DURA PULSEADA ENTRE EL GOBIERNO Y LOS BANCOS PARA QUE PRESTEN A BAJA TASA A LAS PYMES PARA PODER PAGAR LOS SUELDOS

- Publicidad-

____________

Por Mariano Obarrio

____________

En medio de la crisis sanitaria y la parálisis económica por la cuarentena, el presidente Alberto Fernández se encontró con un escollo inesperado para garantizarse que las empresas Pymes puedan pagar los sueldos de marzo en los primeros días de abril. La Casa Rosada entró en una pulseada con algunos bancos, que según altos funcionarios oficiales pusieron trabas para otorgar créditos subsidiados a las Pymes destinados a pagar los salarios.

Desde el Gobierno y desde el sector industrial informaron que esas trabas están vinculadas a que muchas Pymes tienen una situación de alto endeudamiento a tasas muy altas y tienen problemas de solvencia.

Sin embargo, en las últimas horas del viernes 27 de marzo, algunas entidades como el Banco Galicia y el Banco Macro desestimaron estos problemas y anunciaron a través de distintos comunicados que destinarían líneas de créditos a tasa subsidiada del 24% para que todas las Pymes paguen sus sueldos.

En esas mismas horas, la información que transmitía la Casa Rosada era que el Ministerio de la Producción, que dirige Matías Kulfas, había encontrado que muchos bancos no querían prestar al 24% a muchas Pymes que tienen altos stocks de deuda con una situación financiera complicada, porque consideran que no son sujetos de crédito. El misterio se resolverá entre el lunes y martes con la llegada de abril. Lo mismo informaron en altas esferas de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Entre otras medidas de alivio por la pandemia, Kulfas y el ministro de Economía, Martín Guzmán, habían anunciado la semana última una línea de crédito de 350 mil millones de pesos a tasas razonables para cubrir un mes (marzo) de nómina salarial, tanto para las grandes empresas como para las Pymes, que iban a bajar sus persianas por la cuarentena.

Incluso, para disipar dudas, el Banco Central, que dirige Miguel Angel Pesce, emitió una resolución especial para mejorar los incentivos para que los bancos tuvieran más capacidad y créditos disponibles.

“El problema es que los bancos no quieren prestar a sus propios clientes, las Pymes que pagan los sueldos a través de esos mismos bancos, con argumentos que no contemplan la situación”, dijo un funcionario de la Casa Rosada interiorizada en el conflicto.

Además de la resolución del BCRA con nuevos incentivos para que presten, el Gobierno resolvió a atender la situación de las empresas más chicas con un fondo de garantía para esos créditos. Cerca de Alberto Fernández percibieron a media tarde de ayer la noticia de que algunos bancos ponían objeciones para no prestarles a las Pymes por no tener solvencia y que sólo les prestarían a las grandes.

El Gobierno resolvió que el fondo de garantías alcanzara también a las medianas empresas, que son sujeto de créditos, pero aducía que las trabas continuaban. “Parece que no entienden que todos están poniendo algo”, señalaron muy cerca de Alberto Fernández.

A esas horas de la tarde los bancos Macro y el Galicia emitieron sendos comunicados informando que iban a otorgar los créditos subsidiados, y eso aflojó la tensión. Sin embargo, en la Casa Rosada quedaron dudas de que el anuncio de los bancos luego sufra demoras en la práctica, porque podrían obstaculizar las habilitaciones o tornarlos más engorrosos a través de requisitos muy exigentes a las Pymes para calificar.

En la Unión Industrial se escuchó la fuerte preocupación por esas pulseadas. Admitían que en las pequeñas y medianas empresas con alto endeudamiento y tasas de interés altas se tornaba muy difícil avanzar porque los bancos no los consideran susceptibles de préstamos o sujetos de crédito. “Hay una gran preocupación en el sector. No se sabe cómo funcionará la semana que viene”, dijo un empresario industrial con la espada de Damócles del pago de sueldos sobre su cabeza.

“Sabemos que el Gobierno comprende el problema y la dificultad de acceso a los bancos cuando existe desequilibrio financiero. Esto es un problema de difícil resolución para pagar sueldos”, agregó otro empresario. “Es una discusión sobre recaudos y solvencia que plantean los bancos”, dijo el hombre con visible inquietud.

Otro dirigente de la UIA señaló que todas las empresas, grandes y Pymes, necesitan recurrir a los préstamos anunciados por el Gobierno, porque luego de 15 días sin trabajo por la cuarentena, excepto aquellas de los sectores esenciales que pudieron seguir en actividad, no hubo prácticamente ingresos para sostener el flujo del negocio.

Para ello, el BCRA emitió una actualización de la norma publicada la semana anterior para paliar el impacto de la cuarentena obligatoria con créditos al 24%. En la Comunicación A6946 buscó estimular la disposición de fondos con nuevos incentivos y más disponibilidad de recursos para prestarles a las Pymes que pagan los salarios a través de sus entidades.

Se dispuso que las entidades pudieran desprenderse de una mayor parte de sus inversiones en Leliqs y facilitarles más aún la recompra de esos títulos luego de la recuperación de esos préstamos, además de mantener vigente la reducción de encajes para los bancos que impulsen esta línea crediticia. La semana próxima será clave para saber el resultados de estas medidas.

Últimas noticias

La Ciudad hará un seminario de abogados para evitar avances de Nación en emergencia como la pandemia

El procurador porteño Gabriel Astarloa lo encabezará el lunes, martes y miércoles; el foco será capacitar abogados por los...

Tras la designación de Rosatti, reabren la pelea por desalojar a Marchi de la administración de la Corte

Héctor Daniel Marchi conformó un fondo anticíclico de 100.000 millones de pesos y Rosatti buscaría imponer un administrador; la...

“Es desbolado”: la gestión de Manzur entra en parálisis y aparecen las primeras críticas al jefe de gabinete

Demoró algunos anuncios que se debían hacer esta semana. Le elogian que sabe de gestión pero le atribuyen cierto...

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...
- Publicidad-

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted