Tras el Covid 19, la próxima batalla de Alberto será designar a Rafecas como Procurador y cederle las escuchas

- Publicidad-

La agenda del gobierno de Alberto Fernández no se agota en la crisis sanitaria ni económica pese al agravamiento de la pandemia del Covid 19. Sin fisuras en este caso con la vicepresidenta Cristina Kirchner, el Presidente plantea ahora que su próxima batalla consistirá en que el Senado designe contra reloj el acuerdo para el juez federal Daniel Rafecas como próximo procurador general de la Nación y además transferirle a éste el organismo que controla y ejecuta las escuchas telefónicas judiciales.

“La ofensiva por Rafecas se viene ahora. Van a tratar de sacarlo cuanto antes”, dijo a La Nueva República una alta fuente legislativa. Sin embargo, el trámite llevara su tiempo administrativo y el Senado se autoimpuso no tratar temas ajenos al coronavirus durante el tiempo que dure la pandemia.

Cristina Kirchner

Pero el Gobierno apura los tiempos para cuando termine la cuarentena. De ese modo tendría el control absoluto del impulso de las causas judiciales, activaría la reforma procesal para darle mayor poder a los fiscales, y se alzaría con el control de las intervenciones telefónicas judiciales de la Dirección de Asistencia Judicial en Crimen Organizado y Delitos Complejos (Dajudeco).

En la actualidad, la Dajudeco está bajo la jurisdicción de la Corte Suprema. Esto es así desde que el gobierno de Mauricio Macri dictó el decreto de necesidad y urgencia DNU 256/2015, que sacó a esa oficina del Ministerio Público Fiscal y la transfirió a la Corte Suprema. En aquel momento, recién asumido, Macri buscó restarle competencias a la ex procuradora kirchnerista Alejandra Gils Carbó.

Esteban Righi, recordado procurador general de la Nación

Fernández le sacaría ahora esa facultad clave a la Corte y se la devolverla al Ministerio Púbico y buscaría poner a un amigo: Rafecas es compañero de cátedra del Presidente en la Facultad de Derecho de la UBA y ambos fueron discípulos del recordado ex procurador general Esteban Righi. Rafecas también es confiable para Cristina Kirchner desde que desestimó la denuncia del fiscal Alberto Nisman por encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA de 1994, fallo que hasta el propio Alberto criticó en 2017.

Además, si bien Alberto lo negó, el kirchnerismo quiere agregarle cuatro miembros a la Corte para diluir el poder de los actuales jueces. Por eso la relación con los jueces supremos peronistas comenzó a enrarecerse. La agenda judicial no se agota allí: el Gobierno enviará un proyecto de reforma judicial para fundir el fuero federal con el penal económico y diluir el poder de los jueces de Cómodoro Py.

Daniel Rafecas y Alberto Fernández en la Casa Rosada

Así las cosas, la hoja de ruta de Alberto es la siguiente: reforma judicial, nombramiento de Rafecas, traspaso de escuchas al Ministerio Público y reforma de la Corte.

Esto explica las declaraciones de ayer del juez Ricardo Lorenzetti, que criticó la cuarentena dispuesta por Fernández y dijo que debe tener un límite y que los estados de excepción no deben durar indefinidamente. Curiosamente, Alberto y Cristina estarían arrimando a Lorenzetti más cerca de Juntos por el Cambio, de quien se había distanciado durante la era macrista porque la mesa judicial de Macri logró desbancarlo como presidente y entronizar a Carlos Rosenkrantz al frente del máximo tribunal.

En un zoom con militantes de su partido, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le dieron un fuerte y sugestivo respaldo ayer martes 26 a las declaraciones de Lorenzetti. Larreta también dijo que la cuarentena se terminará cuando se controle el pico de contagios.

Bullrich y Larreta por zoom

En medio de ello, la mesa política de JxC discute ahora qué postura tomar frente al avance del Gobierno, impulsado por Cristina Kirchner. La última reunión virtual del bloque de senadores y diputados de JxC dejó entrever que debe haber una decisión firme de la UCR y del macrismo de “no darle los dos tercios al Gobierno” para designar a Rafecas porque el Gobierno “viene por todo”. Sin embargo, algunos dicen que Ernesto Sanz y Ricardo Gil Lavedra, dos influyentes sin cargo, promueven su aprobación para evitar que el kirchnerismo nombre a otro candidato peor.

La idea que crece ahora en Cambiemos es no dejar nombrar al Gobierno a su procurador así como el peronismo no le dejó nombrar a Macri al suyo durante cuatro años. De hecho, todavía ejerce Eduardo Casal como procurador interino, y lo hace con una independencia y una solvencia incuestionables.

En el bloque de Cambiemos hay suspicacias y todos miran de reojo a los senadores jujeños que podrían ceder ante las presiones del Gobierno; el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, necesita tener buena relación con la Casa Rosada.

Dos viejos conocidos, Fernández y Rafecas

Otros señalan que ninguno de los senadores aceptará avalar a Rafecas. De todos modos, el proceso de selección del procurador será largo: debe pasar por un tedioso mecanismo de audiencias e impugnaciones. “Estamos trabajando para votar en contra”, dijo a La Nueva República una fuente cercana a Patricia Bullrich. Lo mismo señalaron en el bloque del PRO en fuentes allegadas al radical Martín Lousteau.

“No les vamos a dar los dos tercios”, aseguran en la coalición opositora. Sin embargo, en el bloque del Frente de Todos que preside el formoseño José Mayans aseguran que el Gobierno está seguro de poder conseguir los dos tercios de los votos necesarios -48 de 72- para imponer a Rafecas.

La bancada peronista tiene 40 miembros propios; José Alperovich no reasumirá su banca. Prorrogó su licencia de seis meses porque aún debe defenderse de una causa judicial por abuso sexual. Pero Cristina Kirchner descuenta a dos aliados seguros: Alberto Weretilnek (Juntos Somos Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador de la Concordia). Le estarían faltando seis senadores más y piensa obtenerlos del bloque de Juntos por el Cambio.

“Cambiemos está muy roto por adentro”, dicen en el peronismo. En Cambiemos trabajan para comenzar a cerrar filas y suturar grietas internas: saben que el electorado propio no les perdonaría facilitarle al kirchnerismo el control total de la Justicia.

La otra batalla comenzó a librarse ayer en la Comisión Bicameral de Seguimiento Legislativo donde el kirchnerismo comenzó a tratar un dictamen para rechazar el decreto 256/2015 por el cual Macri pasó la dirección de escuchas a la Corte. ¿Podrá haber una alianza implícita de la Corte con Cambiemos?

La sesión virtual terminó escandalosamente con el retiro de los diputados y senadores de Cambiemos porque sostenían que ese decreto ya tenía dictamen favorable de esa comisión, pero nunca había sido aprobado por el Congreso. Los legisladores comandados por el radical formoseño Luis Naidenoff dijeron que “no iban a prestarse a un circo” para dictaminar el DNU ya dictaminado previamente.

Para rechazarlo y hacerlo caer, al Frente de Todos sólo le bastaría anularlo tanto el Senado como en la Cámara de Diputados, por mayoría simple de los votos, o bien el Presidente podría firmar un nuevo DNU que derogue las disposiciones de aquel.

Luis Naidenoff, senador radical de Formosa

“El objetivo que tuvo el gobierno de Macri fue garantizar que cualquier persona investigada pudiera tener la tranquilidad de que un órgano imparcial, fuera quien las supervisara”, dijo un dirigente de Cambiemos. “El Ministerio Público es parte acusadora en cualquier causa y no es imparcial. Y justo pretenden traspasar esta oficina cuando pretenden imponer a Rafecas como procurador”, dijo un allegado a la conducción del PRO. “Rafecas ya ha demostrado ser permeable a los pedidos de la actual vicepresidente y el peor de los ejemplos fue cuando desestimó la denuncia de Nisman por encubrimiento a Irán en un plazo record”, agregó. “Y lo hizo pese a haber tenido el pedido de un fiscal de que investigara la denuncia, cosa que antes nunca había hecho”, dijo ese ex funcionario macrista vinculado a la Seguridad.

En tanto, el presidente de la Comisión Bicameral de DNU, el diputado Marcos Cleri, de La Campora, señaló que el DNU de Macri que traspasó las escuchas del “Ministerio Público a la Corte es ilegal, porque reviste materia penal”.

Y agregó que “si los decretos son rechazados vuelve todo al estado anterior y las escuchas deberían volver al Ministerio Público Fiscal”. El argumento fue el siguiente: “En la Corte las escuchas fueron un festival de filtraciones y espionaje” y “La gestión de Macri fue para perseguir y acallar opositores”.

Cristina Caamaño, interventora en la AFI

En medio de ello, la interventora en la AFI, Cristina Caamaño, presentó ayer martes 26 una denuncia penal por espionaje ilegal que recayó en el juzgado federal de Marcelo Martinez Di Giorgi contra el ex titular de la AFI, Gustavo Arribas, y contra su segunda Silvia Majdalani. Les imputó las intervenciones clandestinas de correos electrónicos.

Silvia Majdalani y Gustavo Arribas cuando conducían la AFI

Se valió para ello de una investigación interna en la AFI que determinó que presuntamente una computadora de un agente orgánico del organismo contenía información de intervención ilegal de casillas de correo electrónico en los que aparecían como víctimas 80 ex funcionarios, legisladores y periodistas que habían sido interceptados en forma ilegal. En medio de esas imputaciones a Macri, el peronismo y la Casa Rosada quieren devolverle la dirección de escuchas judiciales a la Procuración y designar a Rafecas en ese organismo.

Últimas noticias

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...

Tras el cambio de gabinete, el Gobierno se relanza con aumentos de salarios e ingresos y con emisión monetaria

Postales de un gobierno confundido. Medidas sanitarias, económicas, salario mínimo, AUH, planes sociales y créditos Pymes. Todo financiado con...

El decreto 622 incorpora los DEG del FMI al gasto, genera emisión y deuda con el BCRA que será un Pagadios

Explicación para niños sobre la medida que trae confusión. El DEG de 4334 millones de dólares servirá para hacer...

Los ganadores de las PASO confirman que ganó Cristina con el nuevo gabinete y críticas a Cafiero canciller

El programa de Unas Cuantas Verdades sobre el análisis del nuevo gabinete tuvo notas imperdibles con los ganadores y...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted