ALBERTO TUVO QUE MEDIAR PARA QUE BERNI SE PUSIERA DE ACUERDO CON FREDERIC POR SU PELEA CON CECILIA RODRIGUEZ

- Publicidad-

Por Mariano Obarrio

Luego de la intermediación del presidente Alberto Fernández en un conflicto que iba escalando en una interna del kirchnerismo puro, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, logró lo que quería y consiguió que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, le envíe las fuerzas federales de seguridad a la provincia, pero en un esquema de coordinación entre ambas jurisdicciones. La causa del estallido de esta pelea interna, en rigor, es la mala relación de larga data entre Berni y la jefa de gabinete de Frederic, Cecilia Rodríguez.

“El problema de Berni es con Cecilia Rodríguez, que viene de cuando ambos estaban en el Ministerio de Seguridad con Cristina. Igual Berni se fue de mambo con la carta en la que pidió que no le envíen las fuerzas de seguridad, porque expuso la interna. Pero logró lo que quería”, decían altas fuentes a La Nueva República en las ultimas horas de este martes 11 de febrero cerca de la Casa Rosada.

Berni y Cecilia Rodríguez se llevan muy mal desde que Rodriguez era formalmente la ministra de Seguridad del gobierno de Cristina Kirchner (2011-2015) y el ex militar y médico era el Secretario de Seguridad, pero funcionaba como el ministro real. Planificaba y ejecutaba todas las operaciones de las fuerzas federales de seguridad.

Además, si bien Berni se reivindica como un hombre leal de Cristina Kirchner, en términos ideológicos es más realista en materia de seguridad y del uso de las fuerzas que Frederic y que Cecilia Rodríguez, que también son K de pura cepa pero son más ideologizadas, progresistas y garantistas.

En verdad, Berni le atribuye a Cecilia Rodríguez falta de colaboración con las fuerzas nacionales. “Ahora el acuerdo fue muy bueno porque líneas generales Frederic y Rodríguez se comprometieron a coordinar el envío de fuerzas y suministrar los datos en tiempo y forma acerca de cantidad de efectivos, lugares de desplazamiento, operativos y objetivos”, dijo un funcionario cercano al ministro bonaerense. También se conformará una mesa de coordinación entre las fuerzas nacionales y provinciales.

“Accedieron a colaborar en todo lo que pedimos”, dijo otro funcionario allegado al gobernador bonaerense Axel Kicillof. La verdadera pelea interna, entre Berni y Cecilia Rodriguez, viene de antes. No se llevaban nada bien durante la gestión en Seguridad hasta 2015. Además, Berni tenía expectativas de ser el ministro de Alberto Fernández, pero el Presidente, luego de descartar al massista Diego Gorgal, se inclinó por una mujer K, Frederic. Y ésta llevó a Cecilia Rodríguez. Y allí comenzaron los conflictos por los manejos de las fuerzas.

Previo a ello, Berni había dicho que Frederic no entendía nada de seguridad porque rechazaba el uso de las pistolas Taser y porque nunca había ido a una manifestación. Pero ahora el conflicto era otro.

“No podemos saber ni donde están las fuerzas nacionales ni cuáles son sus objetivos, cuantos mandan ni a dónde”, bramó desde La Plata cuando conversó con Kicillof y con los funcionarios nacionales. Cansado de esos manejos, escribió anteayer lunes 10 una carta pública en la que pedía el retiro de las fuerzas de la provincia. La respuesta del gobierno nacional fue desoir ese pedido del ministro bonaerense, pero Alberto Fernández lo convocó a Kicillof a la Casa Rosada para recomponer el entuerto entre dos funcionarios del kirchnerismo puro. Incluso hubo rumores de que el Presidente le pediría a Kicillof la renuncia de Berni, luego desmentida.

La particularidad del conflicto es que tanto Berni como Frederic y Cecilia Rodríguez responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner y la pelea no seguiría la lógica de los recelos no resueltos entre los kirchneristas puros y los peronistas históricos, más cercanos a Alberto Fernández.

En este capítulo, se estaban peleando dos K puros: era la interna de la interna. El Presidente quería resolverlo de una vez por todas porque la provincia de Buenos Aires es una caja de resonancia nacional e impacta sobre la imagen de la gestión del Presidente.

La reunión con Kicillof este martes por la mañana en la Casa Rosada con el Presidente duró dos horas y de allí se convino otra reunión entre el gobernador, Berni y Frederic. En la reunión posterior de hoy martes en La Plata, Berni le dijo a la ministra que había dos episodios que ejemplificaban su malestar: uno en Mar del Plata y otro en Moreno. El ministerio de Seguridad de la Nación se había comprometido, dijo, a llevar adelante operativos que luego no cumplió y puso en riesgo la seguridad local.

“Después el problema es mío porque ustedes me prometen operativos que no cumplen y tengo que dar la cara”, dijo Berni palabras más palabras menos. “A Mar del Plata nos dijeron que enviarían a la Prefectura y luego enviaron a seis efectivos de Prefectura que nunca los vimos. Era un recital de 150 mil personas y justo después de la muerte de Fernando Báez Sosa”, se quejó el bonaerense. “En esas condiciones preferimos que no nos manden nada y que no nos hagan descuidarnos a nosotros”, le comentó Berni a Frederic, algo más calmo que anteayer.

“Llevábamos 60 días y nadie sabe dónde están, que hacen, con quien coordinan, cuantos los efectivos”, señalan en Seguridad provincial. “Para Berni es culpa de Cecilia Rodriguez que es la jefa de Gabinete de Frederic porque la ministra no entiende de seguridad”, señalan en La Plata. “Cecilia Rodríguez sigue generando los mismos quilombos que cuando era ministro”, señalaron funcionarios del área de Berni.

Durante la reunión entre Kicillof, Berni y Frederic se avanzó en la conformación de una “mesa operativa conjunta de coordinación” que permitirá tener con exactitud la información en tiempo real de la magnitud del despliegue de las fuerzas federales en la provincia. Se darán a conocer a la provincia la cantidad de efectivos, lugares, operativos, despliegues y objetivos para poder articularlos con la Policía Bonaerense.

Al terminar el encuentro Berni dijo que “fue una reunión muy buena y exitosa” y señaló: “Lo que veníamos solicitando al Ministerio de Seguridad de la Nación era coordinar la actividad de prevención y seguridad ciudadana con las fuerzas de seguridad federales”. Como conclusión señaló también que se está “avanzando en generar las condiciones para que los 6500 efectivos federales puedan trabajar de manera articulada con los efectivos de la provincia”. Por ahora, conflicto resuelto.

Últimas noticias

El Estado tiene 3,8 millones de beneficiarios de planes sociales que podrían recibir capacitación laboral

Sin embargo, no hay formación para los nuevos oficios del sector privado. Esos planes sociales cuestan hoy $479.826 millones,...

Tras la caida de Lorenzetti, el Gobierno celebra que Rosatti presida la Corte para bloquear a Rosenkrantz

Alberto Fernández quería a Lorenzetti, pero Rosatti es el mal menor al lado de Rosenkrantz. El Gobierno tiene causas...

Duhalde denunció que Zannini no aceptó denunciar ante los EE.UU. la ilegitimidad de la deuda de la dictadura

El ex presidente Eduardo Duhalde denunció que en 2020 le hizo llegar al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, la...

Gastón Vigo lidera el proyecto Akamasoa Argentina y confirma el cambio de los pobres cuando aprenden un oficio

De Madagascar a la Argentina, la obra del padre Pedro Opeka se replica en la ciudad de Lima, en...

Juan Guido presentó a Buenos Aires Tech Cluster, que trabaja para que “el primer trabajo pueda ser en la tecnología”

La clave es cambiar la percepción de que los trabajos para sectores vulnerables sólo pueden ser manuales.  El presidente de...

Emotivo apoyo de Juan Vacarín, detenido en San Martín, en apoyo por el proyecto de la cultura del trabajo

Desde la Unidad 48, adhiere al Movimiento por los Valores de la Argentina. Juan "Cubo" Vacarín, detenido por robo...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted