FINALMENTE, LA EMBAJADORA “K” MARIA FERNANDA SILVA SERÁ LA NUEVA EMBAJADORA ANTE LA SANTA SEDE

- Publicidad-

Luego de conflictos e idas y venidas, el gobierno de Alberto Fernández designó a la diplomática de carrera kirchnerista María Fernanda Silva como candidata a embajadora ante la Santa Sede, una vieja conocida y amiga del papa Francisco que se desempeñó como segunda del ex embajador ante el Vaticano Eduardo Valdes durante el gobierno de Cristina Kirchner entre 2013 y 2015.

Es posible que Alberto Fernández se lo comunique al Santo Padre en la reunión que tendrán mañana viernes 31 de enero. De ese modo quedaría descartada la embajadora María Del Carmen Squeff, secretaria de Asuntos del Mercosur, que había circulado como candidata en medios oficiales.

En esa reunión con el Papa sobrevolará el conflicto por la legalización del aborto que impulsa Alberto Fernández y que Francisco rechaza en forma tajante como toda la Iglesia. Posiblemente, en cambio, haya coincidencias sobre las políticas para resolver el problema del hambre y la pobreza.

Silva tiene una excelente relación con Jorge Bergoglio, pero no cuenta con fuerte apoyo en otros sectores de la Iglesia, porque la consideran muy volcada hacia el kirchnerismo.

Mientras se desempeñó en Roma con Valdes, Silva logró la nulidad matrimonial otorgada por El Vaticano con quien era su esposo, Adrián Bennardis. El propio Bergoglio intervino en esa nulidad canónica del matrimonio, luego de lo cual Bennardis se ordenó como sacerdote y ahora es cura villero.

Como tal, se desempeña como responsable de la Comisión de Niñez y Adolescencia en Riesgo del Arzobispado de Buenos Aires y predica y atiende en las villas miseria porteñas. Mientras tanto, Silva cultivó fuertes relaciones con la ex presidenta Cristina Kirchner.

El proceso de designación del embajador estuvo signado por idas y venidas que no le cayeron bien a Bergoglio. Por recomendación del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, se había elegido originalmente al polémico embajador Luis Bellando, pero luego se hizo trascender que El Vaticano lo había rechazado por ser divorciado.

En rigor, Bellando no es divorciado y está casado por la Iglesia. Y su nombre nunca fue presentado a Roma por lo cual su caída se produjo por una pelea interna en la Cancillería vinculada con su desempeño en la embajada en Brasil. En El Vaticano causó disgusto esa desprolijidad, que se involucrara a la Iglesia en esa supuesta desaprobación, y tampoco gustó que la Casa Rosada dejara trascender que iba a presentar una terna de candidatos cuando se reunieran Alberto Fernández y Francisco, cosa que ocurrirá mañana viernes a las 10.30. El embajador es asunto del país y no del Papa, le hicieron saber al Gobierno desde Roma.

Últimas noticias

Germán Paats: “Es necesario un plan integral de capacitación en lo industrial, agro, servicios y turismo”

El presidente de la Fundación Barbechando, German Paats, aseguró que “no podemos eludir” la necesidad de formular un gran...

Eduardo Sancho: “Hoy en el cooperativismo se necesita capacitar más en las competencias laborales actitudinales”

El presidente de Fecovita adhirió a un plan de capacitación laboral masivo en el país con un consenso en...

Crisis y oportunidad: es urgente reemplazar el asistencialismo por una cultura del trabajo y de las exportaciones

* Por Pascual Albanese, Jorge Castro y Jorge Raventos CRISIS POLÍTICA Y OPORTUNIDAD HISTÓRICA. EN UN SISTEMA POLÍTICO ABSOLUTAMENTE PRESIDENCIALISTA,...

En Olivos, Cristina exigió cambiar urgente todo el gabinete y Alberto dijo que debía ser en noviembre

Esa discrepancia desencadenó la crisis institucional. El apoyo de gobernadores, CGT y movimientos sociales. La visita de Aníbal. ¿Y...

Cristina boicoteó el relanzamiento del FDT, pinchó su salvavidas para noviembre y fuerza a Alberto a romper

Por salvarse de la responsabilidad de la derrota de las PASO del domingo último, la vicepresidenta es capaz de...

Funes de Rioja: “La industria necesita formar gente en las nuevas habilidades que el mercado demanda”

El titular de la UIA apuesta a la cultura del trabajo, en pleno debate sobre cómo transformar planes sociales...
- Publicidad -

Debe leer

- Publicidad-

También podría gustarteRELACIONADO
Recomendado para usted