Rescatar al ser humano: la mejor vacuna contra la pobreza es la educación y la cultura del trabajo

- Publicidad-

En la Argentina necesitamos una epopeya, pero no para vacunarnos contra el Covid 19 sino contra la pobreza, que en estos días alcanzó el 44%, según la UCA. La mejor vacuna contra la pobreza es la cultura del trabajo. Por eso hay que conformar un plan coordinado entre el Estado nacional, las provincias, el sector privado, los trabajadores y la sociedad civil para lograr una educación de excelencia para niños y jóvenes y una alta calificación laboral para reconvertir a los hombres y mujeres de entre 18 y 50 años que sólo reciben planes sociales en trabajadores pujantes y prósperos que progresen junto a sus familias y sus hijos.

Este programa de reconversión laboral de alta calificación técnica no puede seguir esperando más. La misma autoridad que el Estado nacional aplicó para encerrar a un país durante 9 meses por una cuarentena que ahora reconoce “debió ser intermitente” debe aplicarse para obligar a salir al trabajo a millones de jóvenes para sustituir los planes sociales por trabajo genuino y sustentable.

Esta sí es una cuestión de Estado y prioridad número uno para nuestro país. La única manera de progresar de una persona, una familia o un país es el trabajo. Al cerrar la 26° Conferencia de la UIA, el presidente Alberto Fernández dejó una definición que sonó muy incompleta: “De la pobreza no se sale con el Estado y los planes, se sale con empresarios que inviertan y den trabajo”. Todos podrán coincidir en el enunciado, pero el conflicto es el contenido: cómo hacerlo.

La receta del Gobierno es crear más impuestos, seguir aumentando la presión fiscal, perseguir a los adversarios, empresarios o dirigentes políticos, manotear recursos de los distritos enemigos como la Ciudad, profundizar la grieta, avasallar a los jueces y fiscales, cambiar el mecanismo de nombramiento del Procurador General de la Nacion, controlar la Corte Suprema, avanzar sobre la propiedad privada, confiscar, aumentar los planes sociales y destruir la educación.

Pero la gente de bien en la Argentina quiere recorrer urgentemente el camino inverso y avanzar en un Programa de Reconversión Laboral, del que hablaremos el próximo miércoles 16 de diciembre a las 9 en la primera conferencia del Movimiento por los Valores de la Argentina sobre “Pobreza, Producción, Vivienda y Cultura del Trabajo”. Grandes empresarios, Pymes, economistas, políticos y periodistas buscarán generar consensos sobre una manera de sustituir planes sociales por educación en habilidades y competencias que demandará el mercado.

El objetivo es contribuir a la formación laboral, técnica y actitudinal de los titulares de planes sociales Hacemos Futuro y Salario Social Complementario y a su incorporación en el mercado de trabajo, a través de un programa integrado entre distintos actores del Gobierno, el sector empresarial y la sociedad civil.

Fortaleciendo una sociedad más educada, con mayores niveles de empleabilidad y menos gasto social, lo cual desemboca en menos déficit fiscal, emisión monetaria, inflación, turbulencias cambiarias, recesión y parálisis.

La propuesta de recuperación de valores es proveer educación y capacitación técnica a titulares de planes sociales, desempleados y sin estudios, o con estudios incompletos, considerando las necesidades concretas de las empresas adheridas y aprovechando los recursos subempleados u ociosos del Estado. En una palabra, para rescatar la economía, primero debemos rescatar al Ser Humano.

A través de esta sinergia, se busca mejorar la calidad de la oferta de fuerza de trabajo y reducir el número de beneficiarios de planes sociales liberando recursos contribuyendo a hacer más sostenible el equilibrio fiscal.

Los actores involucrados son:

Estado

Empresas

Sindicatos

Organizaciones de la Sociedad civil

Ideas para la Instrumentación.

Los ministerios de Producción, Trabajo y Desarrollo Social se vincularán con empresas y cámaras del sector privado para diseñar una “matriz productiva” o “estrategia de desarrollo productivo” por regiones y por cadenas de valor de acuerdo a los recursos naturales, capacidad instalada, potencialidades y ventajas competitivas del país.

Crearán la Agencia de Reconversión Laboral (Agencia).

La Agencia se contactará con los sindicatos y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para diseñar distintos programas de capacitación laboral y actitudinal en el marco de una “estrategia de desarrollo de cadenas productivas” de alto valor agregado y determinarán las necesidades de RRHH para llevarlas adelante.

Las empresas y cámaras del sector productivo identificarán sus necesidades y demandas en materia de perfiles, competencias y habilidades laborales según sus metas de producción. De ese modo, determinarán la cantidad de personas y los oficios que necesitan (programadores, operarios, ventas, repositores, operadores de máquinas, mecánicos, etc)

Las OSC diseñarán los programas de capacitación actitudinal o habilidades blandas (hábitos de trabajo, presentismo, presentación personal, trabajo en equipo, compromiso, relaciones interpersonales).

El Gobierno oficiará de vínculo, nexo y facilitador para integrar a cada uno de los actores. Buscará espacios físicos en municipios a través de la relación con los intendentes y con empresas y sindicatos. También hará el seguimiento de los proyectos junto con las partes.

El Ministerio de Desarrollo Social identificará los perfiles de titulares de planes sociales que se incorporan a los programas y aportará el conocimiento técnico del seguimiento a través de tutores y funcionarios especializados en la materia, además de otros recursos necesarios para el programa.

Los sindicatos y las empresas aportarán capacitadores especializados, y podrán aportar espacios físicos y recursos diversos. Además, darán la capacitación técnica de un año cursando en forma diaria de lunes a viernes jornadas de 4 horas diarias.

La Anses dispondrá las normas correspondientes para que los titulares de los planes sociales cumplan con contraprestación laboral o en formación educativa. Los titulares deberán elegir un oficio o capacitación dentro del menú diseñado por el sector productivo.

El Ministerio de Trabajo arbitrará la manera de que las Cargas sociales patronales (aportes y contribuciones que las empresas deberían pagar por el concepto de sumar a su planta permanente) serán absorbidas en partes proporcionales al percentil correspondiente entre el SINDICATO brindando las prestación SOCIAL DE LOS BENEFICIOS de sus nuevos afiliados, por el término de 12 meses y por el ESTADO NACIONAL aportando el porcentual correspondiente PREVISIONAL, para que durante el periodo de prueba el trabajador tenga ya sus aportes jubilatorios cumplidos en el periodo trabajado. Las VACACIONES proporcionales Y EL SUELDO ANUAL COMPLEMENTARIO SERA RESPONSABILDAD DE LA EMPRESA durante todo el año del periodo de prueba.

La AFIP, la Anses y el Ministerio de Trabajo también podrán formalizar a los trabajadores para que a cambio de su remuneración puedan inscribirse en una categoría nueva de aportantes y se incorporen al sistema.

 El Ministerio de Educación brindará terminalidad educativa para los beneficiarios del plan que no terminaron el nivel primario o secundario, según los casos. También pondrá a disposición espacios físicos de escuelas y universidades como lugares de capacitación. Además, otorgará el diploma de graduación de los alumnos. Esto servirá de fuerte incentivo para los jóvenes, que deben sentir que esos diplomas son logros personales importantes.

El Ministerio de Deportes organizará la actividad física, competencias, educación deportiva para mejorar el estado físico de personas que llegan de sectores vulnerables. Se podría instituir un módulo de 4 o 6 horas semanales de actividad física.

El Ministerio de Defensa podrá poner a disposición capacidad logística, transportes, materiales, herramientas, vehículos, aviones y espacios físicos para que sean usados por los beneficiarios en sus actividades formativas.

El Ministerio de Salud atenderá a todos los beneficiarios del plan y hará un censo sanitario (tratamientos oftalmológicos, odontológicos, enfermedades crónicas, adicciones y falta de alimentación).

El Ministerio de Producción podrá organizar con diversos capacitadores unidades productivas de insumos básicos (ropa de trabajo, material de construcción, carpintería, etc.) capacitando a los mismos beneficiarios del plan. También podrá organizar nuevas empresas bajo la modalidad de cooperativas de alto valor agregado para distintas áreas de producción. En ese sentido, se puede incorporar la experiencia de cámaras como Coninagro, que nuclea a cientos de cooperativas en todo el país, que manifestó su voluntad de colaborar con el programa.

Los ministerios de Producción y Trabajo se ocuparán de insertar a los nuevos trabajadores calificados en el sector privado, con empresarios que sabrán que esos recursos humanos serán confiables y cumplirán los compromisos para sus actividades.

Últimas noticias

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...
- Publicidad-

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted