EFECTO CORONAVIRUS: NUEVAS RESTRICCIONES EN FRONTERAS DE IGUAZÚ Y MENDOZA; HIGIENE EN EL TRANSPORTE PÚBLICO Y REPATRIACIÓN DE ARGENTINOS

- Publicidad-

___________

Por Mariano Obarrio

___________

El gobierno de Alberto Fernández quiere mostrar acción para contener la propagación del coronavirus Covid 19, aunque descuenta que habrá un pico de enfermos y de posibles fallecimientos en el mes de abril próximo. La medida inminente será endurecer los controles en las todas las fronteras terrestres luego de haberlo hecho en el aeropuerto internacional de Ezeiza. En pocas horas se conocerá un protocolo para el ingreso de autos y camiones por la frontera de Iguazú y de Mendoza.

Para eso viajaron ayer a Puerto Iguazú los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; de Seguridad, Sabina Frederic, y la directora de Migraciones, Florencia Carignano. Ese paso fronterizo es el segundo ingreso de extranjeros con 11 millones de personas por año. Al ser vehículos terrestres, los protocolos serán diferentes y están en elaboración. Desde hace algunos días, está colaborando la Gendarmería Nacional.

De Pedro y Frederic


En cuanto al ingreso de pasajeros por avión, hasta el lunes 16 de marzo se realizarán todos los vuelos programados para que todos los extranjeros puedan regresar a sus países de origen y los argentinos puedan volver a nuestro país. A partir de entonces se cancelarán los vuelos por 30 días y desde el martes la única compañía que podrá volar hacia y desde el extranjero será Aerolíneas Argentinas y la Cancillería junto con la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) organizará los regresos con los consulados.

Los viajeros argentinos podrán presentarse ante las embajadas y consultados en el país de destino o sus familiares de la Argentina podrán llamar al 0800 dispuesto por la Cancillería: 0800-222-8478.
En cuanto a las medidas internas, el Ministerio de Transportes, que dirige Mario Meoni, creó ayer un Comité de Crisis y estableció medidas de prevención por el coronavirus. En una resolución ministrial, se crearon tres comisiones en el marco del Comité de Crisis Prevención Covid-19:
*Transporte ferroviario,
*Transporte automotor (ambas dependientes de CRNT)
*Transporte fluvial, marítimo y lacustre (dependientes de la Subsecretaría de Puertos Vías Navegables y Marino Mercante).

El nuevo protocolo le atribuyó la función de consulta temprana cuando los ciudadanos presenten síntomas; brindar conocimiento sobre las principales medidas de prevención a los usuarios; capacitar a los trabajadores que puedan tener relación con un caso positivo, y solicitar la colaboración de los prestadores para propiciar la detección y manejo de los casos y coordinar con instituciones locales públicas o privadas para la asistencia.
En todos los casos tienen que garantizar el incremento de las condiciones esenciales de higiene en relación con instalaciones fijas, terminales de ómnibus, ferroviarias, ferro automotor y portuarias. Lo mismo en terminales cabeceras en jurisdicción nacional. Se les requiere a operadores de transporte de carga que implementen medidas de prevención y cuidado del personal. Para la limpieza de molinetes y de pasamanos de los transportes el Ministerio utiliza el desinfectante biodegradable y de secado rápido T.C.C (Triclorito carbilamida), que garantiza una total asepsia en las superficies tratadas.

Limpieza dentro de los trenes

Además todas las comisiones tienen que difundir cartelería e información que brinde el Ministerio de Salud, siendo obligatorio e inmediato el cumplimiento que disponga el mismo. En casos de unidades que cuenten con equipos audiovisuales, al inicio de cada tramo el viaje tiene que difundir el video o grabación que brinde la Comisión de Regulación Nacional del Transporte o la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marino Mercante.

Los sujetos comprendidos están encargados de colocar y suministrar alcohol en gel y/o cualquier insumo que recomiende el Ministerio de Salud. Sin embargo, ayer en las estaciones terminales de Retiro y Constitución no se registraron botellas de alcohol en gel ni jabón en los baños.

La nueva estrategia del Gobierno comenzó con el anuncio el jueves último de Alberto Fernández de la cancelación de los vuelos desde Europa, Estados Unidos, China, Japón e Irán desde el martes próximo; el plan de repatriación de argentinos del exterior, y la obligatoriedad del autoaislamiento de todos los argentinos y extranjeros bajo responsabilidad penal según la aplicación de los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación.

El artículo 205 establece que será “reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. En tanto el artículo 239 indica que “Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal.

Por ser penas inferiores a tres años de prisión son excarcelables y en la práctica será complicada la aplicación efectiva de los procesos y juzgamientos por la dificultad para demostrar el dolo por parte de los ciudadanos. No obstante, hubo muchas denuncias de vecinos o conocidos de personas que violaron el autoaislamiento.

También el Gobierno dispuso el cierre al público de todos los espectáculos culturales y deportivos para evitar los contagios, además de los encuentros de más de 200 personas. Los partidos de la primera fecha de la Copa de la Superliga de Fútbol serán jugados a puertas cerradas y no se descarta que la próxima fecha se suspenda definitivamente. Asimismo suspendieron todas las competencias deportivas con participación de extranjeros de Italia, España, Francia, Alemania, Corea del Sur, China, Irán y Estados Unidos. Se prorrogaron así la Copa del Mundo de Espada; el Campeonato Sudamericano de Natación; el Gran Prix de Atletismo Internacional y fue postergado el torneo Preolímpico de Boxeo, todos a disputarse en territorio nacional.

Según la evolución de la pandemia en nuestro país, y si el virus pasa a la fase de circulación local, se descuenta que el Ministerio de Salud ordenará la suspensión de las clases en los niveles inicial, primario, secundario y universitario. Pero por ahora no lo hizo y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, señaló que sólo se hará cuando lo indique necesario el Comité de Infectología de Salud. Hoy puede ser más contraproducente que favorable, dicen en el Gobierno.

Nicoás Trotta y Ginés

El gobierno de Alberto Fernández le dio luz verde a Nicolás Trotta como vocero de esta crisis educativa y puso en un segundo plano al ministro de Salud, Ginés González García, que quedó golpeado por haber dicho el lunes último que “creía que el coronavirus llegaría más tarde a la Argentina”. Muchos funcionarios recriminan por lo bajo al titular de Salud no haber tomado medidas anteriormente y haber subestimado la crisis con los antecedentes evidentes en Italia y en España, además de Estados Unidos. Esto produjo choques en el Gabinete entre el Presidente y Ginés. El ministro dijo que todo lo que sabía lo reportaba al jefe del Gabinete, Santiago Cafiero. Lo cierto es que fue corrido de la conferencia de prensa del martes, cuando se anunció la recomendación de no viajar al exterior, de autoaislarse a los recién llegados, de aislar a los adultos mayores de 65 años y una partida de 1700 millones para diagnósticos.

Gines se retiró ofuscado de esa reunión, y la vocera del encuentro fue la subsecretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. Pero luego volvió a encabezar una conferencia de prensa luego de la reunión interministerial de la Casa Rosada el viernes último. Y para recomponerse de aquel mal paso, también encabezó una rueda de prensa tras la reunión con Nicolás Trotta en el Ministerio de Educación.

La nueva estrategia del Gobierno ahora es extremar las medias hasta donde se pueda, sin sobrepasarse. Otra medida que se estudia para el caso de escalada del virus es el cierre parcial o total de oficinas públicas, la restricción de pasajeros en los medios de transportes, y la suspensión del funcionamiento del Congreso.

En el Gobierno tomaron nota el lunes de que Gines había subestimado la crisis y que cualquier oleada de contagios y fallecimientos podía salirse de madre e irse de las manos y no podían darse el lujo de que hubiera víctimas atribuibles a la falta de previsión del Estado. Ese es un costo político que Alberto Fernández, en medio de una disputa sorda con el kirchnerismo en el Frente de Todos, y de una delicada situación económica, no quiere pagar. “Quieren que la gente no pueda atribuir algún muerto por falta de medidas de gobierno”, dijo un funcionario oficial.

El gobierno está débil porque no se vislumbran signos de recuperación económica. La renegociación de la deuda con el FMI es una posibilidad todavía no concretada, pero la reestructuración de la deuda privada se vislumbra aún muy lejana por la falta de una oferta convincente a los acreedores y la suba del riesgo país a más de 3100 puntos.

El dólar oficial registró una escalada que sobrepasó los 65 pesos, el turista trepó a 84 y el contado con liquidación rozó los 90 pesos. La caída del precio internacional del petróleo hundió las perspectivas de Vaca Muerta; la baja del precio de la soja y la pelea con el campo por las retenciones hace prever una caída de la actividad y la única buena noticia fueron las lluvias. La parálisis del comercio internacional frenará nuestras exportaciones y el ingreso de dolares.

Por lo demás, las indefiniciones en el sector de la economía del conocimiento detienen ese motor de la economía y el coronavirus contagio al turismo que está en cuarentena y en terapia intensiva. La Cámara de Turismo pidió un plan de emergencia para reducir impuestos, postergar vencimientos y otorgar créditos blandos a corto plazo. Todo esto en medio de una recesión que no cede, una inflación que se desacelera muy lentamente y una caída en la recaudación que hace prever un escenario inexorable de emisión monetaria para cubrir agujeros fiscales.

En medio del nerviosismo y de la gravedad general, la Presidencia dispuso que una empleada le tomara la temperatura a todos quienes trasponen el molinete de la Casa Rosada con un termómetro con forma de pistola. Tras la reunión interministerial del viernes último, Ginés también informó las cuatro recomendaciones del Gobierno:
*No dar la mano para saludar.
*No saludar con besos.
*No compartir el mate.
*Dejar dos metros de distancia con otras personas.

“Vamos a fomentar, fuertemente, el distanciamiento social”, dijo el miembro del Comité de Infectología Eduardo López. “Aunque resulte antipático, solicitamos a la gente tomar estas medidas”, dijo López. La comunicación oficial fue un problema de la Casa Rosada y hay fuerte autocrítica por ese motivo. La Secretaría de Comunicación Pública, que dirige Juan Pablo Biondi, sumó a sus filas a Fernando Coradazzi, ex vocero de Aníbal Fernández entre 2003 y 2015. Y la Secretaría de Medios, que dirige Francisco Meritello, confeccionará una campaña de spotos publicitarios, una app para teléfonos celulares y una página web de la Presidencia especialmente dedicada al Coronavirus.

“Se buscará llegar con más velocidad por distintas vías con información precisa de uso ciudadano”, dicen en el Gobierno. El punto de inflexión fue cuando Gines González García dijo que “creía que el coronavirus llegaría más tarde”. Días mas tarde levantó la apuesta y aclaró: “Este es un ciclo que inexorablemente va a terminar en circulación local”. La idea del ministro de Salud era no generar pánico y equiparar al coronavirus con el dengue o el sarampión. Pero la realidad dejó en claro que el coronavirus generó pánico por la falta de previsiones y el Presidente ahora busca recuperar terreno.

Últimas noticias

Germán Paats: “Es necesario un plan integral de capacitación en lo industrial, agro, servicios y turismo”

El presidente de la Fundación Barbechando, German Paats, aseguró que “no podemos eludir” la necesidad de formular un gran...

Eduardo Sancho: “Hoy en el cooperativismo se necesita capacitar más en las competencias laborales actitudinales”

El presidente de Fecovita adhirió a un plan de capacitación laboral masivo en el país con un consenso en...

Crisis y oportunidad: es urgente reemplazar el asistencialismo por una cultura del trabajo y de las exportaciones

* Por Pascual Albanese, Jorge Castro y Jorge Raventos CRISIS POLÍTICA Y OPORTUNIDAD HISTÓRICA. EN UN SISTEMA POLÍTICO ABSOLUTAMENTE PRESIDENCIALISTA,...

En Olivos, Cristina exigió cambiar urgente todo el gabinete y Alberto dijo que debía ser en noviembre

Esa discrepancia desencadenó la crisis institucional. El apoyo de gobernadores, CGT y movimientos sociales. La visita de Aníbal. ¿Y...

Cristina boicoteó el relanzamiento del FDT, pinchó su salvavidas para noviembre y fuerza a Alberto a romper

Por salvarse de la responsabilidad de la derrota de las PASO del domingo último, la vicepresidenta es capaz de...

Funes de Rioja: “La industria necesita formar gente en las nuevas habilidades que el mercado demanda”

El titular de la UIA apuesta a la cultura del trabajo, en pleno debate sobre cómo transformar planes sociales...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted