El ataque de Alberto y Cristina sobre el Poder Judicial profundizó la grieta y obligó a Larreta a endurecerse

- Publicidad-

La profundización de la grieta no tiene límites visibles. Desde el encendido discurso de Alberto Fernández en el Congreso, el Presidente abrió la campaña electoral y la oposición de Juntos por el Cambio advirtió que el primer mandatario tomó la decisión de “ir por todo” y entregarle su agenda a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, que necesita recomponer su situación judicial de manera urgente, antes de que comience la campaña electoral para las PASO de agosto para no pagar costos políticos durante la discusión electoral.

Esa agenda de la ex presidenta consiste en desplegar una ofensiva feroz sobre el Poder Judicial y de manera desembozada. Entre el escándalo de las Vacunas VIP, la salida de Ginés González García, y su cruzada contra la Justicia, Alberto rompió todos los códigos políticos con la oposición y obligó a los más moderados, como Horacio Rodríguez Larreta, a oponerse de manera firme al avance sobre las instituciones.

Rodríguez Larreta se quedó sin margen para seguir con el tono moderado y dialoguista. Con un tuit, rompió lanzas con el Gobierno, por presión de Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Patricia le dijo en un zoom el lunes que si JXC no representa a los ciudadanos indignados, éstos terminarán votando a José Luis Esperto o a Javier Milei.

Macri instruyó a sus partidarios a redoblar la dureza contra el avance de Alberto en el Congreso. La dinámica puede escalar en semanas. Para colmo, Ginés podría declarar en la Justicia que no era él solo el que ordenó el Vacunatorio VIP.

En este contexto de crispación extrema, el Presidente dijo hoy que Bullrich no había cuidado las fronteras hasta 2019 y que no puso radares 3D, a lo cual la presidenta del PRO le contestó que es un “mitómano”.

Hasta Diego Santilli, viejo conocido de Alberto (que lo invitaba a todas las reuniones de pandemia), hizo un tuit condenatorio de la creación de una comisión bicameral de seguimiento del Poder Judicial. Se rompen los puentes de diálogo entre ambas orillas y la grita se va agigantando.

En JXC, la pulseada la comenzaron a ganar los halcones, o los que quieren señalar de manera explícita el avasallamiento del Gobierno sobre la Justicia. Rodríguez Larreta cedió ante Bullrich, Miguel Pichetto y Macri, aunque sus voceros dicen que siempre fue duro cuando el Gobierno se pasó de la raya: Vicentin, coparticipación o liberación de presos. Los macristas duros dicen que el jefe de gobierno porteño había comenzado a perder en las encuestas por su moderación.

La profundización de la grieta amenaza con caldear más de la cuenta la campaña electoral. Especialmente si se tiene en cuenta que los tribunales orales federales tienen entre manos los juicios a Cristina en las causas de vialidad nacional (con Lazaro Baez), Hotesur y Los Sauces, y la de encubrimiento por el atentado a la AMIA.

En medio de esto, Alberto anunció una comisión bicameral en el Congreso para monitorear a los jueces, que será acordada con Sergio Massa en Olivos. También anunció la creación de un tribunal intermedio para quitarle poder a la Corte; suprimir la facultad de ésta de rechazar el recurso extraordinario (artículo 280 del Codigo de Procedimientos Civil y Comercial), la reforma judicial, la ley de Ministerio Público, el juicio por jurados para casos federales y la reforma del Consejo de la Magistratura. También quiere mechar beneficios a la clase media para aliviar el mal humor por la falta de vacunas y las tretas judiciales.

En Juntos por el Cambio visualizan un presidente totalmente volcado a la agenda de Cristina. En al Casa Rosada aseguran que Alberto apostó por preservar la unidad del Frente de Todos que amenazaba con romperse si continuaba con su postura “moderada” ante lo que Cristina llama el “lawfare”. Marcela Losardo intentó explicar que la comisión bicameral no removera jueces pero Graciana Peñafort dijo que sí, al igual que Oscar Parrilli. En la Rosada dicen que seguramente elevará informes al Consejo de la Magistratura sobre las causas en marcha.

Un cristinista de la Rosada dijo que “Alberto cambió su actitud para bien”. El kirchnerismo celebra el triunfo sobre el Presidente para salvar la situación de la Jefa y JXC también se relame porque la radicalización del Gobierno ayuda a los moderados del macrismo a extremar sus posturas y a polarizar a la sociedad para que vote por la oposición a Cristina para evitar la impunidad de la Doctora.

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted