Renuncia Gines: el plan de vacunación que debía ser una epopeya electoral terminó en un papelón

- Publicidad-

Ni la Payasa Filomena pudo mejorar el humor del Gobierno. El rostro fruncido de furia del presidente Alberto Fernández al irse de la Casa Rosada debido al “vacunagate” está muy bien justificado: el plan de vacunación debía ser una epopeya épica, que él imaginó para hacer campaña en todo 2021 y mostrar los logros sanitarios que reemplazarían a la falta de logros económicos, al crecimiento de la inflación, al desempleo y a la pobreza del 50%. Pero terminó en un papelón catastrófico y bochornoso que golpea en lo más profundo a la credibilidad de todo el Gobierno y que supone una cachetada a la paciencia de todos los ciudadanos.

El “Vacunatorio VIP” que provocó la renuncia forzada de Ginés desnuda la desaprensión de una gestión de la pandemia que descuidó por impericia e ineptitud desde el principio la estrategia de testeos, que fracasó rotundamente, y que resultó ineficaz para gestionar contratos de provisión de vacunas, concretar envíos en tiempo y forma, y acelerar la aplicación en los brazos.

El escándalo de privilegios criticado hasta por el propio CELS es un golpe a la legitimidad del Gobierno, a la palabra del Presidente, y a la campaña de vacunación que venía maltrecha por la falta de vacunas y la lentitud para ponerlas. Y todo durante un año en el que Alberto tiene como mayor objetivo ganar las elecciones. Además, amenaza con crear una tensión interna en el Frente de Todos con pases de facturas.

Asumirá en reemplazo de González García su viceministra, Carla Vizzotti, la que articuló en lo operativo toda la política de la pandemia del coronavirus, daba los informes diarios de contagios y fallecidos, viajó a Rusia para gestionar la vacuna Sputnik V y presentó en sociedad a la Payasa Filomena durante el Día del Niño para enseñar una canción infantil decadente vinculada con los cuidados del Covid.

Más allá de aquel episodio payasesco, el ministro Ginés y su compañera Vizzotti le hicieron anunciar a Alberto Fernández con bombos y platillos la llegada de 5 millones de dosis en enero y 15 millones en febrero de la vacuna Suptnik V, más 22,4 millones de dosis de la de AstraZeneca, además de varios millones de la de Pfizer luego de una foto del Presidente con el titular del laboratorio norteamericano. El último anuncio fue la llegada de un millón de dosis de la china Sinopharm.

De todo eso, sólo llegaron 300 mil dosis de Sputnik el 24 de diciembre, otras 300 mil a principios de enero y 220 mil a fines de ese mes. Luego arribaron 400 mil de Rusia hace una semana y 580 mil de AstraZeneca hace tres días procedentes de India. En total, Argentina tiene 1,8 millones de vacunas frente a las 42 millones que tendríamos según los anuncios de Alberto, Ginés y Vizzotti en épocas de Navidad.

En aquellos anuncios, Alberto Fernández prometió 5 millones de vacunados para enero, 5 millones para febrero y 3 millones para marzo. Pero está por terminar febrero y sólo se aplicaron 633 mil vacunas y todavía no se terminó con el personal de salud. Y cuando todavía la vacuna no llegó a los brazos de los adultos mayores de 70 años se descubrió el desaguisado del ministro de Salud con sus privilegios indignantes.

Entre tanta escasez inmunológica, las demoras, la falta de contratos, la falta de logística para aplicar vacunas, Gines se reservó un paquete de 3000 dosis para colocar a discreción a sus amigos, y terminó aplicándole una dosis a Horacio Verbitsky, el periodista-operador del Gobierno y de la ex presidenta Cristina Kirchner, quien confesó que lo hizo por amistad con González García.

Tal fue el bochornoso relato de Verbitsky que él mismo pseudoperiodista pareció arrepentirse de lo que estaba diciendo luego de arrancar la anécdota en forma festiva y risueña en los micrófonos de El Destape. Su relato provocó que Roberto Navarro lo echara de la radio El Destape precisamente por hacer ese destape.

La imprudencia de Verbitsky destapó la falta de escrúpulos y de sentido común del ministro Gines. ¿Pero sólo de Gines? Entre los vacunados VIP estuvieron el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdes, que al igual que Verbitsky dijo que se fue a vacunar tras hablarlo con el ministro de Salud.

También señaló que se vacunaba por pedido de la comitiva presidencial que viajará el domingo a México para celebrar los 200 años de Independencia de ese país. Por separado, se vacunó el canciller Felipe Solá, por el mismo motivo, que además tiene más de 70 años. Valdes y Taiana fueron desafectados de la comitiva, lo cual destapa también que el motivo de la vacunación era el propio viaje. Y si lo era, entonces la decisión de vacunarse debió haber contado con el visto bueno de la Presidencia, que es la que organiza los viajes al exterior del primer mandatario.

Significa entonces que la vacunación estaba pedida por la Presidencia de la Nación y que González García no había actuado en soledad como luego sugirió la Casa Rosada al pedirle la renuncia solamente a él. No se hubieran vacunado dos legisladores nacionales del Frente de Todos si sólo hubiera sido una iniciativa de ellos.

El montaje del vacunatorio VIP en las oficinas del Ministerio de Salud no fue obra de un funcionario de segundo nivel. Una decena de médicos del Hospital Posadas no puede haberse trasladado por pedido de un ordenanza. Sin embargo, el ministro terminó echándole la culpa a su joven secretaria privada en la balbuceante carta de renuncia.

La excusa terminó siendo peor que la vacunación privilegiada a los funcionarios y legisladores en cuestión. Ginés demostró que además de todo es poco caballero y que responsabiliza a una mujer subalterna frente a sus propias torpezas, las que había demostrado en todas sus intervenciones públicas durante la pandemia.

Casi un acto de violencia de género justo de parte del ministro que fundamentó en la “igualdad de género” la necesidad de cumplir su objetivo original y principal al asumir como ministro: la sanción de la ley del aborto. Ginés fue designado ministro para sancionar esa ley, para la cual su primera medida de gestión fue dictar un protocolo ILE aberrante que justifica abortos por encima del Código Penal y contraviene, igual que la posterior ley, a toda la arquitectura jurídica argentina, desde la Constitución para abajo.

Su propósito original fue darle el aborto a los laboratorios y negocios paramédicos interesados en esa tragedia humana. Pero terminó encontrándose con una pandemia mundial y gestionando muy mal la desgracia argentina del Covid con 50.000 muertos que desembocó en la mentira de las vacunas VIP repartidas alegremente en desmedro de los ciudadanos comunes que la estaban esperando.

Últimas noticias

La Ciudad hará un seminario de abogados para evitar avances de Nación en emergencia como la pandemia

El procurador porteño Gabriel Astarloa lo encabezará el lunes, martes y miércoles; el foco será capacitar abogados por los...

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted