Alberto y Cristina apuran la reforma judicial, porque necesitan liquidar el trámite antes del año electoral

- Publicidad-

En lo peor de la pandemia, la crisis económica y la inseguridad, el presidente Alberto Fernández lanzó una reforma judicial que desató cacerolazos, protestas y rompió el frágil diálogo con la principal fuerza de la oposición, Juntos por el Cambio. La oportunidad no parecía la mejor, porque necesita de consensos básicos para cambiar las expectativas. La única explicación es que debe liquidar el trámite parlamentario este año porque cualquier demora llevaría al año próximo, que por haber elecciones de medio término el debate se podría complicar.

Además, esta reforma es parte del acuerdo político que hizo con la vicepresidenta Cristina Kirchner cuando conformaron el Frente de Todos y su candidatura presidencial, según confían fuentes cercanas a ambos. La idea de diluir el poder de la Justicia Federal de Cómodoro Py es perentoria. La ex presidenta la necesita para sus planes políticos, para garantizarse inmunidad en las causas que se le siguen, para iniciar causas contra el macrismo, y para avanzar en muchos casilleros en el Estado.

Veamos la cuestión de los tiempos políticos, esos que marcan el reloj de la agenda de cualquier gobierno para sus objetivos. La “Comisión de Notables” tendrá 90 días para dictaminar su proyecto de reforma de la Corte Suprema, el Ministerio Público, el Consejo de la Magistratura y el juicio por jurados. La propuesta estaría terminada recién en noviembre próximo para llevar al Congreso. Quedarían sólo dos meses para apurar el debate en el Senado y en Diputados.

El resto de la reforma judicial podría comenzar a tratarse la semana próxima si hubiera voluntad política. Sin embargo, sólo quedan cinco meses: no es demasiado el tiempo hasta finalizar el año parlamentario para aprobar las dos patas centrales del proyecto que debería requerir, en teoría, un profundo debate.

Por otro lado, es necesario evitar que el debate se desarrolle en un contexto de mayor hartazgo social por la crisis económica, algo que podría ocurrir en pocos meses con los efectos reales de la pandemia. Con el marco de una crisis profunda, el debate por la cantidad de jueces de un fuero y las formas de su nombramiento serían altamente rechazadas por una gran mayoría social, incluso entre quienes apoyan al peronismo.

El 20 de diciembre suele terminar el año parlamentario, llegan las fiestas, y los legisladores se retiran hacia sus provincias. Enero y febrero son meses inactivos en el Congreso. Y en marzo los diputados y senadores estarán planificando sus reelecciones, más concentrados en las campañas inminentes que en las reformas institucionales.

Además, Alberto Fernández conserva por ahora un alto capital político, pese a que las encuestas de imagen le muestran una progresiva caída en la imagen pública. Todavía tiene resto como para encarar las “grandes reformas” que prometió en la campaña. Si pudiera asumir el costo este año, ya en la campaña electoral habría dejado atrás el recuerdo del trago amargo en los electores y apuntaría a aprovechar un repunte económico sin temas conflictivos en la campaña. En cambio, una campaña teñida de una discusión judicial, sórdida y tediosa, sería la peor manera de seducir a los votantes.

En ese contexto, era necesario, a los ojos del Presidente y la vicepresidenta, comenzar a recorrer el camino parlamentario de la reforma judicial, aunque la agenda de la gente de a pie se concentra en las penurias económicas, sanitarias y en la inseguridad.

____________________

A continuación, el programa de hoy de Unas Cuantas Verdades en FM 95.5 Concepto.

UNAS CUANTAS VERDADES

Primera hora

Segunda hora

___________

LOS MEJORES MOMENTOS

MARIANO OBARRIO, APERTURA

___________

RICARDO SAENZ, FISCAL GENERAL DE LA CAMARA DEL CRIMEN

___________

FERNANDO “CHINO” NAVARRO, SECRETARIO DE RELACIONES PARLAMENTARIAS

___________

 

LUIS JUEZ, DIPUTADO DE JUNTOS POR EL CAMBIO

___________

MARTIN CIPRES, PILAR PRODUCTIVO

 

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted