La Argentina cayó en la cultura de izquierda socialista que obliga a repensar estrategias del centro

- Publicidad-

El triunfo de Biden en EE.UU. profundiza esa tendencia. La Argentina transita un proceso de transición con aliados que no son los del mundo del progreso económico, la libertad de mercado, ni la libertad democrática, sino aliados cuestionados del Foro de San Pablo y del Grupo de Puebla. Cristina Kirchner, en su primer año de gobierno, nos puso allí. Es un grupo que fue formado por Luiz Inacio Lula Da Silva y por Fidel Castro que buscan insertar el socialismo, no por medio de guerrillas sino de un severo adoctrinamiento en las escuelas, en la sociedad y a través de la prensa.

Una gran parte de la prensa en la Argentina, aunque no toda, es hoy totalmente de centroizquierda en las distintas plataformas. Necesitamos una apertura de mercados para lograr inversiones y salir de la tremenda crisis económica que estamos viviendo y se va a notar mucho más cuando la pandemia se vaya liberando y se vea la caída de la clase media, media-alta, la destrucción de los comercios: por ejemplo la gastronomía que se ha caído un 40 % y se han perdido en este caso 200.000 puestos de trabajo.

No sólo no estamos buscando una salida económica de apertura sino que cada vez nos cerramos más. Ya no queda ninguna empresa extranjera en el país, todas se han entregado a manos de empresas argentinas con lo cual el poder de los empresarios argentinos y la coalición con el grupo del poder de los K es muy peligrosa para poder salir de un socialismo hacia el que vamos caminando en forma triste pero más rápida de lo que pensamos.

Es necesario abrir la economía y mirar a los países del progreso, y no a China, sino a EEUU, Europa, Inglaterra, Alemania y otros, y ya que estamos en el Grupo de los 20, aprovecharlos.

No estamos colaborando para nada con el Mercosur por nuestra pelea con Bolsonaro, presidente exitoso del Brasil, y principal socio comercial, y tampoco estamos trabajando con Uruguay y Paraguay, hoy dos países chicos pero exitosos económicamente con una política de libertad económica igual que la de Brasil con lo cual en el mismo Mercosur nosotros estamos señalando la discordia con nuestros socios, lo cual es mucho más grave porque la Argentina sola no representa nada.

El mundo está en una tremenda transición, por primera vez aparece un Estados Unidos que se había fortalecido con un Trump que impuso una política imperial, y ganando Biden vamos a caer en una nueva política que es por cierto lo que el Partido Demócrata desea y es una política que está dentro del proyecto del socialismo. Ellos son los principales protagonistas de modo que el mundo entero está en una feroz transición donde no hay grandes fuerzas de centro y centro derecha por eso es que el Brexit es aprobado por Trump, porque Europa está cayendo en un socialismo y agrandándose los estados de todo tipo y perdiendo poder adquisitivo todos los países del progreso y hay un fuerte avance de China en las relaciones comerciales del mundo entero.

Biden y Kamala Harris, que es una mujer del socialismo más profundo del partido demócrata, y estando George Sanders, que es un hombre marcadamente socialista, ya empiezan a hablar de salarios mínimos y precios máximos, algo que no existió en 250 años en la historia de los Estados Unidos de América.

El terrorismo tiene un concepto muy importante y que es la estrategia sin tiempo es decir así como la han usado los marxistas en los 70 y en Rusia en la revolución de Lenin vienen manteniendo lo que se llama la política de Antonio Gramsci, un gran trotskista que se dedicó a cómo meter en la gente la idea de degradar la familia y hoy en día ha logrado un éxito tremendo en la prensa: ya hoy en Estados Unidos sobre 622 diarios hay 604 de izquierda con una desproporción patética.

Esto significa que crece la influencia sobre nuestra juventud de promover el homosexualismo y travestismo, son el liderazgo de la disolución y caminos de drogas, juntos con los indios de américa que son dos elementos fundamentales como una ruta de seda para la droga en toda Latinoamérica. Y tiene un éxito brutal por la permeabilidad de las fronteras y la cantidad de gobiernos de izquierda que hay hoy en Centroamérica México y Sudamérica, con lo cual no soy muy optimista con que el mundo progrese con Biden ganando, al contrario creo que habrá una caída de las clases medias y medias altas y se seguirá abaratando el precio para que unos pocos lucren con la gente de todos estos países.

China avanza. China hoy tiene un proyecto de avance demográfico sobre todo lo que es el Mar de China y sudeste asiático. Vietnam es el país fundamental y protector de defender esa zona y aliado de Estados Unidos. Pero habrá que ver si Vietnam que es un pueblo muy diestro y que ha rechazado una inversión de China no hace más de 30 años, información que nunca llegó a la Argentina porque somos un país aislado por el periodismo y por los poderes de magnitud y de importancia privados y políticos de argentina que siempre miran más a la izquierda que ningún otro lado.

Yo soy bastante pesimista con el avance de China que ya tiene una base muy importante de telecomunicaciones en la Argentina con el uso de 5G cuando en el país solo tenemos 4G y lo usa para interceptar comunicaciones por la cercanía de en todo lo que significa la estrategia de Estados Unidos y las maniobras que realiza Estados unidos con los grandes países de Sudamérica. Antes nosotros participábamos de todo esto, pero ahora lo hace sólo Brasil y otros países sudamericanos.

El desastre de los sucesivos gobiernos en la Argentina destruyeron la última esperanza. El país se alejó de la relación internacional argentina y de la apertura económica y vinculación con los países del progreso hasta hoy y 20 años en el mundo de hoy es un siglo y estamos vinculados solamente a los países de ultra izquierda como China algo con Rusia y nada con los países vinculados con la libertad económica.

El impuesto a la riqueza es un avance más de seguir atacando a que nadie invierta en la Argentina, es decir quitar la chance de que alguien mire a la Argentina con interés para invertir, es una forma de asegurarse que los pocos argentinos que quieren controlar a los argentinos con un socialismo donde sus administradores y sus trabajadores sean cada vez más baratos y más esclavos y dependientes del estado y los impuestos, de los trabajos y la pobreza, quita posibilidades a la Argentina de esperar que nadie venga del exterior. Es más alienta a que se vayan aspectos de trozos de empresas grandes argentinas a Uruguay que es el flujo hoy más codiciado o a Brasil que es un continente en el fondo y verdadero aliado de Estados Unidos e Inglaterra.

Es una señal para desinvertir a la Argentina, que quita valor al éxito y a las empresas y fomenta que el Estado se haga cargo cada vez más de la pobreza argentina.

También existe una tendencia a desarrollar la mala educación en las escuelas y hasta la no educación argentina, la no apertura de la escuela es parte del plan de seguir no educando; esto es: no opinión y si lenguaje único. El lenguaje único es tremendamente intrusivo en la sociedad y hoy está marcado, se promueve en los libros de texto la homosexualidad, la transexualidad, que los niños puedan elegir el sexo, es decir la destrucción total de lo que es la masculinidad y la femeneidad y además los sindicatos docentes son izquierdistas y fomentan no abrir las escuelas este año. Con lo cual se produce una brecha dentro del mismo país entre los colegios privados y los públicos. Las universidades están totalmente copadas por los sectores comunistas que desarrollan que en la psicología se hable de Marx, de Freud, de todo lo que signifique el Marxismo y el comunismo y el socialismo.

Siempre guardaré la esperanza de que se recompongan los sectores que están en la platea mirando y no se atreven a acercarse y a tener actitudes cívicas más valientes y que el empresariado despierte y apoye a las buenas ideas en lugar de seguir destruyendo el país y quedándose lo para ellos solos con un minimercado de 46 millones de habitantes que también son parte de la destrucción junto con los políticos de la Argentina.

Creo en las fuerzas del mercado, la libre empresa y el progreso junto con los países que tienen el nivel cultural y estándar de vida que merecen y que son los que solamente pueden salvar al país con inversión genuinas de producción y eliminar la pobreza y achicar el desempleo del país. Pero las puertas hoy están cerradas con lo cual, o se cambia 180 grados lo que estamos haciendo o vamos a un camino oscuro de la Argentina cosa que no deseo y que espero y guardo la esperanza de las reacciones de las fuerzas del bien.

 

Últimas noticias

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...

Tras el cambio de gabinete, el Gobierno se relanza con aumentos de salarios e ingresos y con emisión monetaria

Postales de un gobierno confundido. Medidas sanitarias, económicas, salario mínimo, AUH, planes sociales y créditos Pymes. Todo financiado con...

El decreto 622 incorpora los DEG del FMI al gasto, genera emisión y deuda con el BCRA que será un Pagadios

Explicación para niños sobre la medida que trae confusión. El DEG de 4334 millones de dólares servirá para hacer...

Los ganadores de las PASO confirman que ganó Cristina con el nuevo gabinete y críticas a Cafiero canciller

El programa de Unas Cuantas Verdades sobre el análisis del nuevo gabinete tuvo notas imperdibles con los ganadores y...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted