Subestimar la cuarentena y el riesgo de contagio es cruzar el límite de la prudencia y la mesura

- Publicidad-

La subestimación como actitud suele resultar peligrosa, porque al infravalorar hay algo de lo subestimado que es devaluado y desestimado. Esa actitud omnipotente implica en ocasiones cierto riesgo, ya que lo subestimado podría tener cualidades, recursos, características, fortalezas y capacidades que fueron subestimadas en base a una simple suposición infundada.

Subestimar a personas, situaciones, circunstancias, actividades o cualquier cuestión de la que se trate, nunca es una actitud prudente. Dejaré fuera el análisis de aquello que implica en cuanto a valores como seres humanos subestimar a un semejante.

Centraré la cuestión en el peligro que conlleva toda subestimación. La subestimación de la peligrosidad de cierta conducta, de una enfermedad, de un síntoma, del uso de las palabras, de las consecuencias de los actos propios. La subestimación de riesgos, de la respuesta de otro, la subestimación de sí mismo.

Subestimar, es cruzar el límite de la prudencia que nos orienta a conducirnos con mesura. No subestimar ni subestimarme, sino valorar en su justa medida aquello de que se trate.

Quien subestima desestima y no siempre con suficiente fundamento, conocimiento ni certeza. En ocasiones un sentimiento de omnipotencia impulsa a posicionarse por encima del riesgo, en otras una certeza de superioridad cegadora impide valorar en la justa medida aquello que se nos presenta.

Sentirnos omnipotentes nos evita la conciencia de vulnerabilidad, nos empodera desde un lugar tan frágil como la desestimación del potencial de aquello otro en cuestión. Nos negamos a quedar impotentizados y nos volvemos omnipotentes.

Subestimamos. Desestimamos. Infravaloramos. Devaluamos. Descalificamos. Subestimar la contagiosidad del virus, no nos vuelve valientes. Desafiar las leyes que establecen restricciones para evitar la propagación de los contagios, no nos vuelve libres sino transgresores, anómicos, socialmente irresponsables y falsamente omnipotentes.

Subestimar, suele ser una actitud que entraña peligros, porque no hay en ella prudencia ni mesura. La libertad no es un derecho absoluto y por tal debe ser ejercida con responsabilidad y ajuste a la ley. La subestimación, puede tener peligrosas consecuencias.

Últimas noticias

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...

Compañía Sud Americana de Dragados, presente en la Rural como aliado estratégico de la agroindustria en la Hidrovía

La Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo internacional Jan De Nul, líder en obras de dragado,...

Con la parsimonia habitual, la Casa Rosada analiza sumar a Massa al Gabinete y crear un «dólar-campo»

El presidente se demora en tomar decisiones. Sectores internos le piden que sume a Sergio Massa al Gabinete. La...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted