El Gobierno saturó la agenda diaria para disimular que no pudo nombrar al sucesor de Losardo en Justicia

- Publicidad-

El presidente Alberto Fernández no pudo nombrar al nuevo ministro de Justicia porque todavía no se pudo poner de acuerdo con la vicepresidenta Cristina Kirchner tras conversaciones agobiantes y porque todavía no hay ninguno que haya querido aceptar, por lo cual el Gobierno recurrió ayer a operativos de distracción como los anuncios del nuevo “Dispo”, restricciones de vuelos, operativo de vacunación y denuncias contra Mauricio Macri por la deuda contraída con el FMI.

Pero la realidad es que debe hablar de muchas cosas porque no puede designar al sucesor de la ministra de Justicia, Marcela Losardo, quien espera el llamado del Presidente para ir a firmar su renuncia. Ese es el principal conflicto político que tiene Alberto: una puja interna con su vicepresidenta.

Y en función de esta discrepancia que todavía no pudo designar al sucesor, porque entre otras cosas nadie, que no sea hiper K en el peronismo, quiere poner la cara para enfrentarse a todo el sistema judicial para luego de dejar el cargo quedar en la mira de los jueces. Alberto no quiere terminar nombrando a Juan Martin Mena o Rodolfo Tahilade, que son dos fundamentalistas del kirchnerismo puro.

El problema no es menor. Alberto dijo el lunes por la noche que Losardo iba a renunciar al ministerio porque estaba “agobiada” y que se necesitaba otra figura para “lo que viene”, que es la reforma judicial. En cinco días no pudo definir el nombre del sucesor y esto en política significa una pérdida de poder y de iniciativa muy grande.

“El problema es que nadie quiere agarrar el ministerio para ir contra los jueces por temor a la venganza”, señalan en el entorno del Presidente en la Casa Rosada. Los tres requisitos fundamentales del Presidente para designar al sucesor de Losardo son muy difíciles de compatibilizar:

1-El nuevo ministro debe responder a Alberto Fernández para que no luzca como una concesión a Cristina.

2-Al mismo tiempo no puede ser vetado por el Instituto Patria, o sea por Cristina Kirchner.

3-Aceptar el cargo, algo que viene resultando muy dificil. Tendrá que lidiar con Cristina Kirchner, como lo tuvo que hacer Losardo, y con las necesidades perentorias de la Jefa, lo cual lo enfrentará al sistema judicial que luego de dejar los cargos suele ser implacable. Y si no, que le pregunten a Cristina Kirchner.

Alberto conversa en todo momento con la ex presidenta, su mentora política, quien lo bendijo para que sea Presidente. “Lo va a nombrar Alberto, pero tiene que tener el visto bueno del Instituto Patria y debe aceptar el cargo, son tres cosas difíciles de combinar”, repiten en el entorno de Alberto.

Otra condición que se requiere para el nuevo ministro es que pueda aparecer como combativo en un primer momento, pero que luego modere sus ofensivas porque en realidad el Presidente no quiere ir tan a fondo contra la Justicia, sino que debe dar esa señal para que la vicepresidenta se sienta tranquila.

Por ahora los candidatos son Marisa Herrera, Martín Soria, Juan Martín Mena, Ramiro Gutiérrez, Julio Vitobelo y Alberto Iribarne, en orden decreciente.

A falta de soluciones –o de acuerdo con Cristina Kirchner- el Presidente superpobló la agenda diaria con actividades e informaciones que distribuyó su equipo de prensa: participó del Comité de Vacuncación durante toda la tarde, dispuso una prórroga del Dispo hasta el 9 de abril, presidió un acto en la UBA, y ordenó publicar la denuncia contra Macri por la negociación con el FMI.

Mientras todo esto ocurría, Marcela Losardo sigue esperando en su despacho que la llame Alberto para comunicarle a quien debe dejarle el Ministerio. Pero todavía Alberto Fernández no pudo resolver el nombre, porque todavía no llegó a un acuerdo con Cristina Kirchner. Ni se pudo poner de acuerdo con los candidatos para que acepten sin poner condiciones tan enojosas como expulsar a funcionarios de Cristina en el Ministerio, como Mena o como Horacio Pietragalla. Es muy difícil conformar a todos.

Últimas noticias

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...

Tras el cambio de gabinete, el Gobierno se relanza con aumentos de salarios e ingresos y con emisión monetaria

Postales de un gobierno confundido. Medidas sanitarias, económicas, salario mínimo, AUH, planes sociales y créditos Pymes. Todo financiado con...

El decreto 622 incorpora los DEG del FMI al gasto, genera emisión y deuda con el BCRA que será un Pagadios

Explicación para niños sobre la medida que trae confusión. El DEG de 4334 millones de dólares servirá para hacer...

Los ganadores de las PASO confirman que ganó Cristina con el nuevo gabinete y críticas a Cafiero canciller

El programa de Unas Cuantas Verdades sobre el análisis del nuevo gabinete tuvo notas imperdibles con los ganadores y...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted