La conmovedora historia de la familia Grime Kahan, que reclama justicia por la mala praxis sufrida por Rocco

- Publicidad-

Su enfermera le golpeó brutalmente la cabeza cuando tenía apenas un mes y 28 días de edad. Desde la cuna, Rocco Grime Kahan sufrió la injusticia de su vida. Por una mala praxis médica de su enfermera Erika Itzcovitz, del Sanatorio Anchorena, que accidentalmente estrelló su cabecita, el niño quedó afectado por un retraso madurativo con secuelas irreversibles. No puede hablar y quedó sin posibilidades de desarrollar una vida normal. Pese a que ya cumplió 11 años, la Justicia todavía obstruye el justo resarcimiento para él y para toda su familia.

El titular del juzgado Civil número 21, Luis R.J. Sáenz, había dictado el 11 de septiembre de 2019 una sentencia bien fundada en la que condenó al Sanatorio Anchorena, a la Obra Social Unión Personal (UPCN) y a Erika Itzcovitz, que habían sido demandados por Deborah Kahan, la madre de Rocco.

Rocco duerme con sus osos y los besa como a sus amigos

La UPCN es el mismo sindicato de los trabajadores estatales que dirige Andrés Rodríguez. Pero los abogados de la obra social trabaron el cumplimiento y manifestaron su intención de rechazar esa indemnización vital.

La condena en primera instancia consistía en un pago de 13,7 millones de pesos a Rocco, principal damnificado; de 1,8 millones a su madre Deborah Kahan, y de 1,8 millones a su padre, Esteban Grime. El monto debía indexarse con los intereses que se generaran hasta el día del pago. Pero la Cámara de Apelaciones en lo Civil frenó la ejecución de la sentencia por una estrategia de obstrucción de los abogados de UPCN.

Deborah Kahan, con Rocco, de 11 años

“Rocco sufrió un daño vital y necesitará una reparación para poder vivir, por tratamientos médicos y para su propia vida, porque no podrá valerse por sí mismo. Hace 11 años que estamos con un juicio por esa mala práxis y no hay justicia”, señaló Deborah a La Nueva República al borde del llanto, en medio de su emoción. Su historia de vida se hizo conocida porque durante la cuarentena se lanzó a contar las complicaciones que sufría Rocco, a raíz de su discapacidad, por el encierro de la pandemia.

En el país de la anomia, las malas noticias llegaron en la segunda instancia judicial. La Sala «M» de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, integrada por María Isabel Benavente y Gabriela A. Iturbide, suspendió la sentencia porque la obra social de UPCN solicito como “medida para mejor proveer” una prueba que no había sido ofrecida al momento de contestar la demanda.

Argumentaron de manera insólita que Rocco padece una condición genética preexistente, basados en suposiciones y especulaciones, porque las pericias médicas de parte y oficio no lo afirman ni por asomo. Además, ninguno de sus tres hermanos, Tobías (15), Dante (14) y Eric (4) padece una condición genética similar. Sus hermanos viven para Rocco, lo miman y lo abrazan las 24 horas del día.

De izquierda a derecha: Dante (14), Rocco (11), Esteban Grime (61), Eric (4), Tobias (15)

 

“Es humillante y hasta injurioso. Nefasto. La mala praxis está acabadamente probada desde el secuestro de la historia clínica y en cada uno de los peritajes efectuados”, dijo Deborah, que se cansó de la inoperancia judicial y de las trabas de los abogaos, y se decidió a clamar justicia para su hijo injustamente convertido en una persona con una discapacidad irreversible.

“Todo lo demás, es estrategia comercial para desvincular responsabilidades y costos. Mientras del otro lado, está un niño y su entorno sufriendo estas falacias y agresiones, ya a esta altura apañadas y admitidas por el tribunal”, dijo la madre.

Cuando el bebé tenía un mes y 28 días, Deborah llevó a Rocco para un tratamiento ordinario al Anchorena porque era afiliada de Accord, la prepaga que pertenece a UPCN. Se había afiliado porque confiaba en el sindicato por haber trabajado en el Ministerio de Economía anteriormente como empleada de planta permanente.

En una manipulación torpe y negligente, Erika Itzcovitz, la enfermera, golpeó al niño contra un negatoscopio, que es la pantalla donde se visualizan las radiografías, y que estaba justo arriba de la cabeza del niño. El recién nacido era perfectamente saludable hasta entonces. Fue derivado a terapia intensiva donde estuvo por una semana internado. Si bien pudo salvar su vida, las secuelas que le quedaron son irreversibles.

De izquierda a derecha: Dante (14), Rocco (11), Eric (4), Deborah (40), y Tobías (15)

Más precisamente, la lesión se produjo cuando la enfermera estaba haciendo la extracción de sangre dentro de la guardia pediátrica del Sanatorio Anchorena, acostó al bebé en la camilla, lo sostuvo, debió girarlo, y allí golpeó su cabecita brutalmente contra el vértice del negatoscopio. El diagnóstico de entonces fue TCE (traumatismo cráneo encefálico), contusión, hematoma producto de un golpe, y edema a nivel palpebral frontal derecho, y contusión a nivel lóbulo temporal izquierdo producto de un contragolpe (su cerebro se movió internamente).

Luego de aquella semana en terapia intensiva, Rocco fue dado de alta con medicación anticonvulsiva por el golpe en su cabeza recibido, con controles neurológicos semanales, luego mensuales, después semestrales y luego anuales. La vida de los Grime Kahan cambió para siempre. Hoy su diagnóstico es retraso madurativo global severo; afasia mixta global severa, discapacidad cognitiva 100%, no controla esfínteres, necesita asistencia permanente y un daño severo e irreversible.

Pero Rocco le pone onda a su vida: asiste con alegría al colegio CENTES 3 (Centro Educativo para niños en tiempos y espacios singulares), en el barrio porteño de Devoto. Se trata de una escuela de educación especial adaptada a las necesidades del niño: horarios reducidos, gabinetes psicopedagógicos permanentes, alumnado reducido. Además, hace terapias (tratamiento cognitivo conductual; terapia ocupacional, psicología, fonoaudiología, musicoterapia).

De izquierda a derecha: Tobias, Rocco, Esteban, Eric, Dante. Adelante: Deborah

Durante los días de la cuarentena por la pandemia del Covid 19, Rocco padece ansiedad, incomprensión por el encierro, falta de rutinas, frustración, estrés, enojo, porque no es nada fácil contenerlo. “En momentos trepa literalmente por las paredes. Imagínense si para nosotros que comprendemos lo que sucede nos es difícil, imagínense para niños como Rocco”, dijo Deborah, su madre.

La sentencia de primera instancia fue reparadora en cuantificación de daños hacia Rocco, quien necesitará muchos recursos para sus tratamientos y vida diaria. Por la severidad de las secuelas de su mala praxis, siempre necesitará ayuda de terceros, tratamientos, medicación, dedicación, y no podrá valerse por sí mismo. “Nunca podrá ser el Rocco que debió ser. Yo llevé al Sanatorio Anchorena un bebé sano y el sanatorio me entregó un bebé con discapacidad de por vida”, señaló su madre. La pandemia saca a la luz historias de vida que nos enfrentan a la pérdida de valores esenciales: Rocco es una víctima hace 11 años y nadie se ocupó de hacer Justicia.

Sanatorio Anchorena

 

Últimas noticias

El Gobierno invita a Cristina Kirchner a ser parte de las decisiones y se descongela el hielo en el Frente de Todos

Uno de los ministros más duros del albertismo fue elogioso con la vicepresidenta. Gestos amigables, tensiones en baja y...

Una jueza de Salta le aplicó un «bozal legal» a un exdiputado por criticar a una médica que hace abortos

Andres Suriani fue condenado a no emitir sus opiniones en contra del aborto porque fue considerado como "violencia de...

Juan Diego Etchevehere: «En Paraná, la Rural comenzará hablar del protagonismo que debe tener la sociedad civil»

El director de la sección Entre Ríos de la Sociedad Rural explicó cómo será el encuentro "Protagonistas de una...

Inflación 6%: el paper secreto que Martín Guzmán hizo circular en la Rosada para «tranquilizar la economía»

El documento plantea los principales lineamientos para bajar la inflación gradualmente. "No será un efecto inmediato o de única...

Los amagues de Macri para competir en 2023 enardecieron la pelea interna en el PRO con Larreta y con Bullrich

Larreta y Bullrich sienten malestar por la irrupción del ex presidente y por sus fotos con dirigentes de otros...

Alberto Fernández espera el discurso de Cristina Kirchner en Chaco: ¿Se puede romper el Frente de Todos?

El Gobierno deslizan que la vicepresidenta busque irse de la coalición. En La Cámpora dicen que solo buscan un...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted