macri, al acusar a su familia de haber pedido la estatización de la deuda privada durante la dictadura militar y haber endeudado al país durante su mandato 2015-2019. Lo cierto es que la pieza oratoria de ayer fue la cuarta en la que marcó su intención de liderar el Gobierno:

*En su carta abierta del 27 de octubre habló de “funcionarios que no funcionan” marcó el camino de renuncias en el gabinete como las de María Eugenia Bielsa y Marcela Losardo.

*En diciembre, en el Estadio Unico de La Plata pidió que los funcionarios temerosos se busquen “otro laburo”.

*En su alegato en la causa dólar futuro hace dos semanas fijó el ataque contra el Poder Judicial y contra los jueces.

*El acto del Día de la Memoria planteó la confrontación contra Macri, contra los Estados Unidos y contra el FMI mientras Guzmán negocia con el Fondo.

«No estamos diciendo de no pagar, qué vamos a decir de no pagar si nuestro espacio fue el único que no contrajo deudas y pagó las de los otros gobiernos, deberíamos hacer todos un esfuerzo, sobre todo aquellos que tiene responsabilidad del oficialismo y de la oposición, es más, estos deberían insistir para que nos den menor tasa de interés», expresó Cristina Kirchner.

Y le dio la receta a Guzmán sobre cómo negociar: mayores plazos y menores tasas para devolver los 44.000 millones de dólares. «Todos sabemos que con los plazos y las tasa que se pretenden, no sólo es inaceptable, no es una cuestión subjetiva, es una cuestión de que no podemos pagar porque no tenemos la plata para pagar», exclamó.

Cristina insiste en que no endeudó al país, sino que pagó todas las deudas, porque su gobierno era un ejemplo de administración. La vicepresidenta hace constantes ejercicios de simplificación a partir de premisas falsas o engañosas:

*En 2007 ella asumió con un superávit primario del 4% del PBI y en 2015 dejó un déficit de 4% del PBI. Perdió 8 puntos del PBI en 8 años aunque se financió con recursos extraordinarios y luego con emisión monetaria.

*Tenía hasta entonces grandes ingresos por las exportaciones de soja cuando el precio internacional de ese commodity estaba en su punto más alto.

*Al aumentar el gasto y peligrar el modelo de superávits gemelos, buscó tomar recursos del campo en 2008 con la suba de retenciones móviles y terminó en la crisis del campo y la ruptura con el vicepresidente Julio Cobos sin poder aplicar la medida.

*Tomó los fondos de las AFJP en 2009 y estatizó el sistema previsional para hacer caja. Eso marcó el ascenso de Amado Boudou a la cima de la Anses y luego al Ministerio de Economía.

*En 2010 tomó las reservas del Banco Central para pagar deuda tras una crisis política en la que desplazó a Martín Redrado y lo reemplazó por Mercedes Marcó del Pont para poder usar esos fondos.

*En 2015 dejó al país en default con los Fondos Buitres y previo a ello tuvo 90 embargos de propiedades nacionales incluida la Fragata Libertad.

*El Estado nacional se financiaba con deuda intraestatal ya sea del Banco Central y la Anses.

*El Estado generó 400 mil juicios previsionales por no pagarle a los jubilados lo que correspondía.

*El Estado Nacional le detraía a las provincias el 15% de la coparticipación a través de la Anses. Y Cristina nunca les reconoció esa quita compulsiva que sí les reconoció la Corte en 2015. Esa deuda la pagó Macri en exceso.

*El Gobierno no les pagó a los holdouts ni al Ciadi y generó un juicio de 3000 millones de dólares por la estatización de YPF-Repsol que iba a costar “cero dólares”. En cambio, sí le pagó más de lo debido al Club de Paris.

En esas circunstancias, Macri asumió la presidencia en 2015 y debió afrontar el déficit del 4% del PBI. En lugar de recortar los gastos recurrió al endeudamiento para no hacer el ajuste. También sumó gastos previsionales, provinciales y en planes sociales. Lo financió con más deuda. Cuando el país se quedó sin crédito por la crisis de la suba de tasa de EE.UU. Macri recurrió al FMI. Y ahora Cristina denunció que no hay plata para pagarle.

 

Últimas noticias

Ganar el Mundial y un «verano exitoso»: la receta del Gobierno para capear la crisis y llegar a 2023

Buscan superar las malas noticias. En la Casa Rosada se resignaron a no poder torcer las expectativas económicas; procuran aprovechar...

En la crisis del Frente de Todos, Massa gana espacios en la AFIP, el entorno del Presidente y en el Frente Renovador

El presidente de la Cámara de Diputados quiere condicionar a Alberto Fernández; el desembarco de Michel en la Aduana...

Avión varado: las fuerzas de seguridad en alerta por posibles «objetivos humanos» del terrorismo iraní

Un ex funcionario de Seguridad advirtió que hay más alertas de posibles atentados que el Ministerio custodia. El silencio...

El avión iraní: Estados Unidos e Israel quieren determinar si hubo una operación de inteligencia y temen intentos de atentados

Los dos países expresaron satisfacción por la reacción de las fuerzas de seguridad, pero señalaron su preocupación; sospechan que...

En medio de los conflictos del avión y los mercados, Alberto Fernández buscó oxígeno con anuncios menores

El Presidente analiza medidas para frenar el dólar y la caída de los bonos, mientras busca recomponerse del ingreso...

«Sepa el Senado votar», el pedido de más de 20 asociaciones civiles para aprobar la Boleta Unica electoral

Luego de la aprobación del sistema de la Boleta Unica de Papel en la Cámara de Diputados, la vicepresidenta...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted