La inseguridad, producto de un garantismo ideológico, falta de valores, de ideas y de recursos materiales

- Publicidad-

Sólo basta repasar varios hechos de los últimos tiempos para entender que la catástrofe nacional es la inseguridad, que provoca múltiples temores. Delincuentes impunes y libres, con la pasividad y el garantismo que los presenta como víctimas de una situación socio cultural de angustia y los justifica por la pobreza creciente.
La búsqueda de la seguridad en este aspecto sólo engendra inseguridad crónica donde abundan cambios de conductas, alarmas, cámaras de video y llamados permanentes para saber donde y como estamos.
La inseguridad es la percepción de que uno mismo es vulnerable pero también es una sensación de inestabilidad que amenaza la autoestima y produce nerviosismo y malestar que contagia al por mayor. Además promueve estados de timidez, paranoia y aislamiento social, o alternativamente, puede estimular conductas compensatorias, como la agresividad, la arrogancia y cierto grado de aislamiento social y familiar.
A la inseguridad ante el delito de salideras, motochorros, grupos armados, arrebatadores, violadores y demás tipificaciones penales se contraponen fuerzas de seguridad que no tienen la instrucción, ni a veces los medios, para enfrentar el flagelo. Dispersos y coaccionados por defensores de derechos humanos pierden la autonomía y la eficacia, sometiendo su vocación a la permanencia en el cargo y en la vida.
Se suma a la cadena de la debilidad ciudadana la inseguridad sanitaria que nos condena convivir improvisando contra la permanente amenaza de un virus fatal y aun desconocido. Las inversiones se encuentran encerradas por la inseguridad jurídica y los jueces por la inseguridad política. Así también se suceden las inseguridades en los proyectos por falta de programas serios y la estabilidad del valor del trabajo por la multiplicidad de factores que hacen imprevisible la semana que viene.
El tratamiento podría ser comprometerse desde todos los sectores a abandonar la convicción del “yo argentino” y el culto al “no te metas” instalados desde décadas en la mentalidad de muchos argentinos.
En estos tiempos de cansancio mayúsculo y tolerancia minúscula, el cansancio ante la inseguridad puede conducir a la perdida de derechos y libertades. El miedo puede provocar hambre de autoritarismo en las personas donde sólo cambia el escenario pero la obra es la misma. La frustración de esperanzas genera impotencia y canaliza la ansiedad en forma de deseo de dar con los culpables y de castigarlos haciendo justicia por mano propia, porque no hay seguridad en las manos ajenas de la ley y el orden.
En el refranero popular se dice que “a seguro lo llevaron preso” y creo que es uno de los pocos lugares donde está a resguardo de la supuesta comunidad civilizada.

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted