La crisis cultural obliga a que los «viejos» dejen de ser descartables y pasen a ser escuchados e incluidos

- Publicidad-

Pese a que la medicina y la ciencia alargaron el tiempo de vida de los seres humanos, en el Siglo XXI trajo una profundización de la crisis cultural y de valores: las personas que pasan los 60 son consideradas en la puerta del juicio final. El joven adolescente define ante sus amigos a sus padres como sus “viejos” aunque éstos tengan 45 años y nunca más se rectifica porque para ellos son eso: viejos.

Hoy la pandemia los pone en el grupo de riesgo, son los débiles, sin tomar en cuenta ni el estado físico ni la salud mental. Les ponen a disposición el reparto de comida por delivery que no necesitan y les insisten en no salir ni a tomar sol, sin saber si tienen la experiencia y el conocimiento que pueda cambiar alguna historia de jóvenes inconscientes.

En civilizaciones antiguas o en otras orientales, se hablaba de los mayores como los “sabios” y se los tenía en cuenta a la hora de decidir el presente y el futuro, porque tienen un recorrido a lo largo de la vida, de sucesivos hechos que no se los contaron, sino que los sufrieron y superaron.

A nadie se le ocurre cuestionar las miles de horas de vuelo de un piloto para tomar la conducción de un avión. Y a nadie le resulta más confiable un médico recién recibido que un experimentado profesor que diagnostica un mal.

“Viejos”, como suele decir en el dicho popular, son los trapos. Y los trapos sirven para limpiar la suciedad. Es importante tapar alguna verdad entre tanto engaño.

En “El Diario de la guerra del cerdo”, de Adolfo Bioy Casares, los jóvenes querían terminar con los “viejos” y si bien la culpa no es del chancho, según el refranero, creo que también lo es por su inacción. Aquella obra fue escrita en los años 60 y refería a la Buenos Aires de los años 40, antes del peronismo.

Por entonces se palpaba el surgimiento de un emergente de juventud que buscaba barrer con los valores de los “viejos”. Los acontecimientos posteriores fueron una tragedia nacional.

El propio Juan Domingo Perón diría luego que «No se hace trasvasamiento generacional tirando todos los días un viejo por la ventana». Los viejos pueden enriquecer el impulso joven y hacer practicables las nuevas ideas, que sin duda se necesitan.

Los adultos mayores, como hoy se los llama, también son material descartable para los delincuentes comunes. Antes, hasta los chorros tenían códigos con las personas de edad. Hoy son elegidas para despojarlas de sus pocas pertenenciads y castigarlos físicamente hasta matarlos.

El camino hacia el final es un lento y diagramado protocolo para no tener voces autorizadas que puedan desestimar acciones irresponsables y nefastas. Mejor lejos las opiniones validas que las opiniones espontáneas y poco conscientes.

Es contradictorio que mientras la ciencia busca prolongar la expectativa de vida más allá de los 80 años, y lo logra, existen dirigentes que saben que los que tuvieron experiencia pueden ser un gran problema para que no se repita el pasado que casualmente los ubica en el presente que ellos quieren perpetuar.

Fito Paez llevo a las tribunas “quien dijo que todo está perdido yo vengo a ofrecer mi corazón” y creo que hoy más que nunca deberíamos cambiar “por quien dijo que todo esta perdido yo vengo a ofrecer mi experiencia”. Desecharla es una reacción de necios e imprudentes.

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted