Alberto Fernández evalúa el relanzamiento de su gobierno en marzo y podría reducir ministerios

- Publicidad-

Posibles cambios en el gabinete tras las tensiones con Cristina. Desde mucho antes de los últimos contrapuntos con Cristina Kirchner, el presidente Alberto Fernández piensa en un relanzamiento de su gobierno para marzo próximo cuando comience la campaña electoral y cuando tenga encaminado el operativo de vacunación al que quiere darle la impronta de una “epopeya”. La novedad es que podría tomar la forma de una reducción en el número de ministros para presentarlo como una medida de austeridad fiscal.

El ajuste fiscal planificado hace dos meses se va deshilanchando por las necesidades electorales. La preocupación por ganar las elecciones de 2021 comenzó a estar mucho más presente en el Frente de Todos. Las encuestas resultan preocupantes hoy para el Gobierno por la crisis económica y sanitaria.

Es por eso que la vicepresidenta Cristina Kirchner exigió desde su tribuna del Estadio Unico de La Plata dos cosas que hoy preocupan al Gobierno:

1-Que los “ministros que tienen miedo se busquen otro laburo” y

2-“Alinear precios, salarios, tarifas y jubilaciones”.

Le marcó la cancha así a Alberto Fernández y le señaló el plan económico: incentivar la demanda y que “el crecimiento del PBI no se lo lleven unos 3 o 4 vivos”.

Por eso, el relanzamiento del gabinete podría tomar la forma de reducción de ministerios, que hoy son 20 carteras, más el jefe de Gabinete. “El Presidente piensa en un achique más que en un cambio. Sería una forma de saltar por arriba”, comentó un vocero del Presidente en la intimidad.

Los ministros más cuestionados por Cristina son:

*Marcela Losardo (Justicia). La culpa de no resolver la situación judicial de la vice y de su familia y de no avanzar en la reforma judicial. En el peronismo, y más aún para Cristina, un Presidente está obligado a controlar al Poder Judicial; si falla en eso, falla en la política.

*Felipe Solá (canciller). Pese a que habló con Cristina para limar diferencias, el kirchnerismo duro lo considera un tibio que busca alinearse con los países enfrentados al régimen bolivariano de Venezuela. No defiende al presidente Nicolás Maduro. Es por eso que Diosdado Cabello, hombre fuerte del régimen, acusó de “tibio” a Alberto.

*Matías Kulfas (Desarrollo Productivo). Está en la mira de Cristina porque escribió un libro en contra de la política de Cristina entre 2011 y 2015. Pero además, lo acusan por la recesión, la falta de medidas productivas, de no sobreponerse a los empresarios y de no controlar los precios de los alimentos y la canasta básica.

*Paula Español (Secretaria de Comercio Interior). Depende de Kulfas y el kirchnerismo, además de algunos hombres del gabinete, como Martín Guzmán, la señalan como ineficiente para controlar los precios, especialmente ahora de la carne, trigo y maiz.

*Claudio Moroni (Trabajo). Lo responsabilizan por la falta de aumentos salariales como para ganarle a la inflación. Lo consideran amigo de los sindicalistas de la CGT a los que Máximo Kirchner suele criticar.

*Santiago Cafiero (jefe de Gabinete). Dicen que está verde para la gestión, pero por ahora no lo tocan porque es mano derecha de Alberto.

*Juan Pablo Biondi (vocero presidencial). Le critican la política de comunicación. Se expone mucho Alberto al hacer declaraciones permanentemente en los medios.

*Luis Basterra (Agroindustria). Su gestión no brilla y los precios de las materias primas y de los alimentos, como la carne, el maiz y el trigo son una preocupación central, por el impacto en el resto de la cadena de alimentos.

*Nicolás Trotta (Educación). Lo culpan del encierro en la cuarentena de todos los chicos de la primaria, secundaria y otros niveles educativos. Fue golpeado cuando renunció la ex viceministra Adriana Puiggros, que es kirchnerista pura.

Por eso, se habló de reducir ministerios para mostrar una imagen de austeridad con miras al acuerdo con el FMI y en ese contexto se habla de Eduardo Wado De Pedro para recalar en la silla de Losardo, de Juan Zavaleta, intendente de Hurlingham, al ministerio de De Pedro, es decir Interior; del embajador de EE.UU. Jorge Arguello en reemplazo de Felipe Solá y de éste en el lugar de Luis Basterra en Agroindustria.

También está latente el despido de Paula Español en Comercio mientras que Kulfas está más firme por ser más leal de Alberto Fernández, lo mismo que Nicolás Trotta, en Educación, otro apuntado por Cristina Kirchner.

Santiago Cafiero sería sostenido por su amistad con Alberto, al igual que Juan Pablo Biondi vocero presidencial. En este caso, algunos en el entorno albertista dicen que hay que designar a un vocero con peso propio, algún ministro con peso para relevar a Alberto de tantas declaraciones.

Pero eso no necesariamente implicaría la salida de Biondi, que es eficiente en su taréa de ser vínculo con los periodistas y los medios como un jefe de prensa sin exposición mediática, porque no es su perfil.

El ataque de Alicia Castro a Biondi, al que culpó de no aplaudir, cayó muy mal en todo el gabinete, porque Biondi es Alberto puro. Todos los ministros albertistas tienen un profundo malestar con Cristina porque consideran que ella jugó demasiado fuerte en el ataque y el desgaste a los ministros.

“Eso no contribuye a nada, todo el tiempo complica, dicen los ministros”, dicen varios ministros. Alberto piensa como ellos pero no lo dice. Por eso desde Tierra del Fuego salió a respaldar esta semana muy fuertemente a los ministros para dar una señal de fortaleza, aunque muchos por lo bajo le piden que sea más enfático.

Más allá de todos estos tironeos, el principal objetivo de Alberto Fernández es no romper el Frente de Todos y sospecha que las declaraciones de Cristina pueden hacer estallar todo por el aire y se quedaría sin gobernabilidad.

“Tiene que resolver cómo contener a Cristina sin que se rompa todo el Frente y jugarse la gobernabilidad”, señalan cerca del Presidente. En eso consistirá el principal criterio para relanzar el gabinete en marzo y en tal caso evaluar una reducción de ministerios.

Últimas noticias

La Ciudad hará un seminario de abogados para evitar avances de Nación en emergencia como la pandemia

El procurador porteño Gabriel Astarloa lo encabezará el lunes, martes y miércoles; el foco será capacitar abogados por los...

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted