Emergencia Covid: invertir en camas, terapistas y testeos, en lugar de una reforma judicial de $ 6000 millones

- Publicidad-

El gobierno de Alberto Fernández quedó envuelto en el laberinto de la pandemia y su única receta es apelar a la responsabilidad social para pedirle a todo el mundo que se quede encerrado en su casa luego de 174 días de cuarentena obligatoria, aunque diga que no hay cuarentena. El Gobierno debería intentar un salto hacia adelante: invertir aún más en el sistema de salud y en la logística para aumentar los testeos, que a esta altura indudablemente son muy escasos.

La inversión en salud es una necesidad objetiva más allá de la pandemia. En lugar de impulsar un proyecto de reforma judicial de 6000 millones de pesos, donde se crearán 1500 cargos judiciales nuevos y se aumentarán de 15 a 22 las salas en el fuero federal para conformar a los gobernadores y diputados, los recursos deben canalizarse hacia donde la realidad lo impone: la salud y la pandemia.

Desde antes de la peste, faltaban camas de terapia intensiva. Por lo tanto, a las que se agregaron durante la primera parte de la cuarentena, sería necesario agregar más aún y tomar la decision política de hacer esa inversión. También, sin falta, es necesario invertir en la capacitación y formación de terapistas y de todas las especialidades necesarias para abordar la pandemia. Además, es necesario agregar recursos a la creación de la logística necesaria para agregar más testeos, hoy escasos.

La única receta no puede ser pedirle a todos que se queden en su casa. Más allá de eso, es necesario tomar todas las medidas de precaución y adoptar todos los protocolos que se adoptan en todo el mundo, con distanciamiento, barbijo, lavado de manos, alcohol en gel y tantas más. Pero exigir una cuarentena absoluta, sin darle válvula de escape a la sociedad, no es sostenible. Y las medidas que no son sostenibles, fracasan.

Porque ademas, siempre la sociedad busca su equilibrio y ese escape seguramente puede ser más desordenado y de peores consecuencias que si las libertades son reguladas por el Estado, con protocolo y barbijo. Hoy muchas familias sufren el encierro por las consecuencias que la cuarentena tiene sobre sus hijos. No podemos arruinar la salud de los niños para seguir abonando una medida que dejó de ser efectiva.

Hoy los testeos en la Argentina tienen una positividad del 47% diario: de cada 100 test, 47 son positivos. La OMS estableció el parámetro que indicaba que por encima de 20% se está testeando poco, por lo tanto conviene aumentar la muestra. Y por debajo de 10% es un indicador de que se testea demasiado.

El 47% de la Argentina estaría indicando que hay muchos contagios que no se están registrando y por lo tanto esos no pueden ser aislados y por lo tanto siguen contagiando. Vale decir que el subtesteo puede ser un remedio peor que la enfermedad. Este subregistro se produce por diversos motivos. En algunos casos, las autoridades deciden no testear municipios que registran casos, como ocurrió en Bragado. En otros casos, falta logística para absorber más testeos y poder realizarlos.

Si bien se aumentó la capacidad de los laboratorios desde la cuarentena, parece que no es suficiente y habría que duplicar esfuerzos con mayor logística, esto es más personal capacitado, más laboratorios, y poner centros de testeos en todos los pueblos. Hoy los contagios de Bolivar se tienen que ir a testear a Olavarría o a Azul. De esa manera, los resultados no llegan en tiempo y forma y todo eso son contagios.

Del otro lado de la pandemia, es necesario agregar más camas de terapia intensiva, porque el sistema en algunos lugares puede estar al borde del colapso. Pero sobre todo es necesario capacitar a nuevos terapistas porque los que están ya están colapsados. La guerra contra este virus invisible hace necesario que pongamos los recursos donde hay que invertirlos y no buscar soluciones que pueden acarrear más problemas.

 

 

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted