Subestimar la cuarentena y el riesgo de contagio es cruzar el límite de la prudencia y la mesura

- Publicidad-

La subestimación como actitud suele resultar peligrosa, porque al infravalorar hay algo de lo subestimado que es devaluado y desestimado. Esa actitud omnipotente implica en ocasiones cierto riesgo, ya que lo subestimado podría tener cualidades, recursos, características, fortalezas y capacidades que fueron subestimadas en base a una simple suposición infundada.

Subestimar a personas, situaciones, circunstancias, actividades o cualquier cuestión de la que se trate, nunca es una actitud prudente. Dejaré fuera el análisis de aquello que implica en cuanto a valores como seres humanos subestimar a un semejante.

Centraré la cuestión en el peligro que conlleva toda subestimación. La subestimación de la peligrosidad de cierta conducta, de una enfermedad, de un síntoma, del uso de las palabras, de las consecuencias de los actos propios. La subestimación de riesgos, de la respuesta de otro, la subestimación de sí mismo.

Subestimar, es cruzar el límite de la prudencia que nos orienta a conducirnos con mesura. No subestimar ni subestimarme, sino valorar en su justa medida aquello de que se trate.

Quien subestima desestima y no siempre con suficiente fundamento, conocimiento ni certeza. En ocasiones un sentimiento de omnipotencia impulsa a posicionarse por encima del riesgo, en otras una certeza de superioridad cegadora impide valorar en la justa medida aquello que se nos presenta.

Sentirnos omnipotentes nos evita la conciencia de vulnerabilidad, nos empodera desde un lugar tan frágil como la desestimación del potencial de aquello otro en cuestión. Nos negamos a quedar impotentizados y nos volvemos omnipotentes.

Subestimamos. Desestimamos. Infravaloramos. Devaluamos. Descalificamos. Subestimar la contagiosidad del virus, no nos vuelve valientes. Desafiar las leyes que establecen restricciones para evitar la propagación de los contagios, no nos vuelve libres sino transgresores, anómicos, socialmente irresponsables y falsamente omnipotentes.

Subestimar, suele ser una actitud que entraña peligros, porque no hay en ella prudencia ni mesura. La libertad no es un derecho absoluto y por tal debe ser ejercida con responsabilidad y ajuste a la ley. La subestimación, puede tener peligrosas consecuencias.

Últimas noticias

El censo reveló que sólo el 0,12% se asume de «otro» sexo, pero un decreto les dio el cupo del 1% para cargos públicos

El 99,88% se reconoce “hombre” o “mujer” y sólo el 0,12% se asume con otro género diferente. El decreto...

Efecto no deseado del Censo, el 99,88% dijo que se reconoce hombre o mujer: fin del relato de género

Sólo el 0,12% de las personas contestaron que no se sienten varón o mujer: 56.793 sobre 47.327.407. De esos,...

Alberto Fernández y Cristina Kirchner activan contactos secretos para armar una mesa política y bajar la tensión

Wado De Pedro respondió a las invitaciones de Katopodis, Cafiero y Zabaleta con la propuesta de recrear un ámbito...

El Gobierno invita a Cristina Kirchner a ser parte de las decisiones y se descongela el hielo en el Frente de Todos

Uno de los ministros más duros del albertismo fue elogioso con la vicepresidenta. Gestos amigables, tensiones en baja y...

Una jueza de Salta le aplicó un «bozal legal» a un exdiputado por criticar a una médica que hace abortos

Andres Suriani fue condenado a no emitir sus opiniones en contra del aborto porque fue considerado como "violencia de...

Juan Diego Etchevehere: «En Paraná, la Rural comenzará hablar del protagonismo que debe tener la sociedad civil»

El director de la sección Entre Ríos de la Sociedad Rural explicó cómo será el encuentro "Protagonistas de una...
- Publicidad-

Debe leer

-Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted