Los tres problemas de Alberto: “efecto deuda”, reforma judicial y cuarentena, sin los resultados esperados

- Publicidad-

Tiempos de replanteos en la Casa Rosada. El presidente Alberto Fernández tiene varios motivos para estar preocupado. El acuerdo por la deuda con los acreedores fue una buena noticia mundial que duró 24 horas y se diluyó. La reforma judicial comienza a empantanarse por falta de apoyo en el Congreso, en los tribunales y en la sociedad. Y la cuarentena está agotada, la gente saturada, no acata el aislamiento y crecen los contagios y los fallecimientos.

De todos modos, todavía la Argentina está lejos de los países de mayor mortalidad. Pero las perspectivas no son alentadoras. En la Casa Rosada se respira un clima de preocupación porque el Gobierno no le encuentra una salida decorosa a la cuarentena sin poner en riesgo la vida y los contagios.

El anuncio del acuerdo con los acreedores privados debía ser el gran punto de inflexión para un cambio de expectativas económicas. El Presidente lo había pensado como un batacazo, con un gran anuncio, con el cual comenzaría a escribirse otra historia económica para hablar de la “postpandemia”.

Pero esto no está ocurriendo. El problema es que el acuerdo no fue seguido de un cambio de agenda política y económica, sino por una profundización del modelo: no habrá un plan económico, financiero y monetario, sino 60 medidas de reactivación y consumo; se optó por la radicalización política, la agudización de las contradicciones, y una reforma judicial con evidente intención de controlar al Poder Judicial, lo cual siempre es una pésima señal para los inversores de todo tipo.

Además, se rompió la magia colaborativa entre el Gobierno y la oposición. Alberto y Cristina Kirchner lanzaron ataques más o menos explícitos al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el manejo de la pandemia del coronavirus. Los buenos modales quedaron en el pasado reciente.

“Hay preocupación porque el acuerdo quedo en el olvido y la buena onda duró un día solamente y se diluyó”, dijo una fuente oficial muy cercana al Presidente.

La reforma judicial entró en zona de empantanamiento. Es la segunda gran preocupación. El Gobierno comenzó a enviar señales de que está dispuesto a negociar modificaciones con la oposición, pero Juntos por el Cambio se juramentó que no dará su consentimiento para organizar más sesiones virtuales, a menos que sean para emergencias sanitarias. Quieren sesiones presenciales. No hay otra alternativa. El protocolo de las sesiones virtuales caducó el viernes y no lo renovarán.

Menos aún para debatir proyectos de ley que son estratégicos, como la reforma judicial o como el Presupuesto 2021. “¿Cómo vamos a discutir esos temas en forma virtual?”, dijo Mario Negri, que expresa en este punto todas las posturas dentro de JxC. Mauricio Macri, Alfredo Cornejo y Maximiliano Ferraro, los tres líderes del PRO, la UCR y la CC cerraron filas en la resistencia al régimen. Y no negociarán nada de la reforma judicial. La oposición es cerrada, no hay nada para negociar.

“El problema del Gobierno es que en este tema tampoco tiene aliados. Sólo cuenta con los votos propios en Diputados y en el Senado”, dijo a La Nueva República un funcionario que conoce las preocupaciones de Alberto. Como en el caso Vicentín, la reforma está a punto de caer si no encuentra aliados entre los bloques opositores.

El Frente de Todos solo tiene 119 diputados y JxC tiene 116. De los 22 diputados del resto de los bloques parlamentarios el FdT no consigue 10 para avanzar en el proyecto que fue inspirado por Cristina Kirchner.

El gran error del Gobierno fue mostrar todas las cartas de manera obvia: la designación de Carlos Beraldi y Leon Arslanian como cabezas del Consejo Consultivo era una confesión de la necesidad judicial de Cristina Kirchner y de sus ex funcionarios. La necesidad de aumentar el número de miembros de la Corte y las vacantes de jueces y fiscales completan el menú de obviedades que puso en guardia a la oposición.

¿Cómo pueden hacer los diputados cordobeses de Juan Schiaretti para acompañar una reforma en pos de la impunidad de Cristina? Ya bastante costos pagaron en su provincia por votar el artículo que de la moratoria fiscal que beneficiaba a Cristóbal López. Pero Cristina considera que todos los aliados tienen que ser incondicionales, esclavos o empleados. Y así le va. Ahora el Consejo Consultivo evalúa convocar a la Corte Suprema para escuchar la opinión de los máximos jueces del país.

En medio de la pandemia, Alberto Fernández comenzó a preocuparse por el aumento incesante de casos y de fallecimientos. Es la hora de los cuestionamientos subterráneos en Balcarce 50. La cuarentena larga está dejando estragos económicos y ahora ya no se pueden mostrar números alentadores en lo epidemiológico.

“No le encuentran salida y necesitan una salida para la cuarentena”, dijo un funcionario. Por eso, emisarios de la Casa Rosada le pidieron al ministro de Salud, Daniel Gollán, que relativizara su pronóstico respecto del suspender la temporada de vacaciones de verano por la cuarentena. Y ayer dijo que fue mal interpretado por Clarin; que si hubiera vacuna o si se encontrara una solución médica podría haber temporada veraniega en los principales centros turísticos.

Mientras tanto, Alberto Fernández intenta convencer a los argentinos de que “se relajaron, equivocadamente”, y dice que “seguirá reclamando responsabilidad” para que cada uno acate el aislamiento. Mientras tanto, dejó entrever que si la pandemia se agrava seguirá analizando la posibilidad de apretar el “botón rojo” para endurecer la cuarentena. El problema es que los argentinos ya están en rojo y no pueden volver a encerrarse en sus casas para desfallecer económicamente.

Últimas noticias

La Ciudad hará un seminario de abogados para evitar avances de Nación en emergencia como la pandemia

El procurador porteño Gabriel Astarloa lo encabezará el lunes, martes y miércoles; el foco será capacitar abogados por los...

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted