El Gobierno desnudó nerviosismo por la marcha del 17-A y teme una movilización que obstruya sus reformas

- Publicidad-

Sin disimular nada, el gobierno de Alberto Fernández desnudó un fuerte nerviosismo por la marcha convocada para hoy a las 16 en todas las provincias del país con epicentro en el Obelisco porteño. La movilización, surgida de las redes sociales, sería masiva, según la información que tienen las usinas de informaciones de los organismos de seguridad de la Casa Rosada.

Incluso podría contar con el apoyo de sectores del peronismo y del sindicalismo descontentos con la marcha del Gobierno. Los rastros de la intranquilidad se encuentran en que durante las últimas horas muchas voces del Frente de Todos se expresaron en contra de la marcha: el Presidente, la titular del PAMI, Luana Volnovich, y el emblemático Aníbal Fernández.

La protesta se focaliza en los grandes talones de Aquiles del oficialismo:

1 La obsesión por una reforma judicial que tiene tufillo a búsqueda de impunidad para el kirchnerismo y persecución a la oposición.

2 La creciente inseguridad y la liberación de presos, agravada por el hallazgo sin vida de un cuerpo que podría pertenecer a Facundo Astudillo Castro.

3 La catástrofe económica y social producto de la cuarentena que ya no tiene apoyo social y cuyos resultados entraron en discusión por la cantidad de fallecidos y contagios.

El presidente Alberto Fernández dejó una frase inquietante sobre los que irán a la movilización. «Ahi tienen los anticuarentena que luego aparecen muertos», dijo el Presidente, advirtiendo sobre el distanciamiento social por la pandemia de Covid 19. No explicó cuántos contagios hubo de las últimas marchas.

La directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, de estrecha confianza con Máximo Kirchner, dejó una frase preocupante. «Si alguien convocara a mi mamá a una marcha, lo mato», advirtió. La irrupción pareciera una incitación a la violencia, un desconocimiento del derecho a peticionar a las autoridaes y una apología del delito.

El director de Yacimientos de Río Turbio, Aníbal Fernández, dijo que «lo último que hizo serio Luis Brandoni fue ‘Esperando la Carroza'». Su filosa ironía obedeció a que el actor fue el primero en convocar a la movilización mediante un video casero. Brandoni simpatiza con Juntos por el Cambio, donde hay una división respecto del Banderazo.

El jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que no irá a la marcha. El ministro de Salud porteño, Fernán Quiros, pidió que haya distanciamiento social. Y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, dijo que irá aunque lo hará en automóvil para no contagiar ni contagiarse y explicó los motivos: justicia, seguridad y cuarentena.

Por su parte la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió, respaldó la marcha de manera contundente y otros sectores de Cambiemos también aunque más discretamente. Para el Gobierno es un problema. Si el Banderazo es fuerte en algunas provincias, como por ejemplo Córdoba o Santa Fe, se pondrá en riesgo la posibilidad de que los diputados de esos distritos apoyen la reforma judicial en el Congreso.

El Banderazo del 20 de junio, por ejemplo, tuvo como centro de la protesta la expropiación de Vicentín y a partir de entonces ese experimento se hizo imposible para el Gobierno. Todos los diputados del interior le quitaron el apoyo. La democracia directa de la calle funciona mejor en los últimos años que la representación indirecta.

En un punto es admirable la capacidad de sorpresa del Presidente y de ciertos funcionarios del kirchnerismo, aunque otros funcionarios a Alberto Fernández comprenden que era esperable la reacción popular.

El intento de barrer con los jueces y nombrar magistrados propios, de neutralizar la Corte Suprema, de controlar los fiscales, de echar al Procurador, de desacatar a una jueza, de obstruir juicios y de perseguir opositores, además de destruir 700 mil empleos, mantener un encierro desmesurado y avalar la liberación de presos y violadores que reinciden y matan en las calles no era para esperar el aplauso de los votantes que esperaban otra cosa y que no habían firmado un cheque en blanco.

 

 

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted