Cristina no consigue los dos tercios para Rafecas y éste no aceptará la postulación si cambian las reglas

- Publicidad-

No quiere ser nombrado por mayoría simple. El juez federal Daniel Rafecas le informó al gobierno de Alberto Fernández que no está dispuesto a postularse para el cargo de procurador general de la Nación si el Frente de Todos no consigue los dos tercios de los votos del Senado, objetivo que quedó totalmente sepultado por la férrea oposición de Juntos por el Cambio, que presentó la resistencia de sus 25 senadores y de cuatro aliados.

Para conseguir la mayoría especial de dos tercios de los votos, tal como exige la ley de Ministerio Público para el nombramiento del procurador, el Frente de Todos debería alinear a 48 senadores dispuestos a votar el pliego de Rafecas. Pero ese objetivo es hoy virtualmente imposible, en medio de la tensión con la oposición.

Precisamente, ante la dificultad para obtener esa mayoría especial, Cristina analiza cambiar el requisito de elección del Procurador: ya no sería por los 2/3 de los votos sino por una mayoría simple, la mitad más uno del recinto. En ese caso, Rafecas no aceptará la postulación que ya fue enviada al Senado. La información fue suministrada por el periodista Eduardo Feinmann en A24 y luego confirmada por fuentes judiciales.

Rafecas no quiere ser el Procurador de una sola bancada política, aunque esta sea la mayoritaria. Entiende que en ese escenario su gestión quedaría deslegitimada y pasaría a ser, a los ojos del mundo político y la sociedad, un mero Comisario Político de las causas judiciales, más que un Procurador General.

El Senado tiene 72 miembros. Por ahora el Frente de Todos sólo tiene 41 senadores propios y potencialmente dos aliados. Los 29 restantes estarían en contra de aprobar a Rafecas para el cargo porque consideran que es un candidato totalmente incondicional de Alberto Fernández y a la ex presidenta.

Rafecas compartió una cátedra de derecho penal en la Facultad de Derecho de la UBA que encabezaba el recordado ex procurador Esteban Righi, de quienes eran discípulos. Por otra parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner demostró con varias actitudes que pretende controlar el Poder Judicial para lograr impunidad en las causas en las que está procesada y elevada a juicio oral por corrupción.

En la oposición se oponen a Rafecas porque fue el juez que rechazó casi sin leer la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina sobre supuesto encubrimiento a Irán por el atentado a la AMIA en virtud del memorandum de entendimiento con ese país.

La tensión entre Cristina y la oposición derivó en esa resistencia opositora tenaz en los últimos meses, a fuerza de una actitud confrontativa y crispada de ella:

*La presidenta del Senado tuvo choques muy duros con senadores de Juntos por el Cambio, a quienes les apagó el micrófono en plena sesión virtual.

*Creó comisiones investigadores contra el gobierno de Mauricio Macri, tanto para el caso Vicentín, como para la AFI, el Banco Nación o el Correo.

*Impulsa el juicio político del procurador interino Eduardo Casal para poder controlar la Procuración General con un sucesor afin a sus intereses.

*Influye sobre la Oficina Anticorrupción y la UIF en las causas judiciales que la afectan.

*Digita la política judicial del Gobierno a través del viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.

Tal vez por su desesperación o por su falta de cintura política, la ex presidenta de la Nación mostró las cartas antes de tiempo y logró poner en guardia a toda la oposición. En el Senado, más allá de su propio bloque, donde hay algunas disidencias, no tiene casi aliados independientes. Es así como logró un fuerte bloque opositor, minoritario pero cohesionado, en la Cámara alta y lo está consiguiendo también en Diputados.

En medio de la tensión por el nombramiento de Rafecas, el Frente de Todos comenzó a analizar la posibilidad de modificar la ley de Ministerio Público para cambiar el sistema de elección de los procuradores, que hoy es por 2/3 de votos, y disponer una elección por mayoría simple. Con esa reforma, el requisito de conseguir los dos tercios de los votos estaría superado y el camino de Rafecas estaría allanado.

Sin embargo, esa forma de elección le restaría legitimidad al nombramiento porque pasaría a ser un procurador elegido sólo por un partido político: el oficialismo. Es por eso que Rafecas dijo que si no puede conseguir los dos tercios de los votos prefiere no aceptar el cargo de procurador general de la Nación. Con esa decisión, la política de radicalización judicial de Cristina Kirchner comenzaría a registrar su primera gran derrota y demostraría que no tiene todas las fichas del juego.

 

 

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted