UN MICROBIO OBLIGÓ AL MUNDO Y A ALBERTO A DIRIGIR TODOS LOS RECURSOS DE LA SALUD PARA CUIDAR LA VIDA

- Publicidad-

______________

Por Mariano Obarrio

______________

La historia tiene hitos que dejan enseñanzas. La pandemia del coronavirus demostró al mundo que, cuando arreciaba la cultura de la muerte y la violencia, todos los países y sus líderes comprendieron que tenían que enfocar todos los recursos de los sistemas de salud para defender la vida y no para distraerlos en distintas maneras de promover la eliminación de la vida porque eso, paradógicamente, podría quitarles camas, respiradores, médicos, a quienes deben pelear por su vida.

Para poderosos organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, la salud reproductiva era un problema de primer orden global y en buen romance esto significa promover la práctica del aborto de las personas por nacer. La propagación del microbio del coronavirus obligó a esos poderosos entes mundiales a cambiar sus prioridades, porque curiosamente debieron enfocar sus esfuerzos a defender la vida de los seres humanos, y en muchos casos de los adultos mayores.

En la Argentina, los gobiernos de Mauricio Macri y el de Alberto Fernández, cuyos líderes están tan enfrentados entre sí, promovieron la legalización del aborto como si fuera una política de estado. Y lo justificaron en que se trata de un derecho de las mujeres y es una cuestión de salud pública. El virus de China demostró que el sistema de salud no aguantaba una demanda de decenas de internaciones adicionales a las que ya existen.

El Estado tiene que acondicionar hospitales militares, abrir clínicas sindicales, agregar camas a los nosocomios públicos, para responder a la demanda de una posible escalada de internaciones. Esos son los verdaderos temas de salud pública hacia donde se deben enfocar los recursos: las pandemias, los virus, de tantas gamas, y una posible bomba bactereológica. No el aborto, ni la eliminación de la vida.

Las estadísticas oficiales indican que por cada 100 abortos ILE, el 30 por ciento las mujeres requiere ser internada por hemorragias o infecciones. ¿Cómo iba a responder el sistema de salud si hoy no hay camas para pacientes oncológicos? ¿Cómo, si los turnos están saturados o si habrá que elegir probablemente entre quién internar y salvar y quien dejar morir?

Está muy claro de que el aborto no es una prioridad de la salud pública. Que hay muchas cosas que corregir en la salud, insumos que comprar, respiradores que fabricar, reactivos que adquirir, médicos que formar, hospitales que construir. Un mínimo micróbio demostró que el sistema de salud de la Argentina requiere de que los 44 millones nos encerremos en nuestras casas para no ponerlo al borde del colapso.

El propio Presidente debió corregir las prioridades por la fuerza de los acontecimientos. Un bichito de un micrón le cambió la agenda económica y cultural. La fuerza moral de la verdad y la contundencia de la realidad llevó a un jefe de Estado que llegó al poder con la prioridad en legalizar el aborto a tener que cercenar las libertades de todos los ciudadanos, necesariamente, para defender la vida.

También lo llevó a pronunciar una frase que nunca antes se había imaginado ni se le había escuchado: «La vida está por encima de la economía» y en nombre de ella el hombre «tiene que ganar un poco menos», porque de lo contrario se transforma en «un miserable».

 

Últimas noticias

Los enigmas del «Plan Massa»: las demoras con el campo, las señales en energía y los desafíos para sumar reservas y bajar el gasto

El agro espera un llamado del ministro que no llega y el sector energético celebró el desplazamiento del kirchnerismo....

2002-2022: tras 20 años, Cristina replica a Néstor; Massa no quiere ser Remes Lenicov sino una reencarnación Lavagna

Asombrosas similitudes de problemas, nombres y situaciones, pero con un final abierto y que puede ser totalmente diferente. 20...

Massa acordó con Cristina Kirchner la salida de Darío Martinez de Energía y sería reemplazado por otro K: Federico Bernal  

En la Casa Rosada hay clima de distensión. Massa le concedió el área de Energía al kirchnerismo y prepara...

Guiño a los mercados: Massa insinúa un ajuste con impronta lavagnista, alivio fiscal, divisas y gestos a la industria y al campo

  Con los nombramientos de Cleri, Setti y Marx, se anticipa un ajuste ortodoxo y señales al FMI; Madcur y...

En Mendoza, el Movimiento por los Valores comenzó a vincular a las empresas con los futuros trabajadores

En dos encuentros y otros tantos almuerzos, el MVA explicó el proyecto de recuperación de la cultura del trabajo...

Alberto Fernández relanza su gobierno: Massa toma el control casi total de la economía y el financiamiento y dejó varios heridos

Negociaciones secretas por gobernabilidad y calma cambiaria. En una frenética jornada, Massa le quitó a Beliz el crédito internacional, retuvo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted